Medellín tendría 500 taxis eléctricos en 2018

  • FOTO ROBINSON SÁENZ
    FOTO ROBINSON SÁENZ
Diego Zambrano Benavides | Publicado el 26 de diciembre de 2017
1.500

taxis eléctricos llegarían a la capital antioqueña en un lapso de tres años.

24

estaciones de carga para vehículos eléctricos tendrá Medellín al finalizar 2017.

en definitiva

Medellín cerrará este año con 24 estaciones de carga para vehículos eléctricos. Además, EPM destinará recursos en 2018 para instalar cargadores exclusivos para taxis en centros de acopio.

El impulso que EPM le ha dado a la movilidad sostenible en Medellín, también tiene como objetivo transformar el transporte público urbano. Además del primer bus que funciona sin combustión y ya se mueve por la ciudad, ahora se proyecta que a 2020 rueden por las calles de la capital antioqueña al menos 1.500 taxis eléctricos.

Para ello, avanzan las reuniones entre la Secretaría de Movilidad de Medellín, EPM y la empresa Coopebombas, una cooperativa que cuenta con más de 6.500 taxis registrados y que lidera este proyecto. Esta empresa recibirá seis vehículos para ensayar desempeño, autonomía y grado de aceptación de los usuarios.

“Es una especie de comodato. Con estos taxis veremos cuánto consumen de electricidad, cómo les va con la topografía de la ciudad, y cuánto cuesta el mantenimiento. Adicional iremos viendo el tema de cómo funcionaría la tarjeta de operación”, manifestó Jorge Olano, subgerente de Coopebombas.

Por su parte, Santiago Díaz, gerente de Ofertas Comerciales de EPM, explicó que la llegada de los primeros 500 taxis sería en el segundo semestre del 2018, cuando finalice el estudio del modelo de financiación, el remplazo de parte de la flota existente por los nuevos vehículos y la operación de estos. En 2019 llegarán otros 500 y los últimos arribarían en 2020.

Le puede interesar: Conozca dónde puede cargar su vehículo eléctrico en el Valle de Aburrá

Financiación

Kia, Renault y BYD son las tres marcas de vehículos que se interesaron en hacer parte de este proyecto. Algunos de sus modelos de automóviles oscilan entre los 85 y los 100 millones de pesos, por lo cual para muchos taxistas la preocupación es conocer las facilidades que tendrán para adquirir los taxis eléctricos.

“Nosotros queremos que lleguen porque Medellín es innovadora, no le tenemos miedo a la modernización. Lo único que queremos es que se socialice bien y que su implementación sea de manera equitativa, justa y en el marco de la ley”, expresó Darío Duque, presidente de la agremiación Taxistas Presentes.

Un cupo para prestar el servicio asciende a los 70 millones de pesos, por lo cual en las reuniones en las que también participa Fenalco, se han lanzado propuestas como que los taxistas tengan el mismo cupo que con su carro de combustión sin necesidad de adquirir uno nuevo para el vehículo.

“Se trata de un esquema de transición que permitiría a los taxistas pagar el crédito del vehículo nuevo con las utilidades del carro de gasolina”, señaló Díaz.

Además, la Alcaldía de Medellín y la Financiera del Desarrollo Territorial (Findeter), estudian la viabilidad de otorgar créditos con interés del 0 % para que los taxistas adquieran estos vehículos.

Chatarrización

El objetivo del proyecto no es aumentar la flota de taxis en Medellín, que según registros de la Secretaría de Movilidad está en alrededor de 22.000 vehículos y que en el Aburrá el Área Metropolitana calculaba en 2014 en más de 41.000.

Olano aclaró que los 1.500 carros eléctricos reemplazarían en un plazo de tres años a taxis con modelos de fabricación de más de 10 años de antigüedad.

Esta idea la defendió Duque, quien observó que la demanda en la ciudad es suficiente. “Que la movilidad que tiene Medellín no deja trabajar es otra cosa, pero no hay necesidad de incrementar la capacidad transportadora”, dijo.

EPM informó que aparte de Coopebombas también están trabajando con ocho empresas de taxis, entre las cuales se destacan Tax Individual y Tax Belén, y todas persiguen el mismo objetivo de contribuir para mejorar de la calidad el aire de la ciudad.

“Los nuevos taxis no generarán emisiones. La chatarrización es fundamental para disminuir la cantidad de material particulado que es lo que estamos necesitando en el Aburrá”, comentó Díaz.

Lea también: Buses eléctricos chinos quieren operar en Medellín

Autonomía e infraestructura

Al finalizar el 2017, la ciudad y su área metropolitana contarán con 24 estaciones de carga para vehículos eléctricos, 20 de EPM y 4 de Celsia, que tienen capacidad para atender al menos a 5.000 automotores.

Sin embargo, pensando en dar prioridad al servicio público, EPM incluyó recursos dentro de su presupuesto de 2018 que serán destinados para instalar cargadores exclusivos para taxistas en centros de acopio.

Aunque la cifra de 1.500 vehículos le parece un poco ambiciosa, Andrés Emiro Díez, experto en movilidad sostenible, consideró que la infraestructura es adecuada en la ciudad.

“Existe el modelo de carga doméstica, que EPM instala en las viviendas de los propietarios. Esto será fundamental para que este proyecto tenga éxito”, comentó Díez.

Agregó que varios modelos de carros en el mercado tienen una autonomía cercana a los 350 kilómetros con la carga completa, lo cual es suficiente para el promedio de recorrido de un taxista en la ciudad, que está entre los 200 y 250 kilómetros.

“No se debe descartar que los vehículos sean incluso de rango extendido, o sea que combinen electricidad y gasolina. En Londres funciona así y cuando los taxistas necesitan hacer recorridos más largos, pasan a combustión sin problema”, concluyó.

Contexto de la Noticia

ANTECEDENTES en bogotá hubo problemas

En la capital colombiana el proyecto de taxis eléctricos está vigente a 2022. No obstante, de los 50 taxistas que se inscribieron desde 2013 para participar de la iniciativa, en marzo de este año solo quedaban 43 conductores. El experto Andrés Emiro Díez puso sobre la mesa esta problemática y mencionó que en Bogotá eran largas las filas en los pocos sitios de carga pública habilitados. La administración de Enrique Peñalosa derogó el año pasado un decreto de 2015 que obligaba a que la renovación de taxis se hiciera por vehículos cero emisiones. Se argumentó que la ciudad no tenía capacidad para ese cambio.

Diego Zambrano Benavides

Periodista de la Universidad de Antioquia interesado en temas políticos y culturales. Mi bandera: escribir siempre y llevar la vida al ritmo de la salsa y el rock.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección