<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Sin cable, en Palmitas ya no tienen cómo sacar la carga e ir a la escuela

  • El teleférico de Palmitas es operado por Terminales Medellín, tiene tres estaciones que se encuentran a 900 metros de distancia entre ellas, a una altura de 200 metros. FOTO RóBINSON SÁENZ
    El teleférico de Palmitas es operado por Terminales Medellín, tiene tres estaciones que se encuentran a 900 metros de distancia entre ellas, a una altura de 200 metros. FOTO RóBINSON SÁENZ
Por DIEGO ZAMBRANO BENAVIDES | Publicado el 05 de julio de 2018

Después del susto que vivieron el pasado 24 de junio cuatro personas en el teleférico de San Sebastián de Palmitas, luego de que una cabina quedó suspendida en el aire, la comunidad rural de este corregimiento de Medellín ahora sufre por no tener un sistema que desde hace siete años se convirtió en su principal medio de transporte.

Con el cierre, cerca de 1.000 pobladores de las veredas La Frisola y La Sucia ya no pueden sacar sus cosechas en el cable, de manera gratuita, hasta el segundo centro poblado de este territorio, La Aldea, para luego comercializarlas; los niños, que recorrían un trayecto de 15 minutos, ahora deben recorrer más de dos horas de camino para llegar a la escuela, por lo que deben salir de casa al amanecer y regresan al caer la noche.

Ahora tendrán que esperar, pues la Secretaría de Infraestructura de Medellín informó que durante esta semana analizarán entre una baraja de entidades y empresas para elegir la más idónea, que será la encargada de hacer el estudio que determine las causas de la falla del cableado y evaluar el estado del resto del sistema.

No hay fecha de reapertura, pero Orlando Franco, vicepresidente de la Junta de Acción Comunal de La Sucia, sospecha que la reparación puede tardar al menos seis meses.

“Mientras tanto la mitad de los 30 niños que estudian en la zona dejaron de ir a clase porque les queda muy difícil el transporte”, reveló.

Los productores agrícolas también presentan pérdidas luego de una semana y media del incidente. Las cargas de un producto como el mango que venden a $4.000, indicó Franco, ya no se sacan de las veredas porque un viaje en mula, alternativa del cable, cuesta $15.000.

Lucy Celis comentó que no se justifica sacar del campo un bulto de limones por el que solo obtiene $16.000 si el transporte sale tan costoso.

“Nosotros prácticamente nos acostumbraron a vivir con el cable. No solo era para sacar las cosechas, sino que por ahí se transportaba a enfermos o adultos mayores”, expresó Celis.

Sin certezas

La secretaria de Infraestructura Paula Palacio manifestó que aún es apresurado dar una fecha de reapertura o costos de la reparación, que son datos que saldrán de la valoración que están desarrollando con expertos.

En esa tarea trabajan con el acompañamiento del Metro y de Terminales de Medellín, empresa que opera el cable; además de las visitas con la aseguradora que podría cubrir los gastos del daño.

Por otro lado, aunque líderes como Franco se mostraron dispuestos a pagar un pasaje por viajar en teleférico, la funcionaria dijo que por ahora seguirá siendo gratuito pues el costo anual de mantenimiento asciende a los $1.200 millones y es impensable que la cifra pueda ser asumida por los pobladores que usan el sistema.

Adicionalmente, Palacio confirmó que la ampliación del sistema (ver Paréntesis) fue descartada por el alto costo que dio el estudio de prefactibilidad.

Contexto de la Noticia

Paréntesis LA DEUDA PARA ampliar el cable

Tan importante es este medio de transporte aéreo para la población rural del corregimiento que desde 2013 reclaman la construcción del tramo faltante del teleférico para conectar con el casco urbano. En marzo del año pasado el Metro entregó estudios de viabilidad del proyecto que costaría $25.000 millones. De esta manera, el cable no solo llegaría hasta el sector La Aldea sino que iría hasta Palmitas. En octubre de 2017, la comunidad expresó que estaba dispuesta a priorizar $4.000 millones del presupuesto participativo para costear la operación anual del sistema.

Diego Zambrano Benavides

Periodista de la Universidad de Antioquia interesado en temas políticos y culturales. Mi bandera: escribir siempre y llevar la vida al ritmo de la salsa y el rock.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección