<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Congresistas de E.U. critican defensa de sindicalistas y de trabajadores en Colombia
Efe | Publicado el 29 de octubre de 2013
Los asesinatos y las amenazas contra miembros de los sindicatos continúan en Colombia, así como la subcontratación de trabajadores en condiciones perjudiciales, según un informe divulgado este martes por dos miembros del Congreso de Estados Unidos.

Los demócratas George Miller, de California, y James McGovern, de Massachusetts, publicaron un informe de 53 páginas que se centra en los abusos de los derechos laborales en Colombia un año después de la entrada en vigencia de un Acuerdo de Libre Comercio entre ese país y Estados Unidos.

El acuerdo incluyó un Plan de Acción Laboral entre ambos países que supuestamente debía resolver las violaciones de los derechos laborales antes de la conclusión del acuerdo bilateral de comercio.

"A pesar de la retórica rimbombante y los grandes planes de reforma de los Gobiernos colombiano y estadounidense, este informe ilustra cómo Colombia no ha cumplido con sus compromisos", señaló en un comunicado Gimena Sánchez, portavoz del grupo independiente Washington Office on Latin America.

"Las protecciones laborales básicas, incluido el derecho a asociación libre y la negociación colectiva, siguen siendo violadas a escala nacional", según Sánchez.

Según el informe, la mayoría de las violaciones de derechos laborales y la violencia contra los gremios continúa impunemente.

El informe encontró que hasta el 83 por ciento de los casos denunciados de violencia contra sindicalistas queda sin una condena judicial y que, aún cuando se imponen multas por las violaciones de normas en los lugares de trabajo, rara vez se cobran.

Según el informe el sistema de inspección laboral es ineficaz y las protecciones para los trabajadores son endebles.

"Las violaciones laborales flagrantes quedan sin castigo", añadió el documento.

Asimismo, según el informe, en Colombia "se niega el derecho a organizarse en gremios y prevalece la ausencia de justicia. Las represalias contra los trabajadores que procuran agremiarse siguen siendo comunes y los empleadores despiden a los trabajadores en masa".