<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

“Un desahogo que quedará en mi alma”: Cano

  • Germán Cano junto a su hijo Lorenzo y a su esposa Rocío festejando el título de la Copa Águila-2019. FOTO Juan Antonio Sánchez
    Germán Cano junto a su hijo Lorenzo y a su esposa Rocío festejando el título de la Copa Águila-2019. FOTO Juan Antonio Sánchez
Publicado el 08 de noviembre de 2019

El argentino Germán Ezequiel Cano logró lo que soñaba desde que llegó al Medellín en 2012: conquistar un título con la camiseta roja que le había sido esquivo por muchos años. Por eso, para él, el trofeo de la Copa Águila no tiene precio y espera que sea el primero de muchos más con la institución antioqueña

Quienes lo conocen bien, saben que se lo merece, porque, además de ser un hombre que con sus goles ha batido récords con el DIM (lleva 129), lo describen como una persona humilde, llena de valores.

Mientras que su esposa Rocío, su principal soporte, junto a su hijo Lorenzo, lo destaca como un esposo y padre dedicado. Además de buen hermano y excelente hijo.

Cada que Cano habla con la prensa se siente agradecido por lo que le ha dado el país y por eso mantiene su proceso de nacionalización. Tampoco cambiará su intención de que, algún día, pueda llegar a la Selección Colombia. Es, cuenta, una promesa que le hizo a su primogénito, quien nació hace 15 meses, y espera cumplirla.

Es un ídolo, pero no se siente como tal, prefiere compartir con las personas que le piden una foto o un autógrafo, porque, como lo dice, no se cree más que nadie y tiene los pies sobre la tierra.

El próximo 2 de enero cumplirá 32 años y espera poder continuar con la camiseta escarlata, pero sabe que el club debe definir si le extiende el contrato o no, y bajo qué condiciones. Él, por su parte, pretende extender su carrera por mucho tiempo, y mantiene la convicción de retirarse en este club antioqueño.

Desde su llegada al fútbol colombiano, Cano ha marcado diferencias, reivindicando así a los extranjeros. Por eso, no solo se ha ganado el cariño de los hinchas del Medellín, sino también el respeto y la admiración de los fanáticos de otros equipos. EL COLOMBIANO habló con él ayer, el día después de que el rojo venciera al Cali para coronarse campeón de la Copa Águila 2019.

¿Qué pasaba por su cabeza cuando faltando 5 minutos para terminar el partido el Cali descontó?

“En ese momento ya estaba disfrutando, mirando a la gente saltar en la tribuna, convencido de que esta vez sí íbamos a conseguir ese título y con mucha admiración por todos los hinchas que llenaron el estadio para apoyar y cantar. Quería disfrutar ese tiempo que faltaba más allá del gol del Cali, poder alegrarme con nuestros seguidores y decirles que muchas gracias por ese aliento durante 95 minutos”.

¿También pensó en todos esos esfuerzos que vivió desde niño para llegar acá?

“Obviamente, porque no siempre se llega a una final y a veces aparecen las malas rachas cuando uno va en busca de un título y no se puede alcanzar. Es un deporte en el que son más las tristezas que las alegrías, pero si vos le metés ganas, tenés paciencia y sacrificio, eso te lleva a seguir adelante. Por suerte me llegó este título en la institución que tanto quiero. Poder levantar la Copa con el DIM es algo que me dejará marcado y no tiene precio”.

¿Para el 2020 su lugar sigue estando en Medellín?

“Esperemos que sí, no te lo puedo confirmar porque está en manos de la institución, pero toda la gente sabe que este es mi lugar en el mundo, que acá me siento cómodo, feliz y disfruto día a día el poder ponerme esta camiseta. Eso ya no depende de mí sino del club, así que vamos a ver qué sucede para el año entrante. Quiero seguir”.

¿El Medellín tiene la primera opción?

“Sí claro, de eso no hay ninguna duda”.

¿Qué le decía Lorenzo, su hijo cuando celebraba?

“Él todo lo expresaba con felicidad, y eso a uno lo llena de orgullo, el poder dar la vuelta olímpica con él es algo que quedará marcado en mi corazón y en el de mucha gente que hizo el esfuerzo para que yo pudiera levantar esta Copa que tanto anhelábamos”.

¿Y su esposa qué le dijo?

“Rocío, excelente. Es una guerrera que siempre está detrás de nosotros, respaldándonos, ayudándome en todo momento, en los buenos y también en los malos ratos, y ayer le tocó disfrutar, llorar juntos de alegría dentro de la cancha y con nuestro hijo. Eso no se paga con nada, no hay algo que lo pueda llegar a igualar”.

¿Volvió a venir su familia como en otras finales?

“Esta vez no quise que viniera nadie, porque prefería estar más tranquilo. Ellos lo hicieron en la final pasada que disputamos ante Junior (diciembre de 2018 por Liga) y la verdad es que no nos fue bien y entonces preferí que la vieran desde Argentina todos juntos y apoyando a la distancia y por suerte salió”.

¿Tenía miedo de decepcionarlos?

“No, simplemente lo tomé de esa manera, sabía que más allá de que se jugaba una final era un partido de fútbol en el que uno, haciendo bien las cosas y con la confianza que teníamos desplegando todo nuestro fútbol en la cancha, se iba a dar. Solo quise que ellos me apoyaran desde allá. Nosotros, aquí, les daríamos una alegría”.

¿Cuál fue su último pensamiento antes de acostarse después de la final?

“Tuve una sensación de desahogo, un sentimiento muy profundo porque era algo que venía buscando hace tiempo y no se me había dado. Una de las finales no pude jugarla, la primera en 2012 frente a Millonarios. Levantar este título, ser el artillero histórico de la institución, quedar goleador de este torneo y liderar esa tabla también en la Liga, es algo de lo que nunca me voy a olvidar. Así que antes de dormir sentí un gran desahogo, porque jamás bajé los brazos y sabía que en algún momento iba a llegar, tarde o temprano. Por suerte fue ayer (miércoles). Me siento feliz de haber conseguido lo que tanto anhelaba”.

¿Le queda un sinsabor por no haber llegado a los cuadrangulares de la Liga-2 y más por el momento que atravesaba el equipo?

“Sí, lamentablemente no tuvimos un buen año en la Liga, estuvimos muy cerca de poder entrar, pero de esos errores quedan enseñanzas y se aprende para lo que viene el año entrante. Sabemos que lo haremos con la ayuda del nuevo cuerpo técnico, que nos dio una mano muy grande y tocó puntos claves dentro del equipo. Esperemos que esto sea el inicio de algo muy grande para todos nosotros “.

En el estadio estuvo el técnico de la Selección Colombia, Carlos Queiroz, ¿usted todavía tiene la meta de llegar a la Selección?

“Sí, esperemos que llegue ese llamado. Para mí sería un orgullo, como ya lo he dicho. Que estuviera el técnico de la Selección en el Atanasio fue una motivación muy grande, porque está viendo, informándose de todos los jugadores colombianos y esperemos que se pueda dar esa oportunidad”.

¿Qué opina de lo que fue la inclusión de su compatriota Adrián Arregui para esta campaña?

“La verdad es que no nos equivocamos con Arregui, trajimos el jugador adecuado para el equipo y fue muy importante este semestre que nos tocó vivir. Lo hizo en gran nivel junto a todos nosotros. Demostró estar capacitado para vestir la camiseta del Medellín. Considero que debemos tener más futbolistas como él, jugadores que se entregan en cuerpo y alma, profesionales a carta cabal, guerreros y que luchan por esta linda institución para llevarla a pelear cosas más importantes”.

¿Qué le queda por conseguir con el Medellín, independientemente de que pueda continuar o no?

“Disfrutar y seguir ganado títulos con esta institución, la Liga, y porqué no, soñar con la Copa Libertadores que sería lo más bonito que me pueda pasar mirando al futuro. Pero como eso es incierto hoy estoy tranquilo, disfrutando de este bello presente. Entrenaremos hasta finales de noviembre, después me iré a Argentina a descansar, a estar con mi familia que hizo mucha fuerza desde allá y que me quería ver de esta manera, como un campeón levantando la Copa”

Contexto de la Noticia

OPINIóN No se conforma, siempre quiere mejorar

Image
Juan bernardo Valencia
Gerente del Medellín
“Desde que llegué a la institución, en Cano únicamente he encontrado a todo un profesional. Primero es un gran ser humano que ama y siente la institución. Es agradecido y un ejemplo a seguir para los jóvenes por su profesionalismo, trabajo y convicción. Siempre quiere ser el mejor y marcar diferencias”.
Image
Andrés Ricaurte
Volante escarlata
“Es un ídolo del club, un jugador con una capacidad resolutiva que no tiene nada que envidiarle a los mejores goleadores de talla mundial. El plantel se siente afortunado de tenerlo de nuestro lado. Posee liderazgo, actitud de servicio para sus compañeros y un compromiso total por la institución que demuestra en cada juego”.
Image
Diego Arias
Mediocampista del DIM
“Es un hombre de una capacidad goleadora impresionante, además que tiene liderazgo para superar las adversidades. Sin importar los torneos en los que haya terminado goleador, al siguiente se propone el reto de mejorarlo y eso es una motivación y un aliento muy grande para el equipo en la idea de nunca conformarse”.
John Eric Gómez

Comunicador Social-Periodista bilingüe, amante de los deportes. He trabajado en Radio Bolivariana, RCN y Telemundo. Actualmente hago parte de El Colombiano.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS