language COL arrow_drop_down

Generación, un suplemento que deja huella

El suplemento regresa el próximo domingo con una apuesta visual y de contenido novedosa.

  • El suplemento tuvo el nombre de Literario antes de retomar en la década del 2000 el de Generación. FOTO archivo.
    El suplemento tuvo el nombre de Literario antes de retomar en la década del 2000 el de Generación.
    FOTO archivo.
  • Así se vio la portada de la primera entrega de Generación en 1939. FOTO Archivo
    Así se vio la portada de la primera entrega de Generación en 1939. FOTO Archivo

La primera portada del suplemento literario GENERACIÓN tenía un fragmento de un texto de Gabriel Henao Mejía y un poema de Carlos Marín, dedicado a Gustavo Adolfo Bécquer. Además de una nota informativa que indicaba a los primeros editores: Miguel Arbeláez Sarmiento y Otto Morales Benítez. El 4 de junio de 1939 inició su periplo una publicación que a lo largo de su historia ha sido el escenario de encuentro de diversas voces y puntos de vista. Desde entonces, el mundo y Colombia han cambiado hasta ser irreconocibles: la violencia se desató con el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, la Nasa puso la bandera de los Estados Unidos en la luna, se comenzó a descifrar la lógica del Adn y llegó la internet. En las páginas, estilos visuales y propuestas de Generación estas revoluciones han tenido eco.

En más de ochenta años de circulación y trabajo editorial, GENERACIÓN ha tenido diferentes nombres y nueve editores. Luego de la época de Morales Benítez y Arbeláez Sarmiento –que contó con las colaboraciones frecuentes de Belisario Betancur, Rodrigo Arenas, entre otros– pasaron por la conducción del suplemento Jorge Montoya Toro, Eddy Torres, Carlos Octavio Uribe. Luego de este –que ocupó el cargo por unos meses– inició la dirección de Juan José García Posada, la más larga de todas, casi tres decenios. García Posada convirtió el suplemento en una clase ampliada de literatura.

Una vez este alcanzó la pensión y fue nombrado defensor del lector del periódico, y tras un breve paso de Reinaldo Spitaletta, el suplemento inició una época a cargo de mujeres: las periodistas Beatriz Mesa Mejía (desde 2004 a 2019) y Mónica Quintero Restrepo, actual editora de esta revista que regresa el próximo domingo con varias novedades: se publicará el primer domingo del mes, tendrá un micrositio, un Instagram y un Newsletter que llegará cada semana. Es decir, se pone a tono con los tiempos de los algoritmos y las redes sociales. Vuelve con el apoyo de Comfama y Celsia.

A parte de GENERACIÓN, el suplemento de EL COLOMBIANO ha circulado con los nombres de Suplemento Literario y Suplemento Dominical. En el tiempo de Mesa Mejía retomó el nombre fundacional.

Para García Posada, la función de los suplementos de la prensa es la de ser maestros de lectura, acercando a los públicos contenidos literarios de calidad. Por su parte, Mesa Mejía considera la variedad de temas –distintos a los del diario– como el aporte de este tipo de publicaciones.

Los textos de los suplementos culturales escapan a la prisa tradicional y le ofrecen a los públicos enfoques distintos y escrituras más reposadas.

Sumado a esto, en los tiempos de García Posada se le agregó al trabajo editorial la organización de eventos culturales: las tertulias que, desde el paso de Mesa Mejía llevan el nombre de Café Generación. El primero de esta temporada será el 9 de febrero, en EL COLOMBIANO, para conversar y tomar café con Sara Jaramillo Klinkert, Luis Miguel Rivas (virtual) y Juancho Valencia

Así se vio la portada de la primera entrega de Generación en 1939. FOTO Archivo
Así se vio la portada de la primera entrega de Generación en 1939. FOTO Archivo

Te puede interesar