<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Catatumbo, gran reto para el cese el fuego con Eln

  • El Gobierno y el Eln retomaron, ayer, en Cuba las negociaciones que buscan llegar a un cese el fuego bilateral. FOTO: Cortesía Oficina del Alto Comisionado para la Paz.
    El Gobierno y el Eln retomaron, ayer, en Cuba las negociaciones que buscan llegar a un cese el fuego bilateral. FOTO: Cortesía Oficina del Alto Comisionado para la Paz.
11 de mayo de 2018
bookmark

El Gobierno y el Eln retomaron ayer el quinto ciclo de negociaciones con el principal objetivo de lograr un cese el fuego bilateral mejor que el alcanzado el año pasado.

“Tenemos que dar pasos decisivos: acordar un cese al fuego estable y más robusto, que permita no solamente llegar a las elecciones en absoluta paz, sino que también eso implique que en Colombia vivamos en una sociedad donde no haya más secuestros, más extorsiones, reclutamiento de niños, que no hayan ataques a la infraestructura, es decir, que vivamos como un país donde la convivencia pacífica sea la que rija las relaciones entre los ciudadanos”, señaló Gustavo Bell, jefe de la delegación oficial, desde Cuba.

En la necesidad de acordar un nuevo pacto mucho mejor que el anterior, coincidió Pablo Beltrán, del Eln.

Sin embargo, ese logro no sería suficiente para mitigar el sufrimiento del Catatumbo, en Norte de Santander, ya que este alto al fuego compromete únicamente a la Fuerza Pública y a la guerrilla que está negociando, no a los demás actores armados en el territorio.

Según Carlos Arturo Velandia, exmiembro de la guerrilla y gestor de paz, el cese “no será aplicable en Catatumbo, mientras persistan ataques entre Eln y Epl, que agreden directamente a población civil. Por eso las guerrillas deben parar su enfrentamiento irracional” (Ver Informe).

La situación en esa región, que recoge once municipios y es el segundo enclave cocalero del país con 24.587 hectáreas cultivadas en 2016, hizo que las Naciones Unidas hicieran un “llamado de urgencia a todos los grupos armados a respetar la vida y la integridad de los civiles, respetar los DD.HH., acatar el Derecho Internacional Humanitario de manera inmediata y garantizar el acceso humanitario”.

¿Soluciones?

Diego Villamizar, presidente de la veeduría de Derechos Humanos Operación Libertad, explicó que el Gobierno debe cuidarse de no volver a los mismos errores que cometió con las Farc, cuando al desescalar el conflicto favoreció el fortalecimiento de otras estructuras armadas.

Además, sostuvo Villamizar, el Gobierno debe entablar diálogos con las otras organizaciones al margen de la ley, “por supuesto, condicionándolas a la presencia militar, porque de lo contrario lo que esperaríamos es la expansión de todas ellas”.

Solo con el alto al fuego de todas las estructuras, Catatumbo podrá vivir en paz, señaló Villamizar, quien consideró que para la Fuerza Pública “es difícil identificar en tan extenso territorio quién es quién, teniendo en cuenta que allí operan el Eln, el Epl, disidencias de las Farc y el Clan del Golfo”.

Por su parte, Hilber Henao, del equipo de apoyo de la gestoría de paz del Eln, dijo que “se debe buscar la manera en que los demás actores alzados en armas se unan al diálogo para la terminación de la guerra y esto solo se logrará con las garantías necesarias”.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD