<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Claves para mejorar el comportamiento en el aula

  • La falta de control a las emociones por parte de los jóvenes en sus aulas puede llevar al acoso escolar. FOTO sstock
    La falta de control a las emociones por parte de los jóvenes en sus aulas puede llevar al acoso escolar. FOTO sstock
Por efe | Publicado el 01 de mayo de 2016

“Me han llamado otra vez del colegio para que vaya a hablar con la directora. También acudirá la psicóloga. Luis le ha vuelto a pegar a un compañero y sigue sin prestar atención en clase y desobedeciendo a los profesores”.

Este amargo comentario de una madre o padre a su pareja, refleja una de las situaciones que más preocupa a las familias: los problemas de conducta de sus hijos en las aulas.

Esas situaciones pueden obstaculizar la convivencia y el aprendizaje, por lo que uno de los retos del docente es “lograr que el alumno adquiera el control de las propias emociones sin recurrir a la violencia o a la intimidación”, explica a Efe María Pilar Tormo, profesora del máster en prevención e intervención psicológica en problemas de conducta en la Escuela de la Universidad Internacional de Valencia, en España.

Según la doctora en psicología, uno de los problemas de conducta más frecuente es la indisciplina, que los lleva a no hacer tareas, no estar en silencio cuando es necesario o irrespetar a compañeros y profesores.

También, de acuerdo con el análisis de la profesional, se pueden observar casos de déficit de atención con hiperactividad (Tdah), o problemas de trastorno negativista desafiante que se reflejan en pataletas y niños que se enojan con gran facilidad.

Entre las consecuencias del deficiente control de sus emociones por parte de los niños y adolescentes, Tormo destaca “el peor rendimiento académico, la insatisfacción escolar, las dificultades en las relaciones sociales en la escuela y los problemas de falta de entendimiento en el hogar”.

¿Qué hacer?

Para Tormo, la primera pregunta que tienen que hacerse los adultos ante este tipo de problemas de conducta siempre es: ¿cuál es la necesidad de este niño o niña que no está atendida, para que tenga que comportarse de esta manera?

También recomienda al docente que sea un modelo adecuado de gestión emocional y empatía, “no perdiendo la calma y corrigiendo la conducta del alumno, haciendo que se sienta aceptado como persona, y que favorezca emociones como la alegría, que aumentan la actitud de cooperación, las conductas prosociales y el aprendizaje”.

Lo ideal es que los padres colaboren con los docentes y mantengan con ellos una interacción cooperativa para resolver los problemas de su hijo, lo que según Tormo, a veces requiere un cambio de actitud y mentalidad en los progenitores, y “el primer paso es dejar de lado los prejuicios y enfocar el tema como una cuestión en la que se quieren buscar soluciones conjuntas”.

“La aceptación de los padres hacia el docente y viceversa es crucial, puesto que nadie quiere cooperar si se siente juzgado. Cada uno lo hace lo mejor que puede, y la búsqueda de soluciones tiene que ceñirse a lo que cada parte puede aportar, aunque no sea lo perfecto o ideal. A partir de aquí todo contacto con el centro educativo va a ser mucho más fácil”, destaca.

Contexto de la Noticia

¿qué sigue? un trabajo desde el hogar

Los padres también pueden ayudar a sus hijos a controlar sus emociones negativas. La mejor receta es, de acuerdo a Tormo, la comunicación, “que se basa en escuchar de verdad a los hijos y aplicar lo que en psicología se denomina “reflejar la emoción”, asevera. “Validar la emoción del hijo es el primer paso para acercarse a él y ayudarle a resolver sus angustias. Luego, los padres pueden averiguar cuáles son las necesidades de ambos, las suyas y la de sus hijos, y buscar acuerdos. Si los adultos son solidarios con las emociones y necesidades de sus hijos pequeños o adolescentes, ellos también lo serán con las de sus padres”, concluye la experta.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección