<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Hay 800 mil árboles más en el Valle de Aburrá

  • La avenida Oriental, en Medellín, es uno de los 30 corredores verdes definidos para reverdecer la zona urbana y lograr conectividad ecológica con las cuencas hídricas. FOTO jaime pérez munévar
    La avenida Oriental, en Medellín, es uno de los 30 corredores verdes definidos para reverdecer la zona urbana y lograr conectividad ecológica con las cuencas hídricas. FOTO jaime pérez munévar
Por gustavo ospina zapata | Publicado el 22 de mayo de 2019
Infografía
Hay 800 mil árboles más en el Valle de Aburrá
25

mil millones de pesos ha invertido el Amva en este proyecto subregional.

en definitiva

Cada municipio de la subregión eligió la zona para la siembra de árboles, teniendo en cuenta áreas protegidas y reforestación de microcuencas. En Medellín incluyó vías y corredores verdes.

De la meta de sembrar un millón de árboles entre 2016 y 2019 que se trazó el Área Metropolitana del Valle de Aburrá (Amva) ya se plantaron 800 mil, lo que indica que se llegará al objetivo planteado para la subregión metropolitana.

Según el director del Amva, Eugenio Prieto Soto, “lo más importante es que estamos generando conciencia; que la ciudadanía, las empresas, las organizaciones sociales y la institucionalidad pública y privada están tomando iniciativas, se está desatando un espíritu de sembrar, cuidar, proteger y preservar”.

La autoridad reportó que de los 800.000 árboles sembrados hasta ahora, 419.318 fueron plantados en suelo rural, 330.460 en el perímetro urbano y solo 50.222 en el área urbana metropolitana.

Para Alejandro Álvarez Vanegas, profesor de Ingeniería de Procesos y coordinador de Cultura Ambiental de Eafit, un diagnóstico preliminar hace evidente que la ciudad también necesita el componente verde en sus comunas.

Destacó que las siembras en un 50 % se hagan en la ruralidad, por su importancia en la cadena de servicios ecosistémicos que presta, pero los barrios se deben reverdecer para favorecer la disminución de la sensación térmica, conectividad ecológica y componente estético. “Además, se debe hacer un esfuerzo por mantener los árboles existentes y unirlos con el actual modelo de desarrollo que está prescindiendo de los árboles. Una mejor ciudad requiere de más de estos individuos”, dijo.

El biólogo y exdiputado ambientalista Edinson Muñoz Ciro, integrante de la Fundación Con Vida, aseguró que los árboles son reguladores de hábitats de fauna, por lo que se deben evitar las talas.

En los diez municipios

Cada localidad definió zonas, tareas y planes según las necesidades y los lugares y áreas a proteger. El compromiso de los alcaldes es comprar predios para proteger cuencas hídricas, teniendo en cuenta que el Plan Siembra va acompañado del Plan Quebradas, que incluye la intervención de 19 de estos afluentes.

“Los árboles y los bosques brindan un sinnúmero de bienes y servicios ambientales que permiten la sostenibilidad de la vida y los territorios”, señaló Prieto.

Según los reportes de lo realizado, en Copacabana se priorizaron la Ciudadela de la Vida y las quebradas La Chuscala y Piedras Blancas. En Girardota se eligieron zonas urbanas y predios rurales: “Todo esto hay que aprovecharlo, porque son zonas donde hay nacimientos de aguas y microcuencas”, expresó Diana Moreno, subsecretaria del Medio Ambiente de Girardota.

En Bello, el secretario del Medio Ambiente, Oswaldo Isaza, en su reporte al Amva, señaló que allí se hizo un censo del arbolado urbano, que arrojó un total de 26.000 individuos a los que se les hizo mantenimiento. Además, se identificaron 200 predios para siembras y se abocó la restauración ecológica del cerro Quitasol.

En Barbosa y en Sabaneta, afectadas por una ola urbanizadora, los árboles compensan la pérdida de territorio verde. En Caldas, el foco se puso en el Alto San Miguel, declarado Distrito de Manejo Integrado y zona protegida, por ser allí donde nace el río Medellín, con 53 especies de mamíferos y 162 de aves.

En La Estrella, la meta impuesta es sembrar 80 mil en la reserva de El Romeral, que conecta con el humedal Ditaires, resaltó Ana María Sánchez, de la Secretaría de Planeación.

En Envigado se hizo la declaratoria como áreas protegidas del Parque Ambiental la Heliodora y el Humedal El Trianón, “dos corredores estratégicos de conectividad de flora y fauna en un territorio de 22 hectáreas urbanas”, destacó César Mora Arias, secretario del Medio Ambiente.

En Itagüí, el beneficio lo recibe el Humedal Ditaires, que allí cubre 10,7 hectáreas, con conectividad a El Romeral y el Pico del Manzanillo.

Falta más verde

Muñoz Ciro destacó el cumplimiento de la meta, que avanza con el compromiso de toda la institucionalidad. “Hay que destacar la siembra de especies nativas y la articulación con corredores verdes (especialmente en Medellín), ya que los árboles, cuando forman masa, son contenedores de partículas contaminantes como las PM 2,5”, dijo.

Los árboles son sumideros de carbono al absorberlo en forma de CO2, fijarlo como biomasa y producir oxígeno, “y así ayudan a la depuración de partículas nocivas producto de la actividad antrópica y uso de combustibles convencionales por medio de la remoción de contaminantes dispersos en el ambiente que causan grandes problemas a la salud”, resaltó Prieto.

“En Medellín hay un promedio de 2.5 m2 de espacio público por habitante, cuando la OMS recomienda entre 9 y 15 m2, por eso no se debe dejar de sembrar, porque por mucho que se haga en este sentido siempre será insuficiente”, añadió .

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS especies nativas urbanas y periurbanas

A las críticas en el sentido de que en este plan se han sembrado chamizos o árboles decorativos, el Área Metropolitana ha respondido que en los distintos territorios se han plantado 20 especies urbanas y periurbanas, entre las que se destacan robles, guayacanes, cedros y pinos. Gracias a esto, en la ciudad ha retornado fauna que había desaparecido del territorio y la prueba es que ya ha sido avistada un águila crestada, considerada en peligro de extinción y de la que no se tenía registro desde 2012. Solo en Medellín, según la Secretaría del Medio Ambiente, se alberga al 25% de las aves del país (445 especies), el 19% de los mamíferos y el 10 por ciento de las plantas vasculares (que presentan vasos conductores por donde circulan agua, nutrientes y minerales). También se han ejercido controles a la deforestación y a las quemas arbóreas.

Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección