<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La investigaciónes el motor del conocimiento

  • ilustración Elena ospina
    ilustración Elena ospina
Por laura VEGA Gutiérrez | Publicado el 16 de agosto de 2019
10%

de los grupos de

investigación

colombianos está en la categoría A1 de Colciencias.

en definitiva

Impulsar la investigación desde las universidades e instituciones de educación superior es clave para la renovación de los procesos educativos.

Hacer preguntas es clave cuando se trata de desarrollar nuevas ideas. Sin la curiosidad que nos impulsa a cuestionarlo todo, el conocimiento sería estático y la innovación no sería una opción, por esto la investigación en las aulas universitarias se convierte en la herramienta más importante para dinamizar los procesos educativos.

Claudia García, directora de investigación y extensión de la Universidad Nacional, sede Medellín, explica que la investigación es la que entrega los insumos para que la formación sea más activa. “Si no existiera tendríamos que enseñar siempre lo mismo, lo que siempre ha estado consignado en los libros. Pero gracias a esa indagación constante alimentamos el conocimiento, para que la formación recibida por los estudiantes esté adaptada a su realidad y contexto actual”.

Además de generar nuevas ideas y premisas, los distintos grupos de investigación colombianos se valen de sus resultados, siempre verificables, para formular políticas, planes y estrategias que fomenten un desarrollo social y económico sostenible. Colciencias, el Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación de Colombia, cuida que estos equipos sí contribuyan a la solución de los principales retos del país. Hoy reconoce más de 5.000 grupos y los clasifica en cuatro categorías: A1, A, B y C. La distinción más alta es A1 y solo un 10 % del total de grupos colombianos figuran en esta categoría. Algunos de los requisitos que estos deben cumplir para ser reconocidos consisten en la producción de nuevo conocimiento o resultados de actividades de desarrollo tecnológico e innovador, también en la apropiación social y circulación de saberes.

Ante el mundo
Son muchas las instituciones universitarias con sede en Medellín que cuentan con grupos reconocidos por Colciencias en sus distintas categorías y que a su vez figuran en los rankings más importantes del mundo. La Universidad Nacional, la Universidad de Antioquia, el CES, la Universidad Pontificia Bolivariana, Eafit, la Universidad de Medellín y el Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) están entre las primeras 500 posiciones en el listado más reciente enfocado en investigación entregado por Scimago Institutions Rankings, donde se evaluaron 6.459 instituciones de educación superior de todo el mundo.

Otra voz importante en el análisis y evaluación académica es la firma de consultoría colombiana Sapiens Research Group, que concentra sus esfuerzos en examinar la educación y la investigación en el país. Para el primer semestre de 2019 se analizaron 4.161 grupos de investigación, según la apropiación social del conocimiento, los indicadores de desarrollo tecnológico e innovación, la producción de artículos científicos y los indicadores de generación de nuevo conocimiento y en estas categorías resaltan algunos grupos como el de mantenimiento industrial de Eafit, automática de la Universidad Nacional, el grupo interdisciplinario de estudios moleculares de la Universidad de Antioquia, el de fisioterapia de la María Cano, el grupo de investigación en biodiversidad, biotecnología y bioingeniería de la U. de Medellín y el de automática, electrónica y ciencias computacionales del ITM.

Precisamente el ITM es una de las instituciones locales que más se ha potenciado en los últimos años en materia de investigación. Su rectora, María Victoria Mejía Orozco, explica que la vocación tecnológica impulsa a sus investigadores a abordar las problemáticas desde otros frentes. “Aquí la tecnología permea todos los niveles de formación y lo hace transversal a todas las áreas del conocimiento. Partiendo de esto nos valemos de la tecnología para transformar los objetos y así generar conocimiento y ese es el eje central de nuestros grupos de investigación”. Por su parte, la Universidad de Antioquia, que siempre ha liderado los distintos rankings de investigación, cuenta con 272 grupos reconocidos y clasificados por Colciencias. De acuerdo con su vicerrectoría de investigación, en ellos “se abarcan todas las áreas científicas según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), pero nuestras fortalezas están reflejadas en las áreas de medicina, enfermedades infecciosas, salud pública, bioquímica, genética y biología molecular, física, sostenibilidad energética y la investigación en ciencias sociales, en humanidades y en artes”.

Unidos por la academia
Uno de los vacíos en las dinámicas de estos grupos de investigación es la poca interacción entre ellos. Así lo explica la directora de investigación y extensión de la Universidad Nacional, Claudia García. “Estamos tratando de potenciar la interacción entre sus líderes e integrantes. Algunas veces unos grupos no saben nada de lo que hacen los otros. Por eso estamos motivando encuentros donde todos hablemos, contemos lo que estamos haciendo, encontremos puntos en común y así motivar el trabajo en equipo. Esto también incluye a las universidades que hacen parte del G8; en este momento estamos tanteando la posibilidad de trabajar conjuntamente con los grupos de investigación de la región y ver cómo nos enfrentamos a las problemáticas y cómo encontramos las soluciones”. Este grupo, que integra ocho universidades de Colombia, ha creado una agenda regional de investigación, donde se tratan las temáticas más relevantes para la ciudad y el departamento; hoy, el desarrollo sostenible es la tendencia global que siguen la mayoría de estos equipos.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS Por la transformación energética

El profesor Jairo José Espinoza es el líder del grupo de automática de la Universidad Nacional. Con sus integrantes trabaja en temas relacionados con el transporte, la salud y la energía. “Empezamos a desarrollar algunos proyectos con el grupo ISA y otras organizaciones. En este tiempo nos presentamos a la convocatoria de ecosistemas científicos de Colciencias y nos planteamos conquistar ese reto. Nos obligamos a pensar de otra manera, a pensar en problemas más grandes para resolver. Así nació Energética 2030, un proyecto que estudia y desarrolla la transición energética en Colombia para el año 2030”, explica Espinoza.

Esta iniciativa es ahora un ecosistema científico que vincula a más de 150 investigadores de ocho universidades de Colombia, que se encuentran desarrollando 11 proyectos, creando prototipos, propuestas de suministro y consumo sostenible de energía, mercados y políticas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección