<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

“No fui el mejor árbitro, pero tampoco el peor”: entrevista con Óscar Julián Ruiz, uno de los 10 mejores árbitros de la historia

Dialogamos con Óscar Julián Ruiz, que fue elegido como uno de los 10 mejores árbitros de la historia del fútbol por la IFFHS.

  • Óscar Julián Ruiz dice que le hubiera gustado tener el VAR en su época de árbitro porque lo habría salvado de muchas cosas. FOTO colprensa
    Óscar Julián Ruiz dice que le hubiera gustado tener el VAR en su época de árbitro porque lo habría salvado de muchas cosas. FOTO colprensa
10 de marzo de 2023
bookmark

El llanero Óscar Julián Ruiz acaba de marcar un hito para el arbitraje colombiano. La Federación Internacional de Historia y Estadística lo eligió entre los 10 mejores árbitros de la historia del fútbol. Además, es el mejor juez latinoamericano en ese escalafón. En la actualidad es instructor Fifa y EL COLOMBIANO dialogó con él.

¿Cómo recibe ser uno de los 10 mejores árbitros de la historia?

“Con mucha tranquilidad, porque siempre recibo los triunfos, las alegrías y las tristezas con el mismo equilibrio mental. Mi abuela decía que un domingo éramos los mejores árbitros y al siguiente los peores. Es un reconocimiento a toda la trayectoria del arbitraje colombiano”.

¿A qué se dedica hoy?

“A hablar poco y escuchar mucho, quien tiende mucho a hablar tiende mucho a equivocarse. Trabajo en la Fifa como instructor desde que me retiré, instruyendo en diferentes países”.

¿Qué es lo mejor que le dejó el arbitraje, y lo peor?

“Me dio mucha cultura, muchos amigos, además me ayudó a formar como persona. Y lo más difícil es que, por nuestras actuaciones en la cancha, siempre estamos expuestos a la crítica y a poner en duda nuestra honorabilidad y muchas cosas más que ponen a sufrir a la familia, que sufre y llora por nosotros. Tenemos una madre, un hermano, una esposa, un padre, una tía y a veces duele que las actuaciones nuestras repercutan en ellos”.

¿Qué opina del VAR?

“Vino a tratar de hacer más justo el fútbol, más no perfecto. Es una tecnología interpretada por un ser humano y son situaciones subjetivas. Siempre habrá discusión, con o sin tecnología. Desde hace mucho se pedía la tecnología a gritos, hoy ya está y ahora tampoco gusta porque se sanciona un fuera de lugar si hay un pie adelantado, pero nunca se pone en tela de juicio un photofinish en los 100 metros planos, en una carrera de caballos o en el ciclismo, pero para el fútbol siempre hay la duda”.

¿Cómo ve el nivel actual del arbitraje colombiano?

“En cada partido los árbitros entregan todo de sí, siempre habrá polémicas y se hablará del nivel del arbitraje. Es imposible no estar en el ojo del huracán en un deporte que mueve pasiones”.

¿Es cierto que está en la política? ¿Qué pasó en su carrera como abogado?

“Soy abogado, tengo una especialización y me gradué en un magíster de Derechos Humanos. Estuve de diputado por el partido Cambio Radical y la política la hacemos todos a diario, desde el cura, el profesor y las personas de a pie. No descarto dedicarme completamente a la política cuando ya esté retirado del fútbol, además a la docencia universitaria que siempre me agradó”.

¿Qué le gusta aparte del arbitraje en el fútbol?

“La música, me gusta cantar, el karaoke, comer bien y disfrutar la vida sin hacerle daño a nadie”.

¿Qué canta en el karaoke?

“Hay muchas canciones que me gustan, imitar a un ídolo que siempre fue Leonardo Fabio, también a Óscar Agudelo, Sabú, Django. En fin, toda la música de plancha”.

¿Qué lo hace sonreír? Porque en la cancha era muy serio

“La cara no hace la seriedad de las personas, porque veo gente muy seria y muy tramposa, la sonrisa disfraza la vida como los payasos. Tenemos momentos en los que sonreímos, pero realmente no sabemos lo que hay en cada corazón. Me gusta reírme de mí mismo y de la vida”.

¿Qué fue lo más curioso que le pasó pitando un partido?

“Anécdotas muchas, pero siempre guardé un respeto por lo que pasara en la cancha. Nunca un jugador puede decir que yo lo insulté, porque la autoridad no se impone, se gana. Recuerdo una vez en Medellín en un clásico, en una semifinal, en donde llamamos al Pánzer Carvajal y a Jeringa Guzmán para que hablaran por un micrófono para calmar a los hinchas y después no lanzaron ni una sola moneda y terminamos en paz el partido”.

¿Cuál es el partido que más recuerda?

“Cuando dirigí la final de la Copa América entre Brasil y Uruguay y la Intercontinental de Clubes entre Real Madrid y Boca Juniors. Además de haber dirigido cuatro veces el clásico sudamericano entre Brasil y Argentina”.

¿Quiénes son sus ídolos en el arbitraje?

“En Colombia, José Joaquín Torres y Armando Pérez. A nivel internacional, Juan Carlos Loustau y Arnaldo David Cézar Coelho”.

¿A qué jugadores admira por caballeros?

“Varios, Alexis Mendoza, Sergio Galván Rey, y algo muy particular y que nunca he dicho es que Pacho Foronda conmigo siempre fue un caballero, además de Alexis García, entre otros”.

¿Nunca se arrepintió de sacar una tarjeta?

“Me arrepentí de muchos errores, saqué muchas tarjetas rojas que eran y otras que no. Muchas veces me equivoqué en 20 años de carrera como árbitro”.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*