<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Los microapartamentos: vivir de forma sencilla

  • Lugares con menos de 20 metros cuadrados han sido exitosos por la optimización de cada espacio y menores costos. FOTO sstock
    Lugares con menos de 20 metros cuadrados han sido exitosos por la optimización de cada espacio y menores costos. FOTO sstock
Por Diana Milena Ramírez Hoyos | Publicado el 28 de julio de 2021

La independencia y la posibilidad de ser sostenibles se cuentan entre las ventajas de estas soluciones de vivienda.

Aunque es común que la vida de los sueños se pinte en una casa grande, llena de habitaciones y espacios para disfrutar, el mercado está mostrando que esas ilusiones no encajan en todos los consumidores. Cada vez resulta menos extraña la decisión de pasar la vida en un microapartamento. Incluso, esta se ve como una opción sostenible con el planeta.

A William Vásquez, el asunto le ha resultado bastante cómodo y adaptable a su estilo de vida, pese a haber pasado su infancia, adolescencia y parte de su juventud en la casa de sus padres, en los últimos años ha vivido en apartaestudios y desde octubre dice sentirse muy cómodo en un microapartamento de 15 m2.

“Durante muchos años viví en casas de varias habitaciones, con sala, baño, comedor. Como cada uno tenía su espacio, adaptarme a los pequeños ha sido fácil para mí”, cuenta Vásquez, cuyo miniapartamento está ubicado en el sector de La Castellana.

Parece complejo que alguien se adapte a un espacio pequeño cuando los imaginarios señalan que es imposible vivir en “cajas de fósforos” y tener una vida digna. Pero la verdad es que hoy es una seria opción seria para muchas personas en Colombia.

“Las pequeñas construcciones o miniapartamentos, y el movimiento internacional de las tiny houses (casas diminutas), es una tendencia vista con buenos ojos desde el sector de la construcción para generar una alternativa sostenible, accesible y digna de vivienda. Muchas personas pensábamos que algo mini no cumplía con los estándares de dignidad en cuanto a metros cuadrados, pero hoy pienso que todo es cuestión de diseño”, apunta el arquitecto Andrés Felipe Sierra, magíster en Arquitectura Sostenible.

“Un espacio no es ni digno ni indigno. Es bien aprovechado o mal aprovechado. Venimos de un cambio de cultura. De las casonas gigantescas a los apartamentos, y ahora este otro modelo. Por ser pequeño no quiere decir que es un mal espacio. Un lugar grande también puede ser indigno o insalubre”, destaca el arquitecto constructor Óscar González, gerente de Arttectónico.

En este tipo de espacios cabe lo mínimo: una cama, una cocina, un baño, un clóset y algunos electrodomésticos. Pero incluso los hay aún más micro y algunos solo dan la posibilidad de dormir y guardar la ropa.

Sostenibilidad

El movimiento que busca hacer eficientes los espacios nació en Japón —cuyas construcciones han captado la atención a propósito de los Olímpicos— y poco a poco se ha ido extendiendo en el mundo.

“Básicamente está orientado a personas que no necesitan mucho para vivir y entender cuál es el mínimo que represente esa comodidad en su hábitat”, apunta Sierra.

Los consumidores que buscan proteger el planeta y son conscientes de que la construcción generan grandes impactos ambientales.

“De hecho, las tiny houses son sostenibles. Muchas se desarrollan en madera, un material sostenible que captura el CO2, y se emplea iluminación o ventilación natural, la reducción del impacto de residuos, de consumo eléctrico, de materiales, etc.”, agrega el experto en arquitectura sostenible.

Comodidad y precio

Sin embargo, habitar estos espacios es para otras personas un asunto de practicidad y precio, pues de otra manera no podrían vivir en las ya congestionadas ciudades.

De acuerdo con González, el valor del metro cuadrado en poblaciones como Medellín hace muy difícil el acceso a una primera vivienda a quienes están empezando su vida laboral o profesional, y por eso los pequeños espacios son una opción interesante.

“Se pueden encontrar apartamentos de 30 m2 que son apartaoficinas para personas solas, que trabajan en casa, y con espacios y amoblamiento multifuncional”, explica el arquitecto.

Para Vásquez, tener un espacio pequeño es un asunto de comodidad e independencia, en cuanto ha encontrado la forma de resolver su cotidianidad sin preocuparse por objetos o pagar facturas.

“El valor que pago mensual incluye los servicios y lo ofrecen con parte del mobiliario que uno necesita: cama, televisor, cocina, nevera, baño privado, clóset”, dice. Cuando tiene necesidad de espacio va a la casa de su novia o sale a algún lugar público.

El gerente de Arttectónica asegura que además de aprovechar el metro cuadrado, la buena iluminación, ventilación y amoblamiento son fundamentales. “Cada vez encontramos más opciones de diseño funcional en los muebles; en que la cocina también se convierte en la sala, la cama puede adaptarse en sala o en escritorio”, destaca.

Sin embargo, Vásquez advierte que los miniapartamentos no son una opción para todo el mundo porque se deben seguir reglas de convivencia estrictas.

“En este edificio hay normas como no hacer ruido excesivo después de las once o doce de la noche y no hacer fiestas. Quienes consumen cigarrillo deben hacerlo en zonas habilitadas para ello y la ropa se debe llevar a las lavadoras comunes, en un horario específico”, apunta.

Para William Vásquez sus sueños no están condicionados por un gran espacio y no tendrá problemas en cargar con sus pocas pertenencias cuando sienta deseos de cambiar de casa: ropa, computador, televisor, videojuegos, zapatos, artículos de aseo personal, libros y documentos de trabajo

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS tiny houses LOCALES

La opción de los pequeños espacios no solo es tendencia en las grandes urbes. En espacios abiertos, como el campo, también se están desarrollando tiny houses como una posibilidad muy adaptable al entorno.

Uno de los proyectos locales es Homu, que lidera el arquitecto Sierra. “Es una reflexión desde la eficiencia de la construcción, desde la prefabricación, desde la sostenibilidad de los materiales, desde la consciencia de tener espacios de calidad con pocos metros cuadrados. Básicamente es una experiencia que se puede personalizar, sostenible y articulada con el entorno”.

Cada solución habitacional puede tener un valor de 90 millones de pesos y un área de unos 45 metros cuadrados.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección