<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Campañas que hacen el quite a las normas

  • Pieza gráfica del precandidato Santiago Gómez.
    Pieza gráfica del precandidato Santiago Gómez.
Publicado el 04 de mayo de 2019
en definitiva

La normatividad que rige las campañas políticas es obsoleta y tiene vacíos, de los cuales los políticos sacan provecho para generar emoción y transmitir mensajes a favor de su imagen.

El asunto es de ética y en política, sobre todo en campaña, no es la cualidad más común si la finalidad es ganar y ostentar poder.

No es nuevo, numerosos candidatos al Congreso, concejos, asambleas y demás cargos de elección popular han utilizado la imagen de otra figura política para ganar reputación y las elecciones.

Aunque el Consejo Nacional Electoral (CNE) es claro en que la publicidad en el espacio público de los candidatos a los comicios del 27 octubre, debe comenzar tres meses antes, en Medellín ya puede verse un ramillete de aspirantes que tienen vallas y pasacalles, porque la norma permite que los precandidatos que van por firmas, inviten a los ciudadanos a firmar por sus movimientos.

El caso de “El de Fico”

Santiago Gómez es amigo personal del alcalde Federico Gutiérrez, fue su secretario de Gobierno en Medellín y la semana pasada inscribió su movimiento “Seguimos contando con vos” para ser la continuidad en la Alcaldía.

Su campaña usa ese factor que ha dado réditos a otros, “ser el candidato de...”, en este caso, “El de Fico”.

Pero lo llamativo de sus piezas publicitarias es que, además de decir abiertamente que firmen para su aspiración a la Alcaldía, tiene una imagen de él con el alcalde Gutiérrez.

Aunque la normativa del CNE no es explícita en prohibir este método, fuentes de ese tribunal le dijeron a EL COLOMBIANO que “el grupo significativo de ciudadanos puede hacer propaganda para la recolección de firmas, y decir quién es el candidato, lo que no puede decir es para que cargo va”.

Al ser consultado, Gómez dijo: “Estoy cumpliendo con todas las normas y permisos para la publicidad. En cuanto a las fotos, son fotos de lo que he hecho en la vida pública, que siempre ha sido con Fico”.

La Resolución 0715 de 2019 del CNE, establece que la Ley 130 de 1994 dice que le corresponde a los alcaldes y registradores municipales regular la forma y características de vallas, afiches y pasacalles de la propaganda electoral. Es decir, es la Alcaldía de Medellín la encargada de controlar la publicidad en la ciudad.

Para Juan Carlos Arenas, docente del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad de Antioquia, “está en una frontera muy delgada. ¿Será que este hecho habla de la influencia innegable de Santiago sobre Fico? ¿Por qué Fico no lo desmiente públicamente? En términos legales está protegido el Alcalde bajo el supuesto de que no es responsable de las vallas. Creo que Santiago Gómez está poniendo al Alcalde en una situación muy incómoda, sobre todo por las implicaciones que puede tener en términos disciplinarios”.

El equipo de prensa del alcalde Gutiérrez le dijo a este diario que el mandatario “no puede pronunciarse sobre asuntos políticos. Esto por todas las instrucciones dadas por el Procurador General”.

La Procuraduría indaga

EL COLOMBIANO conoció dos documentos que prueban que el ente de control supervisa la publicidad del precandidato.

Uno, dirigido al CNE para que “determine si puede catalogarse como propaganda electoral y tome decisiones pertinentes”, y otro a la Subsecretaría de Espacio Público de Medellín para que informe sobre los controles a esta publicidad, “invocando a la figura del señor alcalde de la ciudad”. (Ver facsímil).

Sobre la participación en política del mandatario, fuentes de la Procuraduría afirmaron que “comprobarlo es un desgaste porque los alcaldes siempre dicen que no autorizaron el uso de su imagen”

Contexto de la Noticia

OPINIóN el silencio es una forma de participar

augusto reyes
Manager político, director de Poder & Poder y especialista en derecho electoral
No estoy de acuerdo con la figura retrógrada y arcaica de prohibirle a un funcionario participar en política. Un político llega por política y hace política. Pero mientras exista la prohibición legal y constitucional hay que acatar las normas. Es claro que Gómez quiere aprovechar la excelente imagen de Federico, quien se deja utilizar y debería por una delicadeza pública llamar al candidato y decirle que no use su nombre. Su silencio es una forma de participar en política porque no dice nada, no basta con un comunicado escueto. Las figuras electorales deben actualizarse, están dispuestas para tres décadas atrás, no contemplan las nuevas formas de comunicación como las redes sociales y por eso manejan las cosas por debajo de la mesa.
Juan Camilo Montoya Echavarría

Me gusta escuchar a la gente y contar sus historias, así descubro el mundo. Amor infinito por el océano y, como vivo encerrado entre montañas, cada vez que puedo me voy a bucear. Especialista en Comunicación Política- EAFIT.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS