<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
El Papa dice que la Iglesia está al servicio de la verdad y de la libertad
  • El Papa dice que la Iglesia está al servicio de la verdad y de la libertad |
    El Papa dice que la Iglesia está al servicio de la verdad y de la libertad |
Efe | Publicado el 06 de noviembre de 2010

El papa Benedicto XVI rezó este sábado en Santiago de Compostela ante los restos del Apostol, ante cuya imagen dijo que la Iglesia "está al servicio de la verdad y de la libertad".

"Al abrazar la imagen, he pedido por todos los hijos de la Iglesia", dijo el Papa ante un millar de personas reunidas en la catedral de Santiago de Compostela, a los que manifestó que se encontraba allí "para confirmar en la fe" a los cristianos.

El Papa Ratzinger agregó que la Iglesia es "ese abrazo de Dios en el que los hombres aprenden también a abrazar a sus hermanos, descubriendo en ellos la imagen y semejanza divina, que constituye la verdad más profunda de su ser y que es origen de la genuina libertad".

"Entre verdad y libertad hay una relación estrecha y necesaria. La búsqueda honesta de la verdad, la aspiración a ella, es la condición para una auténtica libertad. No se puede vivir una sin otra. La Iglesia, que desea servir con todas sus fuerzas a la persona humana y su dignidad, está al servicio de ambas, de la verdad y de la libertad", afirmó.

Segunda visita a España
El Papa se refirió asimismo a las instituciones de caridad y de promoción humana gestionada por la Iglesia católica española, con "una eficacia que se ha puesto de manifiesto de modo especial en la actual crisis económica, así como en ocasión de las graves calamidades que han afectado a varios países".

Procedente del aeropuerto y tras ser acogido por miles de personas, Benedicto XVI entró en la catedral compostelana, de la que se cumplirá el año próximo 800 años de su consagración.

Tras ser recibido por el Cabildo Catedralicio, se trasladó a la capilla de la Comunión, del siglo XVIII, donde rezó, y después visitó el Pórtico de la Gloria, construido en el siglo XII por el maestro Mateo.

El Pórtico de la Gloria es por donde los peregrinos abandonan la catedral y representa la culminación del Camino de Santiago.

Como un peregrino más, el Papa salió a la Puerta del Obradoiro, que da nombre a la plaza, donde saludó a los varios miles de fieles congregados y que asistirán a la misa que oficie este tarde.

Agenda papal
Después volvió a entrar por ella, para salir por la Puerta Real, que da a la plaza de la Quintana, donde se alza la Puerta Santa.

El Papa atravesó la Puerta Santa y de nuevo dentro de la catedral bajó a la cripta donde, según la tradición católica, se guardan en una urna de plata los restos de Santiago, ante los que oró.

Después subió al camarín y abrazó la imagen del Apóstol, siguiendo el ritual de la tradición.

Tras su discurso, Benedicto XVI metió incienso en el gran botafumeiro, que antiguamente funcionaba como brasero y para dar buen olor ante las dificultades de higiene de los peregrinos que dormían allí, y los encargados del mismo comenzaron a accionarlo, mientras los fieles cantaban el Himno del Apóstol.

Tras la visita, el Papa se trasladó al arzobispado, para almorzar con los cardenales españoles, con los miembros de la Conferencia Episcopal española y con el séquito papal.

Esta tarde, a las 16.30 hora local oficiará una misa con motivo del Año Santo Jacobeo 2010 en la plaza del Obradoiro, a la que se espera asistan unas doce mil personas, la máxima cabida del lugar.