<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Farc admite ante la JEP asesinato de Álvaro Gómez

  • Álvaro Gómez Hurtado fue uno de los políticos más destacados de las décadas de los 80 y 90. Fue asesinado en 1995. FOTO Archivo
    Álvaro Gómez Hurtado fue uno de los políticos más destacados de las décadas de los 80 y 90. Fue asesinado en 1995. FOTO Archivo
  • Farc admite ante la JEP asesinato de Álvaro Gómez
  • Los excomandantes de la extinta guerrilla de las Farc enviaron una carta a la JEP en la que reconocían su participación en seis asesinatos. FOTO Cortesía JEP
    Los excomandantes de la extinta guerrilla de las Farc enviaron una carta a la JEP en la que reconocían su participación en seis asesinatos. FOTO Cortesía JEP
Por OLGA PATRICIA RENDÓN M. y Juliana Gil Gutiérrez | Publicado el 03 de octubre de 2020

La extinta guerrilla asume, ante la JEP, la responsabilidad del crimen del líder conservador y de otras cinco personas.

Los exmiembros del secretariado de las Farc comenzaron a despejar la incertidumbre que por 25 años ha rodeado uno de los magnicidios que con más fuerza sacudió la historia política de Colombia.

En efecto, en una carta remitida a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) hecha pública ayer, y en un pronunciamiento posterior, excabecillas de la extinta guerrilla declararon estar dispuestos a reconocer su responsabilidad en el asesinato del tres veces candidato presidencial por el Partido Conservador, Álvaro Gómez Hurtado.

El crimen se perpetró el 2 de noviembre de 1995, cuando una ráfaga lo alcanzó en su vehículo en el momento en que salía de la Universidad Sergio Arboleda, en Bogotá, donde dictaba la cátedra de Historia Política y Constitucional de Colombia.

Desde entonces, la familia Gómez ha culpado de este delito de lesa humanidad (reconocido así en 2017 por la Fiscalía) al entonces presidente de la República Ernesto Samper Pizano, ya que Gómez era uno de sus más fuertes críticos y contendores políticos.

Por eso, la declaración realizada ayer por la magistrada Patricia Linares, presidenta de la JEP, en la que dice que la Sala de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad “ha recibido una carta en representación del antiguo Secretariado de las Farc, en la cual se ofrece aportar verdad, esclarecer los hechos ocurridos y asumir tempranamente la responsabilidad” en seis homicidios, incluido el de Gómez, agitó el ambiente nacional.

Tanto así que el presidente Iván Duque manifestó desde Villavicencio que la justicia no puede permitir que por esa vía se trate de obstruir la verdadera responsabilidad que hay detrás de ese asesinato, “porque adjudicarse esos crímenes cuando hay garantías de que nadie va a pagar cárcel solo deja dudas, sospechas y preocupaciones (...) Y si alguien se lo está atribuyendo y no es verdad, se debe entender que se está cometiendo un delito para obstruir la justicia en nuestro país”.

Lea más: Farc admite responsabilidad en magnicidio de Álvaro Gómez

Familia en desacuerdo

Para Enrique Gómez Martínez, abogado de la familia Gómez, “lo que ocurre aquí es que el antiguo secretariado de las Farc se prestó para lavar el nombre de Ernesto Samper y el de Horacio Serpa”.

Según su recuento histórico, fue José Obdulio Gaviria, hoy senador por el Centro Democrático, quien llevó en 2001 al expediente unos documentos que recibió en El Caguán (Caquetá), donde se realizaban los diálogos de paz con Andrés Pastrana, que incluían correos en los cuales “Mono Jojoy” hablaba con “Raúl Reyes” sobre el asesinato de Gómez.

“Gaviria le entregó esos documentos al fiscal Pablo Murcia, el que más conocía de las Farc porque llevaba la investigación del computador de ‘Raúl Reyes’, y analizando los correos detectó que eran falsos y que en el computador de Reyes no aparecía nada al respecto, por eso la Fiscalía desestimó esa línea de investigación”, le dijo Gómez Martínez a EL COLOMBIANO.

Y aseguró que el interés de Samper y de las Farc es que la Fiscalía no avance en los interrogatorios que están pendientes y próximos a realizarse, como el de Miguel Rodríguez Orejuela, exjefe del Cartel de Cali, y en la recolección de otras pruebas documentales, “ante lo que contundentemente nos vamos a oponer”.

Samper responde

Por su parte, el expresidente Ernesto Samper le dijo a EL COLOMBIANO que ignoraba que siquiera alguna vez haya existido la hipótesis de que las Farc hubieran matado a Álvaro Gómez.

“Este reconocimiento lo están haciendo en un proceso de verdad que a Horacio Serpa (su entonces ministro de Gobierno) y a mí nos merece credibilidad y respeto, pero esperamos que la JEP desarrolle sus investigaciones sobre el modo, tiempo y lugar de los hechos para poder hacer un pronunciamiento definitivo sobre ellos”, precisó Samper.

Y agregó que en “los últimos 10 años hemos sido víctimas de todo tipo de insultos y calumnias de parte de la familia de Álvaro Gómez, y aunque entendemos las razones económicas que los animan en convertir esto en un crimen de Estado, rechazamos categóricamente todas estas ofensas de carácter personal que ofenden la memoria del propio Gómez”, de quien destacó que era su amigo personal y el de al menos tres ministros: Juan Carlos Esguerra, Daniel Manzuera y Rodrigo Marín.

“Nosotros siempre hemos estado buscando la verdad, en ese sentido no hemos descartado ninguna hipótesis investigativa y tampoco lo vamos hacer en este caso; lo que sí estamos en condiciones de rechazar es que podemos tener alguna relación con este crimen”, concluyó Samper.

Exfarc darán explicaciones

Ocho exmiembros del antiguo Secretariado de las Farc, entre ellos Rodrigo Londoño, conocido como “Tiomochenko”, el último comandante de esa guerrilla, manifestaron en la tarde de ayer en un comunicado que “tras muchas horas de reflexiones individuales y colectivas, honrando nuestro compromiso con la construcción de un sociedad más justa fundada sobre los cimientos de la verdad más amplia y completa posible, hemos decidido esclarecer los hechos y las razones del homicidio de Álvaro Gómez ”.

Dijeron que explicarán ante la JEP y la Comisión de la Verdad por qué el líder conservador era considerado por las Farc un “objetivo militar” y “un enemigo de clase” y por qué decidieron callar este hecho por 25 años.

“Reconocemos que fue un error haber asesinado a un político de la talla de Álvaro Gómez. Hemos leído sus biografías y hoy sabemos que su contribución a la paz habría sido fundamental. Pero la guerra nubla la mirada del futuro y sólo permite ver la realidad en blanco y negro para dividirla en amigos y enemigos”, se lee en el comunicado.

Le interesa: Duque pide que no se desestimen otras hipótesis en caso Gómez

Coherencia con el Acuerdo

Además del esclarecimiento de este magnicidio, los excomandantes guerrilleros ofrecieron dar verdad y reconocer su responsabilidad en los asesinatos de Hernando Pizarro León-Gómez, José Fedor Rey, Jesús Antonio Bejarano, Fernando Landazábal Reyes y Pablo Emilio Guarín (ver recuadros).

Parte de esto sorprende, ya que algunos eran líderes de diversos espectros ideológicos y en la mayoría de los casos no había indicios que apuntaran a la responsabilidad de las Farc. Por eso, Álvaro Villarraga, experto en conflicto y exdirector de Acuerdo de Verdad del Centro de Memoria, dijo que este es un reconocimiento coherente con el espíritu del Acuerdo de Paz.

“Son hechos claramente reprochables, delitos de lesa humanidad que nunca debieron cometer, pero hay valentía en su reconocimiento”, concluyó Villarraga.

Ahora será tarea de la JEP y de la Comisión de la Verdad esclarecer a plenitud estos hechos, contrastar las pruebas presentadas que den los exguerrilleros y contarle al país qué fue lo que realmente pasó con estos asesinatos . n

4
casos que involucran a Farc lleva la JEP: secuestro, reclutamiento y dos territoriales.

Contexto de la Noticia

Álvaro Gómez Hurtado

El político y excandidato a la presidencia fue asesinado el 2 de noviembre de 1995 y su caso es calificado como un magnicidio. Gómez Hurtado era el hijo del expresidente conservador Laureano Gómez y fue clave en la política del país, destacándose en diferentes cargos y como opositor del Gobierno de Ernesto Samper (1994 - 1998). La justicia apuntó al Cartel del norte del Valle como responsable de su homicidio, pero su familia ha defendido que se trató de un crimen de Estado. Algunos excabecillas de las AUC fueron involucrados en su caso y tres policías fueron condenados por desviar la investigación.

Hernando Pizarro León-Gómez

Asesinado el 25 de febrero de 1995, Pizarro León-Gómez (de quien no hay registro fotográfico) lideró un comando del M-19 y era hermano del comandante de ese grupo, Carlos Pizarro. Al comienzo se alzó en armas con las Farc, pero luego pasó a ese grupo que se desmovilizó en 1990. Es señalado de perpetrar la masacre de Tacueyó, Cauca, de 1985. En 1997 la Fiscalía condenó a un exintegrante del CTI por la participación en su secuestro y posterior homicidio. No obstante, este último no aceptó su vinculación al hecho, asegurando que en el momento del asesinato estaba de compras.

José Fedor Rey (“Javier Delgado”)

A alias “Javier Delgado” también se le conocía como el “monstruo de los Andes”. Al igual que Pizarro León-Gómez, participó en la masacre de Tacueyó en el Cauca. Además, estuvo en la toma del municipio de Yumbo. Cuando aún era un adolescente entró a las Farc y luego dejó esa guerrilla para ingresar al M-19. Fue capturado en Cali en febrero de 1995. Ingresó a la cárcel de Palmira, lugar en el que fue asesinado el 30 de junio de 2002, cuando le faltaban dos años para recobrar su libertad. Ese mismo año el comandante “Walter”, de la columna Arturo Ruiz de las Farc se atribuyó el hecho.

Jesús Antonio Bejarano

Fue el jefe negociador por el Gobierno en el Acuerdo de Paz con el Epl e integrante de la comisión del Ejecutivo en las conversaciones de Caracas con las Farc y otros grupos armados, que se desarrollaron en el primer semestre de 1992. Era profesor de la Universidad Nacional y fue en los pasillos de esa misma institución en donde fue asesinado el 15 de septiembre de 1999, cuando un grupo de encapuchados ingresó al universidad para acabar con su vida. El Estado fue condenado en dos ocasiones por no proteger a Bejarano, quien era blanco de las Farc, y su homicidio estaba impune.

Fernando Landazábal Reyes

El general (r) Landazábal Reyes fue ministro de Defensa durante el Gobierno de Belisario Betancur (1982-1986). Considerado como una ficha clave de ese mandato, se caracterizó por su lucha contra las guerrillas que hacían presencia en el país. El militar fue asesinado el 12 de mayo de 1998 a escasos metros de su casa al norte de Bogotá. Su caso estuvo a punto de ser cerrado por falta de pruebas y durante 22 años el crimen permaneció impune. A la par de su carrera en el Ejército Nacional publicó 16 libros relacionados con el conflicto armado.

Pablo Emilio Guarín

Guarín perteneció al Partido Liberal, era representante a la Cámara por Boyacá y fue asesinado el 15 de noviembre de 1987. Al comienzo de su carrera política militó en el Partido Comunista Colombiano, pero se retiró de esa colectividad. Ingresó a la lucha armada cuando las Farc asesinaron a uno de sus amigos. Tuvo vínculos con ganaderos, con los que creo las conocidas cooperativas y en su causa contra las guerrillas de izquierda terminó siendo uno de los precursores de las Autodefensas en el Magdalena Medio, junto con el también paramilitar Henry Pérez.

Olga Patricia Rendón Marulanda

Soy periodista egresada de la Universidad de Antioquia. Mi primera entrevista se la hice a mi padre y, desde entonces, no he parado de preguntar.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección