<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Petro movió en silencio la llegada de Bonilla a Findeter

La entidad pagó $132 millones a una caza talentos que lo sacó del juego, pero un guiño palaciego cambió todo.

  • El presidente Gustavo Petro y el asesor Ricardo Bonilla vienen trabajando hace varios años juntos en política. FOTO Cortesía
    El presidente Gustavo Petro y el asesor Ricardo Bonilla vienen trabajando hace varios años juntos en política. FOTO Cortesía
Publicado el 01 de noviembre de 2022

Ricardo Bonilla, una de las personas más cercanas al presidente Gustavo Petro desde hace varias décadas, contó con el guiño de la Casa de Nariño para quedarse –contra viento y marea (y tras el pago perdido a una caza talentos por $132 millones)– con la jefatura de Findeter.

Se trata de un banco del gobierno nacional vinculado al Ministerio de Hacienda, que –en teoría y lejos del tejemaneje político– busca apoyar por medio de crédito barato a proyectos estratégicos para el país.

Y si bien la junta directiva de Findeter dijo que su designación había quedado en firme desde el 18 de octubre (ver facsímil), aún había dudas sobre el proceso porque, desde el comienzo, el nombramiento de Bonilla ha sido caótico. No obstante, la Superintendencia Financiera validó su llegada al cargo.

La razón es que, primero, estaba inhabilitado por la Procuraduría para ocupar cargos públicos hasta el 2026, pues –según la entidad– le había dejado un hueco fiscal a Bogotá por reducir las tarifas de TransMilenio.

A eso se le suma que la Contraloría lo tenía declarado como responsable fiscal por el mismo proceso.

Sin embargo, el mes pasado, justo después de la llegada de Petro a la Casa de Nariño, los procesos en su contra se cerraron a su favor. De manera que, sin decir que el cambio de Gobierno tuvo que ver porque es algo que no se ha corroborado, Bonilla quedó con eso listo para hacer parte de la abultada burocracia nacional que ahora, y por lo menos hasta el 2024, está en poder del petrismo y sus aliados.

Pero, mientras eso pasaba en estrados, al interior de Findeter se movían otras fichas.

Según el propio Manual de Funciones de la entidad, la persona que aplique al cargo de presidente debe tener una experiencia de al menos 10 años en cargos directivos, y Bonilla no cumple con ese requisito. No obstante, eso tuvo un ajuste que le dio vía libre al amigo de Petro.

Además de los 3 años y 4 meses que estuvo a cargo de la cartera de Hacienda en la capital, Bonilla –quien fue uno de los principales asesores económicos en las últimas dos campañas presidenciales de Petro– no tiene ninguna otra experiencia directiva.

Este economista de la Universidad Jorge Tadeo Lozano ha dedicado la mayor parte de su vida a la docencia en la Universidad Nacional y ha asesorado a diferentes entidades del sector financiero –tanto público como privado–, pero no ha ocupado ningún cargo directivo en estas.

La plata de la caza talentos

Claro que ahí no para la cosa y ese no sería el último obstáculo que el gobierno de Petro esquivó para darle el cargo a su fiel amigo.

Caracol Radio reveló que Findeter le pagó $132 millones de pesos a la empresa caza talentos Executive Connection SAS para que le ayudara a escoger a su nuevo presidente.

En el proceso, ejecutado con dineros públicos, la firma descalificó a Bonilla –uno de los 6 candidatos evaluados–, precisamente por no cumplir con los requisitos técnicos del cargo.

Fuentes de la Casa de Nariño explicaron que ese tipo de procesos no son vinculantes, así los contrate el propio Estado, y que –por lo mismo– el resultado de la caza talentos no es de obligatorio cumplimiento. Eso se traduce en que, en pocas palabras, los 132 millones de pesos se perdieron.

Además, a pesar de todo lo anterior, la mano derecha del presidente en temas económicos fue nombrado oficialmente en el cargo y este lunes trascendió que quedó oficializado. No hay vuelta de hoja.

En todo caso el año pasado, Findeter desembolsó 2,44 billones de pesos para financiar proyectos en 12 sectores diferentes, como transporte, desarrollo energético y salud.

Contexto de la Noticia

¿Qué sigue? Parte de la trayectoria de Bonilla

Ricardo Bonilla se graduó como economista en la Universidad Jorge Tadeo Lozano. Fue Secretario de Hacienda de la Alcaldía de Bogotá (durante la administración de Petro) y fungió como alcalde encargo en ciertos momentos. También dirigió el área de proyectos del Centro de Investigaciones CID, de la Universidad Nacional. Además, ha estado vinculado a la docencia en la Nacional, el Externado y la Javeriana. Y, según su hoja de vida pública, estuvo en las juntas directivas de la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), de Codensa, de Emgesa, de la Transportadora de gas TGI y de Transmilenio.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección