<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Lluvia no para: el fin de semana causó emergencias en 9 municipios

Un anciano de El Bagre que había sido mordido por una serpiente en medio de una inundación murió en un hospital de Medellín. Van más de 173 mil personas afectadas.

  • La última gran inundación en el Valle de Aburrá se registró el pasado 15 de octubre en el municipio de Caldas, donde 10 familias con 52 personas lo perdieron todo. FOTO carlos velásquez
    La última gran inundación en el Valle de Aburrá se registró el pasado 15 de octubre en el municipio de Caldas, donde 10 familias con 52 personas lo perdieron todo. FOTO carlos velásquez
Publicado el 01 de noviembre de 2022

Por gustavo ospina zapata

Las últimas estadísticas del Dagran (organismo de atención de emergencias de Antioquia) indican que este año en el departamento han muerto 61 personas por eventos asociados con las lluvias, como deslizamientos, avalanchas o crecientes súbitas, pero en el país donde todo ocurre hay víctimas que no quedan en los registros a pesar de que la muerte les llegó por la misma causa.

Este fue el caso de Ramón Valle, un anciano de 97 años residente en El Bagre y quien falleció este fin de semana en un hospital de Medellín tras ser mordido por una serpiente. Lo particular del hecho, que ocurrió a finales de septiembre, es que el animal que lo atacó llegó a su casa arrastrado por la corriente del río, el cual se desbordó y penetró a las viviendas y edificaciones de la zona urbana.

61
personas han muerto este año por fenómenos asociados a lluvias en Antioquia.

Don Ramón estaba en ese momento con una de sus hijas y ambos pudieron escaparse de las aguas para evitar morir ahogados. Pero de lo que no pudo salvarse este abuelo de diez nietos fue de la culebra, que le mordió una de sus piernas y a pesar de la lucha en los quirófanos, su deceso llegó tras un largo proceso de cirugías y cuidados tanto de los galenos como de la familia.

Yaneth Valle, una de sus hijas de un total de seis, contó que si no hubiera ocurrido esa inundación su padre no habría fallecido. “El agua le llegó a la propia casa y la serpiente lo mordió, en el hospital de acá no pudieron hacerle nada y lo mandaron para la León XIII (Medellín), donde le rasparon la carne, que se había puesto negra y cada día estaba peor, hasta que le amputaron la pierna”, relató a EL COLOMBIANO mientras estaba en la velación de su padre, que era un hombre muy querido y reconocido en el pueblo.

Yaneth se queja de que tras la última cirugía Ramón perdió el movimiento y la lucidez. Dice que quedó insatisfecha con la atención médica y cuenta que aunque el centro médico iba a practicarle otra operación, la familia no quiso exponerlo a más sufrimientos y no aceptó nuevas intervenciones. “Se lo encomendamos a Dios antes que verlo como un vegetal, amputado y sufriendo en una cama”, expresó. El pesar la embarga, pues Ramón tenía mucha vitalidad aunque estaba cerca de llegar a los 100 años de vida.

Agitado fin de semana

La historia de Ramón Valle es un reflejo de las tragedias que ha dejado el invierno en Antioquia durante este año, ya que no hay día en el que los organismos de atención de emergencias y gestión del riesgo no reporten algún hecho nuevo.

Este fin de semana las lluvias tampoco dieron tregua y dejaron la marca de su paso por distintas regiones de Antioquia. El Dagran (Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres de Antioquia) reportó deslizamientos, inundaciones, crecientes súbitas y avenidas torrenciales en varias regiones, con los peores impactos en los municipios de El Bagre, Abriaquí, Yondó, Montebello, Rionegro y Caicedo.

En El Bagre (Bajo Cauca), 800 familias resultaron afectadas por una inundación. El corregimiento Puerto López sufrió un deslizamiento y ayer había varias familias en riesgo por un posible represamiento.

En Caicedo (Occidente) se presentaron dos inundaciones: una el sábado en la tarde y otra en la madrugada del domingo con epicentro en la vereda Anocosca, sector El Rodeíto, fruto de las cuales una vivienda colapsó y otra quedó afectada. El alcalde local, Miguel Martínez, confirmó que el desastre no dejó víctimas, pero sí destruyó el acueducto veredal, dañó la vía de acceso a la vereda y arrasó cultivos.

“Hay afectaciones en la vía que comunica con Santa Fe de Antioquia”, precisó al tiempo que pidió apoyo de las autoridades departamentales para atender la situación, ya que hay 9 personas damnificadas y 90 afectadas.

Otro foco de la temporada lluviosa fue Rionegro (Oriente), donde inundaciones en el barrio La Playita afectaron 350 viviendas y 50 locales comerciales con 530 personas damnificadas, según informó el alcalde, Rodrigo Hernández. Allí, desde las subsecretarías de Gobierno y Gestión del Riesgo se llevaron ayudas como cobijas, colchones y mercados a 80 familias damnificadas.

En el Suroeste, la vía que comunica a Betulia y Urrao quedó bloqueada por otro derrumbe en el sector El Seis. La emergencia afectó los cultivos de café en la zona en plena temporada de cosecha.

En Abriaquí (Occidente) ocurrió una avenida torrencial la cual afectó los inmuebles de seis familias que, según el Dagran, habían recibido previamente una recomendación de evacuación temporal.

La telaraña de impactos por el invierno se extendió al Magdalena Medio, donde se registró el desbordamiento del río Yondó, en Yondó. Este fenómeno impactó la vereda La Rompida, donde colapsó un dique y causó inundaciones.

El recorrido también extendió una espuela en Montebello (Suroeste), con una avenida torrencial que causó afectaciones directas en dos viviendas. En la vereda La Merced se recomendó la evacuación definitiva de 47 familias. En Salgar (Suoreste) se desplomó el techo del palacio municipal.

En Barbosa (norte del Valle de Aburrá) tuvo lugar un deslizamiento que bloqueó el corredor vial que conecta con el municipio de Santo Domingo.

Según el Dagran, este año se han presentado 560 eventos asociados a lluvias que han dejado 48.579 familias damnificadas, 173.134 afectadas y 426 viviendas con colapso total n

Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección