<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

¡Que no le pase a usted también! A empresario le robaron $200 millones en una estafa

Un empresario de Manizales contó en su cuenta de Tik Tok como su empresa perdió casi $200 millones en una estafa.

  • La víctima de la estafa subió un video a TikTok contando toda la historia. IMAGEN: SHUTTERSTOCK
    La víctima de la estafa subió un video a TikTok contando toda la historia. IMAGEN: SHUTTERSTOCK
03 de octubre de 2023
bookmark

Juan Pablo Toro, un empresario de obras civiles de Manizales, contó en su cuenta de TikTok cómo fue víctima de una ingeniosa modalidad de estafa que le hizo perder a su compañía casi $200 millones de pesos de un día para otro.

La historia es la siguiente: un viejo y conocido cliente de la empresa se contactó con uno de sus ingenieros para hacerle un pedido de un cable muy específico, con todas las especificaciones técnicas.

Para saber más: Diccionario básico de ciberdelitos

El cliente les dijo que los había escogido como proveedores de ese material porque lo necesitaba rápidamente y no tenía tiempo de registrarse como proveedor en otra empresa. Como era de confianza, el ingeniero le pidió una orden de compra.

El cliente, que tenía en su perfil de Whatsapp corporativo una foto con los logos de la empresa en la que supuestamente trabajaba, le dijo que necesitaba el material en Ibagué y realizó la orden de compra desde un correo corporativo.

@juanpablotorog ¡Nos estafaron! (Empresario) Parte 1 de 3, vealos hasta el final para que no le pase. #estafa #manizales #colombia #fiscalia #delitosinformaticos ♬ sonido original - Juan Pablo Toro

Aparentemente, Toro y su equipo no tenían cómo sospechar que algo estaba mal. Además, según cuenta el empresario, el cliente tenía buena redacción y aparentemente sabía de lo que estaba hablando.

Fue solo después de entregar la orden, cuando cobraron, que se dieron cuenta de que todo era una farsa, que el estafador se había creado un Whatsapp corporativo falso para contactar a la empresa, que los logos de la foto de perfil estaban pixelados, que la empresa del cliente antiguo no tenía ninguna operación en Ibagué y que además el correo corporativo de la empresa terminaba en .com, mientras que el del estafador tenía dominio .com.co.

Aunque puso el denuncio a las autoridades, Toro es consiente de que poco o nada se resuelve en estos casos pues es difícil seguir el rastro de estos estafadores.

Ya no vienen con un revolver o a ser agresivos. Ya son delitos que están mucho más especializados. Uno piensa que esto no sucede acá (...) Lo más triste de todo es que la ley así no funciona, fuimos a la Fiscalía y nos dijeron que si no tenemos x o y prueba no podemos hacer nada”, concluyó el empresario.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*