<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

No se las pierda: Medellín es un territorio de aves

  • El canto de los azulejos incluye diversos trinos largos y agudos, según el Siamed. FOTO juan antonio sánchez ocampo
    El canto de los azulejos incluye diversos trinos largos y agudos, según el Siamed. FOTO juan antonio sánchez ocampo
  • No se las pierda: Medellín es un territorio de aves
Por carolina tamayo pemberthy | Publicado el 06 de agosto de 2019

La ciudad a veces parece un caos: el ruido en muchas ocasiones opaca el sonido de algunas aves que se encuentran en la zona urbana. No están muy lejos de su casa.

Tal vez pueda ocurrir que si durante el día decide detenerse un momento mientras se dirige al trabajo descubra en el cielo, en la cúspide de un árbol o entre los arbustos de un jardín, un pequeño ser con alas, que además de embellecer el ambiente cumple funciones primordiales dentro del ecosistema.

El Área Metropolitana cuenta con cerca de 510 especies identificadas, algunas de ellas se concentran en el centro y algunos barrios, otras habitan en las zonas boscosas.

No es extraño encontrárselas. Antioquia es uno de los departamento más biodiversos en aves según la Sociedad Antioqueña de Ornitonología (SAO). Asimismo, Colombia ha ganado por tres años consecutivos el primer puesto en avistamiento de aves en la competencia internacional conocida como del Global Big Day.

Por otro lado, cada año en el Valle de Aburrá llegan diferentes especies migratorias que vuelan desde países lejanos.

Las más comunes

Si alguna vez ha caminado por la Avenida Oriental, probablemente haya escuchado el sonido de animales que buscan un espacio en el interior de los árboles.

Se trata de loros, y al observarlos pueden confundirse con las hojas, ya que son de color verde. Edwin Lopera Acevedo, vicepresidente de la SAO, cuenta que siempre andan en grupos y que el alimento suele estar lejos del lugar en el que duermen.

En las calles además puede tomarse con azulejos, conocidos en el mundo científico como Thraupis episcopus. Es común encontrarlos en pareja o grupos, suelen vocalizar con frecuencia y se alimentan de frutas. Se hallan fácilmente en áreas no forestales y con población densa. Explica que se caracterizan por pertenecer a una familia de aves coloridas.

Otro habitante muy común es el sirirí, incluso pueden observarse descansando en cableados. Son de color amarillo y tienden a ser muy territoriales. Son familiares de los bichofué, quienes viven de forma solitaria debido a su temperamento, se explica en la página web del Sistema de Información Ambiental de Medellín (Siamed).

El petirrojo es otro pequeño que habita en los alrededores. Su nombre científico Pyrocephalus rubinus significa “cabeza de fuego como el rubí”. En la zona norte abundan más y poseen gran habilidad para cazar.

Quizás las que más vea en parques y cerca a iglesias son las tórtolas. El especialista señala la sobrepoblación que se tiene, a pesar de que son el alimento de algunos gavilanes conocidos como camineros. Estos son fáciles de reconocer debido a que en su cola tienen entre cuatro a cinco franjas grises.

¿Por qué viven en la ciudad?

Edwin Lopera explica que la mayoría de dichas especies se conocen como generalistas por su alta capacidad de adaptación al ambiente urbano y al impacto que provoca de manera negativa el hombre en el entorno. Por eso resalta que ha sido de gran importancia volver a tener corredores verdes, los cuales cuentan con el alimento para las aves.

Gracias a la recuperación de estas zonas en el río Medellín se han vuelto a ver más aves acuáticas como las garzas o el ibis.

Aunque se habitúan fácilmente, es importante velar por la protección de sectores boscosos para garantizar que cumplan su rol dentro del equilibrio ecosistémico, dice él. Los árboles atraen bichos e insectos, de algunos nacen frutos y todo ello sirve como alimento. Cuentan con una infraestructura para que los polluelos puedan nacer sin problemas en los nidos que construyen.

Las zonas en las que se pueden observar con mayor frecuencia los diferentes pájaros son el cerro El Volador, Cerro Nutibara, Universidad de Antioquia, Universidad Nacional y el Jardín Botánico Joaquín Antonio Uribe.

Lopera señala que la preservación de las especies no solo es una tarea gubernamental y de la SAO, es una responsabilidad ciudadana.

Contexto de la Noticia

antecedentes Las aves deben vivir libres

Hay personas que suelen tener aves como mascotas, debido a su carácter exótico o porque quieren oírlos cantar en la madrugada, pero esto no es debido. Edwin Acevedo explica que cualquier tipo de especie debe estar en su hábitat, no solo por el respeto a la vida del animal, sino por el rol que cumplen dentro de cada ecosistema. “Algunas se encargan de esparcir semillas para que nazcan a futuro nuevas plantas y otras realizan control biológico, ya que se alimentan de algunos bichos que son plagas o que pueden acabar con las hojas y frutos de los árboles”.

Carolina Tamayo Pemberthy

Me gusta leer historias de terror y creo profundamente en el poder transformador del periodismo. Escuchar a las personas es lo que me apasiona de mi profesión. Comunicadora y Periodista en formación de la Corporación Universitaria Lasallista

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección