Vea todas las fotos del reinado
CEREMONIA DE ELECCIÓN Y CORONACIÓN

El grupo de las cinco finalistas se podría decir que estaba listo desde la primera salida, pues los puntajes iniciales las ubicaron en los mismos lugares que finalmente ocuparon. En la foto: San Andrés, Atlántico, Antioquia, Norte de Santander y Valle.


La señorita Valle, Diana Arbeláez, es la nueva Virreina nacional.


Antioquia, Tatiana Bastidas, fue elegida como primera princesa.


San Andrés y Providencia, Paola Andra Gallardo, quedó entre las cinco finalistas, y fue elegida como segunda princesa.


La sorpresa de la noche fue la elección, dentro de las cinco finalistas, fue la señorita Norte de Santander, Diana Cepeda. El jurado la eligió tercera princesa.
 
Un regalo para Atlántico

Adriana Tarud ganó sobrada el título de Señorita Colombia.
Antioquia fue elegida primera princesa. Tatiana se destacó en el grupo.

Por
Beatriz Arango Sepúlveda
Enviada especial, Cartagena

La noche fue para Atlántico. Desde la apertura de la ceremonia de elección, las notas alegres de la Banda Infantil Baranoa presagiaron el triunfo de su candidata, Adriana Cecilia Tarud Durán, hoy la nueva Señorita Colombia.

Fue un regalo para un pueblo que quería anticipar su Carnaval de Barranquilla y celebrar de la mano de la recién elegida los 100 años de la erección de Atlántico como departamento.

Al filo de la medianoche, el jurado dio la razón al favoritismo que despertó Adriana desde su llegada a Cartagena. Sus ojos verdes, su cuerpo armonioso y su actitud de reina la montaron siempre en el podio de las seguras finalistas.

Anoche, en sus desfiles en traje de baño y de gala, éste último un diseño de Alfredo Barraza, Adriana sacó la máxima nota que dio el jurado: 9,9 sobre 10.

Así que sólo era esperar quiénes de las 21 candidatas compartirían con ella el honor de estar entre las finalistas. La hora llegó y fue Diana Arbeláez, del Valle, la que se quedó con el título de virreina.

Antioquia, con Tatiana Bastidas, tuvo que conformarse con ser la primera princesa, el mismo lugar que alcanzó el año pasado Mónica María Jaramillo.

Y para completar el cuadro de finalistas, el jurado nombró segunda princesa a Paola Andrea Gallardo, de San Andrés, y a Diana Milena Cepeda, de Norte de Santander, como tercera princesa, la sorpresa de la noche por cuanto esta candidata nunca sonó como posible sucesora de Catherine Daza.

Sin embargo, el nombre de las cuatro finalistas estaba dado porque los puntajes que sacaron en la prueba de traje de baño y de gala no variaron en su clasificación.

Una mujer segura
Desde el principio, Adriana se montó en el cuento de ser la nueva Señorita Colombia.

Ella, ingeniera industrial con estudios en Estados Unidos, tiene belleza, clase y soltura, elementos clave en la hoja de vida de una reina.

Una meta a lograr. Así veía Adriana el concurso de Señorita Colombia. Y la certeza que tiene en su capacidad de lograr lo que se propone, le daba seguridad. Nunca dudó, pero tampoco se le vio sobrada. Incluso tiene la genuina capacidad de reírse de sus defectos, porque pese a su belleza indiscutible sabe que no es fotogénica y que las imágenes no reflejan su real belleza.

Todo lo que le llegaba, lo recibía: el premio a la mejor figura Bodytech, el título de la reina madre, que logró su mamá Cecilia Durán bailando flamenco, y el mejor traje de fantasía, que le diseñó Alfredo Barraza.

Tatiana, la belleza real
Por su parte Antioquia, con Tatiana Bastidas, fue la hija de un reality. Durante dos meses, fuimos testigos a través del canal Teleantioquia, de su formación, de las debilidades que superaba y las fortalezas que demostraba en cada prueba.

En mayo pasado, cuando se inscribió en el Palacio de Exposiciones al programa Antioquia Belleza Real, que organizó la primera dama, Claudia Márquez, con la Corporación de Belleza de Antioquia (CBA), a Tatiana se le notaban las ganas.

Y ese es un elemento que ella destaca antes que su belleza: la responsabilidad y las ganas de hacer las cosas. Y bien que se le notan el empeño y la obstinación.

Su belleza es evidente. La suya es una belleza clásica, tranquila, de ojos enormes y expresivos y sonrisa sincera. El cuerpo pasó todas las pruebas. Piernas y brazos largos, piel sana y armonía en el conjunto. Un cuerpo que dejó ver con un manejo impecable de la pasarela.

Adriana sabía a qué iba a Cartagena
Adriana Cecila Tarud Durán fue nombrada por decreto por la Gobernación del Atlántico.

Regresó al país, después de vivir varios años en Estados Unidos, para asumir ese reto.

Reconoce que lo que más le admiran es su sencillez y conjunto armonioso. Al quirófano fue para buscar un arreglo "mínimo" de su nariz. Acepta que es desordenada para ciertas cosas, pero muy exigente en su vida personal.



Directora: Ana Mercedes Gómez Martínez | Gerente: Luis Miguel de Bedout Hernández | Producción: Medios Electrónicos
Para visualizar nuestro sitio recomendamos utilizar navegador Internet Explorer 4.0 o superior y una resolución mínima de 800 x 600
Inicio EL COLOMBIANO Inicio Concurso Nacional de Belleza