El cacao, la opción en el Paramillo para dejar la coca

  • El desgrullado o descascarado es una de las actividades vitales para la calidad del producto. En Tarazá se hizo un concurso para premiar los mejores, los de más destreza. FOTO gustavo ospina zapata
    El desgrullado o descascarado es una de las actividades vitales para la calidad del producto. En Tarazá se hizo un concurso para premiar los mejores, los de más destreza. FOTO gustavo ospina zapata
Por Gustavo ospina zapata | Publicado el 14 de diciembre de 2016
En Definitiva

En una zona donde los cultivos ilícitos han dominado como opción para muchas familias, cada día se abre paso la opción del cacao para dejar la ilegalidad y generar progreso en el campo.

Aunque el camino no es fácil, la frontera de los cultivos ilícitos en el Bajo Cauca y la región Nudo de Paramillo parece reducirse cada vez más a partir de la expansión del cacao, que cada día toma más fuerza en el territorio y más campesinos están migrando a este cultivo, que ofrece un futuro de prosperidad, con posibilidades amplias de alcanzar altos niveles de exportación.

Con cacao de esta zona, desde 2014 se han realizado cuatro grandes exportaciones para un total de cerca de 80 toneladas por un valor de 231 mil dólares, más otras 313 toneladas vendidas en el mercado local. En dinero serían más de 1.2 billones de pesos.

Germán Sánchez, director ejecutivo de la Red Nudo de Paramillo, que aglutina a 116 organizaciones de la región, en las que hay plataneros, yuqueros, algodoneros, ganaderos y cacaoteros, entre otras, señala que entre tantas, el cacao es de los productos más promisorios.

“El cacao es el renglón más importante del territorio para llegar al cambio, es el producto de más proyección el que más expectativas genera”.

Advierte que jalonadas por su Red y otras organizaciones de la región, muchos campesinos están tomando voluntariamente la decisión de migrar a este producto.

En ese proceso está Germán Ramiro Posso, residente en la vereda La Primavera, de Tarazá, a donde llegó desplazado de Ituango en 1990. Él se considera uno de los pioneros del cacao en el Bajo Cauca.

Este labriego de 62 años, recuerda que cayó al cultivo obligado por las circunstancias: “fue en el 2009 cuando empecé a sembrar cacao, le aposté a eso sin saber ni porqué, porque a mi vereda llegó una comisión de Naciones Unidas que nos habló y nos motivó a varios de la comunidad para que dejáramos los cultivos ilícitos y los sustituyéramos por cacao. Allá ya habían fumigado con glifosato y a la tierra quemada le tiramos pasto, y cuando llegó la propuesta dije sí y nunca más volví a sembrar coca”.

En su vereda dice que hay 14 familias dedicadas al cacao, pero en las vecinas también muchos campesinos están sembrando el producto, decididos a no abrirle más caminos a la coca.

“Nosotros tuvimos cultivos ilícitos y nos fumigaban cada rato, eso cansaba, vimos que no era una labor para nosotros, y como nos mandaron asesores a enseñarnos la técnica, nos quedamos fieles al cacao”, comenta Noel Correa, también de Tarazá.

A los derivados

Según la Federación Nacional de Cacaoteros -Fedecacao-, en Colombia hay más de 150 mil hectáreas sembradas que producen 54 mil toneladas al año del producto, “un indicador de que los rendimientos necesitan más tecnificación, pues el ideal es que por hectárea se llegue mínimo a los 800 kilos. Hoy los rendimientos son de menos del 40 %”, admitió Fernando Ruiz, directivo de Fedecacao que estuvo en el Festival Agroempresarial del Cacao, en Tarazá, en el marco del cual se lanzaron varias empresas productoras de derivados del fruto, frente al los que se debe apuntar para generar mejores ingresos por su buen mercado en el exterior. El paso lo han dado ya varias organizaciones de la zona.

En Antioquia, son más de 4.000 las hectáreas sembradas de un producto que no ha sido su fuerte y cerca de 3.600 están en el Nudo de Paramillo.

El secretario de Agricultura de Antioquia, Jaime Alberto Garzón Araque, sostiene que la apuesta de la Gobernación, en el marco del proyecto empresarial Antioquia Siembra, “es que los campesinos vean que el cacao deja más riqueza que la coca, que solo siembra pobreza, y que los cultivos ilícitos enriquecen al que comercializa, pero empobrecen al que produce y cultiva”.

Contexto de la Noticia

¿Qué Sigue? un cultivo que se abre paso

ROJO
Aunque poco a poco se va logrando, la historia de los cultivos ilícitos en el Bajo Cauca y el Nudo del Paramillo es larga y movida por intereses de ilegales que aún presionan a las comunidades.

AMARILLO
En la zona ya convergen las organizaciones Red Nudo de Paramillo, Colombia Responde, Chocolate Colombia y la Gobernación, que suman fuerzas para acrecentar la cultura del cacao.

VERDE
En la región hay más de 3.600 hectáreas sembradas con un total de 1.50 familias viviendo del cultivo. Se destacan organizaciones como Asocaval, Acata, Aproaca, Asapa, Activa G-10 e Integrasinú

A FAVOR la demanda crece en el exterior

Cada día toma más auge la demanda de cacao colombiano en el exterior, especialmente en Europa y Asia y la intención en el país no es solo llevar grano sino productos elaborados, como chocolate.

EN CONTRA falta posicionar marca colombia

Un proceso en el que se trabaja es en la creación de la marca Colombia, que el cacao nacional tenga el sello de olor y sabor propio que haga la diferencia. Países como Ecuador nos llevan ventaja en volumen.

chocolate colombia, un impulsor del producto

Uno de los grandes jalonadores del crecimiento del cacao en el país, el Bajo Cauca y el Nudo de Paramillo es Chocolate Colombia, que nace en 2014 para incrementar los volúmenes de exportación. Virginia Pérez Olmos, coordinadora de la planta de transformación, resalta que en dos años son muchos los avances logrados. En 2016, por ejemplo, se empezó a hacer la transformación o producción de derivados. “Se vio la necesidad de organizar una asociación para manejar más volumen, porque hay muchas organizaciones pero cada una maneja volúmenes pequeños y unidos es más fácil tener cacao suficiente para exportar”. La idea es conformar una red de transformadores (procesadoras) para generar más ganancias, dice.

En cáceres, las mujeres ya producen chocolate

Un ejemplo de cómo ha evolucionado la industria del cacao en el Bajo Cauca es Aproaca -Asociación de Productores de Cacao de Cáceres-. Se trata de una organización de mujeres campesinas que vieron en el cacao una opción para producir chocolates. Dina Luz Padilla, una de sus integrantes, recuerda que en su localidad hay unas 120 familias sembrando cacao y como el producto ha tomado auge, un grupo de mujeres pensó en crear empresa a partir de la mazorca. “Llevamos dos años trabajando, somos cinco madres cabeza de hogar y formamos la planta, en la que transformamos el grano”. La fábrica produce manjar de cacao, chocolate de mesa con clavos, canela y azúcar y otros derivados fabricados ecológicamente.

Exportan cacao con poderes medicinales

Un gran innovador del cacao es Juan Antonio Espinosa, agrólogo con doctorado en agroecología de la U. de Antioquia, quien creó la empresa Cacao Vital, una marca de productos nutrasépticos con base de cacao, benéficos para pacientes depresivos o con problemas cardiovasculares y de aprendizaje. Para originar su producto, un bombón de cacao sin azúcar y nutrientes, Juan Antonio recorrió varios países donde se produce o se consumen altas cantidades de cacao. “El resultado de todo fue una conclusión: en el mundo más personas quieren consumir cacao sin tener problemas de salud, hay más de 300 registros médicos que le atribuyen poderes medicinales y así creé mi producto”. Cacao Vital ha exportado 15.000 cajas a Canadá.

pasar al mercadeo para generar más ganancias

Entre las muchas aristas que tiene un mercado en expansión están la promoción y publicidad, algo en lo que poco piensan los campesinos, que solo lo cultivan y lo venden a intermediarios de la cadena. Pensando en esto nació Ynasu, una compañía australiana que crea vínculos directos entre productores y compradores en el exterior. Es una central de internet en la que las empresas cacaoteras promocionan y ofrecen sus productos para darles un valor agregado. Sus creadores, Edouard Kaiflin (suizo) y Karlu Chu (australiano) recorren los cultivos del país, graban videos y registran imágenes y de cada entidad o asociación ligada al producto se montarán portales que facilitarán el contacto productor-comprador. Los portales no tendrán costo.

Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección