<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Ya han pasado 20 años desde que Harry Potter debutó en cines

La película que ayudó a formar a más de una generación de lectores, se estrenó el 12 de noviembre de 2001.

  • Harry, Ron y Hermione son interpretados respectivamente por Daniel Radcliffe, Rupert Grint y Emma Watson Foto: Cortesía Warner Bros.
    Harry, Ron y Hermione son interpretados respectivamente por Daniel Radcliffe, Rupert Grint y Emma Watson Foto: Cortesía Warner Bros.
Miguel Bernal | Publicado el 12 de noviembre de 2021

Lo primero que se ve es un letrero en el que puede leerse Priveft Drive, y a una una lechuza café encima. Es de noche. La cámara se desplaza a un costado por donde un anciano con una larga barba blanca, túnica y sombrero de punta camina hasta ubicarse en la mitad de la calle y con un pequeño artefacto que se asemeja a una candela atrae y apaga las luces. Una gata, que lo observa, se transforma en una mujer.

Esos son los primeros minutos de Harry Potter y la piedra filosofal, la película que hoy cumple 20 años de haberse estrenado y que fue la que inició el universo del niño mago en el cine, y que recientemente, con la adición de las películas de Animales fantásticos, se renombró como Wizarding Word, Mundo Mágico.

La importancia de la película es, reconoce Cristian Jaramillo, coordinador general del festival de cine fantástico Fantasmagoria de Medellín, que sirivó, junto a El Señor de los Anillos, para revitalizar el género fantástico y darle fuerza a las sagas cinematográficas, algo que no pasaba desde Star Wars.

La película

Según un video del canal de YouTube Zep Films, llamado La historia secreta detrás de Harry Potter, desde que los libros llegaron a Estados Unidos en 1998, un año después de su publicación en Reino Unido, querían adaptar la novela, pero fue la Productora Heyman la que se hizo con los derechos, aunque al no tener el presupuesto para ejecutar el proyecto se asoció con Warner Bros. La única condición que impuso la escritora JK Rowling fue que los actores debían ser británicos.

Los primeros directores que se consideraron fueron Steven Spielberg, Terry Guilliam, Allan Parker y Chris Columbus, este último fue el escogido por su experiencia previa con niños en las películas de Mi pobre angelito y La Señora Mrs. Doubtfired.

La selección de los tres actores principales, cuentan en el video de YouTube, fue bastante difícil. Para el papel de Ron, el amigo gracioso del protagonista, el escogido fue Rupert Grint, quien ya había leído los libros y envió un video a la productora con una autoentrevista tan divertida que terminaron dándole el papel.

En el caso de Hermione, la amiga sabelotodo, el equipo de casting visitaba colegios por Reino Unido, y cuando llegaron al de Emma Watson ella no quiso participar, pero una de sus maestras la convenció de presentarse e inmediatamente le dieron el papel.

Finalmente, para Harry Potter, Columbus quería que fuera Daniel Radcliffe, ya lo había visto actuar en una adaptación de David Copperfield haciendo el papel protagónico durante su infancia, pero sus padres no querían que tomara el trabajo por la fama y exposición que tendría siendo tan joven. El equipo de casting buscó miles de alternativas, pero ninguna convenció al director.

Todo se solucionó un día, cuando Columbus se encontró por casualidad en un cine con el papá de Radcliffe y logró convencerlo dándole ciertas garantías sobre la educación y bienestar de su hijo.

Para los adultos Maggie Smith y Robbie Coltrane fueron sugeridos por la autora de la novela para que hicieran de McGonagall y Hagrid, respectivamente. Alan Rickman dudó de representar a Snape, pero Rowling le reveló parte de los secretos que ocultaba su personaje y así lo convenció, mientras que Richard Harris solo aceptó hacer del director Albus Dumbledore porque su nieta lo amenazó con dejar de hablarle si no lo tomaba.

Adaptación

El profesor de literatura infantil de la UPB, Fernando Jaramillo, advierte que no es correcto comparar las dos obras, la película y la novela, o reclamarle a una no tener escenas o hacer modificaciones originales, porque son medios diferentes, con particularidades únicas.

El bibliotecólogo Will Pulgarin cuenta que “Rowling dijo en una entrevista que no importa si las películas eran o no diferentes, de hecho, le gustaba que lo fueran, lo único que importaba es que la historia se mantuviera fiel a los personajes”.

Esta idea se complementa con lo que afirma Jaramillo, quien señala que la saga tuvo una gran ventaja, porque la historia de los libros siempre estuvo por delante. Incluso se dio una dinámica de libro nuevo, película nueva, por lo que los lectores se adelantaban a la historia, pero con las películas recordaban lo que pasaba anteriormente, reforzando el interés (ver cronología).

Una de las personas que cayeron en esa dinámica fue Laura Bayer, quien hizo parte del club Paisapotter, “primer club de fans que hubo en Medellín vinculado con Harry Latino, un portal de fans de toda Latinoamérica gracias al que se crearon comunidades en varias ciudades de la región”. Estuvo activo desde 2008 hasta 2012, aunque con las películas de Animales Fantásticos han hecho reuniones y reencuentros.

Ella recuerda algunos cambios de la primera película con respecto al libro. Por ejemplo, hicieron falta dos pruebas que defendían a la piedra filosofal, una que consistía en un reto con pociones y venenos, diseñada por Snape, y también un Troll gigante, de Quirrell, que ya estaba derrotado cuando Harry, Ron y Hermione llegaron, pero resalta que son cambios menores.

Fomento a la lectura

Pulgarín afirma que una de las razones que ha dado Rowling para no preocuparse por los cambios propios de la adaptación es porque de esta manera se da paso para que los seguidores se acerquen al libro, dejarlos como una opción para expandir ese universo.

Esa ha sido una de las razones para que tanto niños como jóvenes y adultos se encaminen en la lectura y la tomen como hábito, dice él. “Harry Potter ha sido para un par de generaciones la primera puerta a la literatura, incluso si el primer encuentro fue con las películas, creo que eso es de destacar”, señala Jaramillo, quien además menciona que desde la academia a veces se mira con recelo al niño mago, porque tiene mucho éxito comercial, a pesar de no contar con una trama elaborada ni ser estrictamente original.

Sin embargo, esa ha sido una tendencia que poco a poco va cambiando, por ejemplo, en la Universidad de Durham, en Reino Unido, se imparte la cátedra “Harry Potter y su impacto social en la literatura”, donde durante todo el semestre se dedican a analizar la obra de Rowling y cómo ha contribuido a la formación de lectores en la última década.

Ese ha sido uno de los mayores trucos que han logrado las películas desde hace 20 años, acercar a tantos niños a las letras.

Miguel Bernal Carvajal

Periodista y magíster en Escrituras Creativas. Buzo de corazón, amante de los viajes, el arte y las buenas historias. También escribo cuentos.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección