<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Los monstruos de las pantallas: los rostros del cine de terror

El cine se ha alimentado de vampiros, muñecos diabólicos, demonios, zombies, monjas y asesinos en serie para llevar a la pantalla historias de terror. Recordamos algunos.

  • El terror ha sido muy importante en el cine, casi que llegó al mismo tiempo. En días de Halloween, sí que se pone de moda. FOTO sstock.
    El terror ha sido muy importante en el cine, casi que llegó al mismo tiempo. En días de Halloween, sí que se pone de moda. FOTO sstock.
30 de octubre de 2022
bookmark

El terror apareció en la pantalla grande casi que a la par que el mismo cine. En 1885, los hermanos Lumière proyectaron por primera vez una película y al año siguiente el director Georges Méliès estrenó Le manoir du Diable, un filme de tres minutos donde un diablo acosa a los visitantes.

Pese a ese antecedente, los diferentes textos de cinematografía como Historia del cine, de Mark Cousins, hablan del terror como género a partir de 1930 con la adaptación a la pantalla de títulos como Drácula, Frankenstein, La momia, El hombre invisible y El hombre lobo, provenientes de la literatura.

Efectos especiales

El género tomó un nuevo impulso a partir de 1950 con la llegada de nuevas tecnologías. Los realizadores pasaron de adaptar obras literarias y recrear historias góticas, muy propias del expresionismo alemán, para ocuparse de experimentos científicos, mutaciones e invasiones alienígenas, destaca el portal español www.historiadelcine.es, con producciones como Godzilla (1954) o La Mosca (1958).

Después apareció Alfred Hitchcock con su apuesta por el suspenso y el thriller psicológico. A partir de ese momento se comenzaron a hacer cintas de zombies, vampiros, historias paranormales, asesinos en serie y, tal vez,el preferido por el público, el terror a partir de la religión.

El músico Sebastián Regino, un fan del género y seguidor de los “universal monsters” como Frankenstein o El hombre lobo, dice que el séptimo arte está para despertar sensaciones “y con el terror pasa lo mismo, hay momentos en los que uno se quiere asustar y disfrutar de ese universo de monstruos y espantos”. Dice que de pequeño esos filmes lo asustaban mucho, al punto que no lo dejaban dormir. “La única manera de superar el trauma era verlos para asustarme menos y así comencé hasta que les cogí un gusto impresionante”.

Estos son algunos de los monstruos más famosos.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*