<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Las culpas del Nobel, Orhan Pamuk

El escritor turco presenta su nuevo libro, Las noches de la peste, sobre la tercera ola de la peste bubónica en el siglo XIX.

  • Pamuk vive en Estambul a pesar de la persecución del gobierno a los escritores críticos. FOTO CORTESÍA PENGUIN RANDOM HOUSE

    Pamuk vive en Estambul a pesar de la persecución del gobierno a los escritores críticos.

    FOTO CORTESÍA PENGUIN RANDOM HOUSE

Por María Antonia Giraldo R | Publicado el 06 de abril de 2022

Pamuk estaba escribiendo su libro Nieve (2002) cuando los talibanes derribaron las Torres Gemelas. La novela es la historia de Ka, un poeta que regresa a Turquía después de 12 años de exilio político y por un encargo periodístico termina cerca de las fronteras con Armenia y Georgia, un lugar lleno de tensión política. Pamuk mencionaba a Osama bin Laden, en medio de su descripción del contexto, pero cuando cayeron las Torres en 2001 decidió sacarlo del relato.

En 2016 empezó a escribir Las noches de la peste, una novela de inspiración histórica que narra la llegada de la tercera ola de la peste bubónica a una isla mediterránea imaginada, a finales del siglo XIX. Cuando se diseminó el covid-19 por el mundo, no era que pudiera borrarlo todo, pero le quedó la sensación de que el virus se había esparcido desde su manuscrito al resto del mundo. No pudo evitar sentirse culpable.

La deuda con las mujeres

Otra carga que tiene es la del machismo intrínseco de su cultura, que ha mantenido en silencio a las mujeres sistemáticamente en distintos campos a lo largo de la historia. Por eso decidió hace un tiempo dar preponderancia a los personajes femeninos, su visión y su voz. De ahí que la narradora en Las noches de la peste sea Mîna Minguerli, una historiadora que, a través de las cartas que dejaron los personajes que vivieron los hechos, busca reconstruir la historia. También que uno de los personajes principales sea Pakize Sultan, hija del sultán depuesto Murat V, que se casa con el doctor Nuri Bey, especialista en cuarentenas, por orden de su tío, el nuevo sultán. Después de crecer encerrada en un palacio, Pakize termina en la isla Minguer, donde se da la acción, y por las circunstancias debe mostrar los dotes intelectuales, que no se le permitían mostrar en su cotidianidad.

Pamuk reconoce sus propios prejuicios como hombre del Medio Oriente hacia las mujeres, por eso quiere hacer el esfuerzo de ver y presentar el mundo a través de ojos femeninos. “Jean-Jacques Rousseau dijo una vez que cualquier hombre que le esté discutiendo a su madre está equivocado, uso su frase para decir que cualquier escritor del Medio Oriente que discuta con sus críticas feministas está equivocado”, dijo en la rueda de prensa que presentó al mundo hispano su nuevo trabajo.

Con la elección de su narradora, el autor quiso reivindicar a los académicos, que se han visto menospreciados y silenciados por la imposición de la corrección política en la actualidad.

El triste presente

Su última culpa es estar observando tan abiertamente el conflicto entre Rusia y Ucrania, tan desigual e injusto, con todos los detalles que pueden proveer los medios de comunicación de hoy; y no hacer nada más que tratar de ayudar a los ucranianos y llamar la atención sobre ello al mundo, como cuando Susan Sontag estuvo en Bosnia en el 93, mientras Sarajevo estaba sitiada por los serbios. “El horror está tan cerca de nosotros y no podemos evitarlo, que uno se siente culpable y frustrado, porque no hay mucho que pueda hacer”.

No todo es carga, su motor es el gusto por la vida que tiene, la posibilidad de seguir escribiendo y la ambición que ello le despierta. Cuando toma papel y lápiz se siente como un niño con sus juguetes, y cada vez que hace un lanzamiento quiere tener más lectores, en más lugares. Disfruta cada parte del proceso de ser escritor, desde llenar cuadernos hasta conversar con periodistas, editores y lectores en eventos. Y, sobre todo, aprecia la posibilidad de asomarse a su ventana y ver el Bósforo.

Contexto de la Noticia

Paréntesis La censura de Erdogan

Pamuk fue acusado por la Fiscalía turca de insultar la identidad turca, en general, y a Erdogan, en particular, en una entrevista que dio en febrero de 2005. Desde entonces ha estado activo su proceso, pero no tiene miedo de ir a la cárcel, sus abogados dicen que probable termine enterrado en la burocracia. El escritor denunció que los intelectuales turcos deben enfrentar con frecuencia condenas de prisión por sus opiniones.

María Antonia Giraldo Rojas

Periodista cultural del área de Tendencias de EL COLOMBIANO.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección