Whisky ¿puro, con hielo o en cóctel?

  • De acuerdo a sus características de sabor hay opciones diferentes de maridaje. Foto: SStock
    De acuerdo a sus características de sabor hay opciones diferentes de maridaje. Foto: SStock
Revista Paladares | Publicado el 19 de julio de 2018
En Definitiva

El whisky no madura en la botella, solo en el barril. La edad se da entre el tiempo de destilación y el embotellamiento.

Aquí vamos a hablar del whisky (aunque ya está aprobado por la RAE escribir y decir güisqui), la palabra de origen gaélico que significa “agua de vida” y que evoca ese trago acaramelado, que es sinónimo de personajes legendarios como el James Bond que protagonizó Sean Connery. Si bien este destilado de malta se encuentra en múltiples versiones y marcas, un buen trago se reconoce por el proceso de envejecimiento en “barricas buenas y por las manos del master taster (maestro catador)”, dice Christiano Protti, embajador para Latinoamérica de Glenfiddich Single Malt. De hecho, “no necesitas beber para saber si un trago es bueno o no. La primera cosa que tienes que percibir es el aroma; este es el 90% del whisky”.

¿Tomarlo puro o sin agua? He ahí un dilema común. Adriana Obando, actual Brand Manager de la casa William Grant and Sons, explica que tomarlo con hielo no está mal. “En Escocia el whisky se toma puro y comúnmente es utilizado para calentarse. Es tal vez una de las razones por las que se generaliza que la manera correcta es tomarlo puro, lo que no indica que beberlo con hielo esté mal”.

Aclara que luego de salir de barricas, donde se madura y llega al proceso de embotellado, se mezcla con agua. En el mercado, las botellas incluyen una concentración de licor del 40% y un 60% corresponde al agua. Así que con el hielo los sabores se tornan más suaves cuando este se derrite. La recomendación es que los cubos sean grandes para que se diluyan lentamente, enfriándolo sin aguarlo. “Usar hielo es una decisión personal, sin olvidar que el agua puede desvanecer características fuertes y atractivas para el paladar”, remata Adriana.

Identifíquelos según su origen

Irlandés. Su elaboración es similar al escocés, pero sin el sabor ahumado característico dado por la turba, otra diferencia es que se destila tres veces. Se produce con base en el destilado de la fermentación de cebada.

Americano. Debe ser elaborado según la ley nacional, a base de maíz en una concentración superior al 51% y generalmente al 70%. Existen dos clases: Tennessee y Bourbon. No tiene restricción de tiempo de maduración.

Canadiense. Es más suave y ligero que otros estilos. Una característica es el uso de centeno malteado, que le da más sabor y suavidad. El destilado debe permanecer mínimo 3 años en barricas de roble, nuevas, usadas o tostadas.

Escocés. Cuenta con cinco clases de este destilado. La mayoría son elaborados a partir de la mezcla de varios whiskies de malta y grano. El 90% del consumo del whisky en este país es single malt, hecho a base de una sola malta.

Japonés. Es el más parecido al escocés, tanto en el proceso de producción como en sus características. Sin embargo, todos los whiskies blended hacen parte de la misma destilería.

(También le puede interesar: Ginebra, el licor espirituoso del momento)

Las fases clave por las que pasa en su proceso de elaboración son la obtención de la materia prima, los granos de los cereales, entre los que se destacan el centeno, el maíz, el trigo y la cebada; la fermentación, por un proceso en el que el mosto obtenido se transforma en un líquido con cerca de 5 a 10% de contenido alcohólico; la destilación artesanal, que consiste en calentar un líquido hasta que sus componentes más volátiles pasen a la fase de vapor, a continuación se enfría el vapor para recuperar dichos componentes en forma líquida por medio de la condensación (o también puede hacerse por destilación continua o industrial); el embotellado, por el que los whiskies que resultan del añejamiento se embotellan o mezclan para crear los diferentes tipos de destilado, y el añejamiento en el que el whisky que se obtiene del proceso de destilación es incoloro y añejado en barricas de roble o algunas veces el proceso se realiza en barricas que albergaron vino, como el jerez, el oporto o bourbon.

Aquí, algunas ideas de cócteles con whisky como ingrediente estrella.

Azúcar Morena

Ingredientes

115 ml de Johnnie Walker Black Label Blended Scotch

70 ml de cola

1 cda de azúcar morena

1 und de espiral de lima

Preparación: Añadir Johnnie Walker etiqueta negra, gaseosa de crema y batir. Bordear el vaso con azúcar morena. Servir en las rocas. Decorar con lima.

Black Beauty

Ingredientes

25 ml de Crown Royal Black Blended Canadian Whisky

15 ml de triple sec

1 cdita de granada

100 ml de soda

Preparación: Llenar un vaso alto con hielo. Añadir los primeros tres ingredientes. Llenar con soda y decorar con una lima.

Buchanan’s Carnaval

Ingredientes

25 ml de Buchanan’s Deluxe

15 ml de crema de whisky

Preparación: Añadir Buchanan’s y crema de whisky a un vaso lleno de hielo. Decorar con una cáscara de naranja.

Fuente: Leonardo Arias Martínez, bartender y embajador de marca Diageo.

* Prohíbase el expendio de bebidas embriagantes a menores de edad y a mujeres embarazadas. El exceso de alcohol es perjudicial para la salud.

Contexto de la Noticia

Para saber más Distintos sabores

- El dulce y fresco

Si se tiene un whisky con estas características, el maridaje ideal se logra al combinarlo con un ceviche y recetas que perduren en el paladar sin ser muy recargadas.

Para encontrar el equilibrio, es importante tener en cuenta las características de aroma, textura, olor y sabor entre el tipo de whisky y los alimentos a consumir.

- El intenso y cálido

Los whiskies con niveles de sensación de maderas, especies y canela, se recomiendan acompañar con carne preparada al carbón o a la parrilla. Otra opción, los postres con frutos secos.

Natalia Estefanía Botero

Periodista y editora de Revistas. La curiosidad es un buen punto de partida para hacer preguntas

Revista Paladares

La magia de los ingredientes, recetas e historias que llenan de sabor nuestras cocinas inspiran las páginas de Paladares, una revista que circula cada mes para suscriptores de El Colombiano.

Isabel Vallejo Jiménez

Periodista de la unidad de Revistas de El Colombiano. Manizaleña de corazón; prefiero el clima frío, las bebidas bien calientes y pasar tiempo en familia.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección