<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
La lechería del país: a ordeñar para exportar
  • La lechería del país: a ordeñar para exportar | Juan Carlos Petersengerente de la productora de leche Manuka, uno de los invitados especiales de Agrofuturo 2013. FOTO J. PÉREZ
    La lechería del país: a ordeñar para exportar | Juan Carlos Petersengerente de la productora de leche Manuka, uno de los invitados especiales de Agrofuturo 2013. FOTO J. PÉREZ
Por JUAN FERNANDO ROJAS T. | Publicado el 23 de mayo de 2013

"Colombia tiene un potencial enorme porque, si bien todos los países del mundo pueden producir leche, aquí lo pueden hacer a muy bajo costo y de alta calidad con pastoreo y no a punta de granos, eso es una cuota importante para mirar a otros mercados".

La afirmación no es de un ganadero colombiano optimista, sino de Juan Carlos Petersen Widmer, gerente General de Manuka, la empresa chilena de inversionistas neozalandeses que hoy produce 112 millones de litros de leche anuales que salen de 26 mil vacas en 8.000 hectáreas, de las 22.000 que tiene.

El líder de uno de los mayores productores del país austral vino a Medellín a compartir el caso de éxito de la empresa que dirige, en el primer día de Agrofuturo 2013 dedicado a la ganadería, feria que va hasta mañana en Plaza Mayor.

Petersen es de la idea de que la industria lechera no debe concebirse solo para el abastecimiento interno, sino para mercados de exportación, siguiendo el ejemplo de Nueva Zelanda que vende al mundo el 95 por ciento de los 18.000 millones de litros que produce anuales.

La realidad de Colombia es que produce un promedio de 6.500 millones de litros anuales, de los cuales menos de la mitad corresponden a lechería especializada. Mientras el año pasado importó casi 5.000 toneladas de productos lácteos de Estados Unidos, apenas exportó a ese país 305 toneladas, según Fedegán.

Con todo, hoy se generan casi 600.000 empleos en el sector y Colombia comparte con Chile la ventaja comparativa de Nueva Zelanda de contar con "praderas" para levantar ganado con pastoreo.

"Cerca del 80 por ciento de la producción mundial de leche se alimenta con granos, lo que encarece los costos por logística, transporte, almacenamiento y los precios están atados a la cotización del petróleo", señala el experto.

En esas condiciones, Manuka ya mira con ojos de inversionista interesado varias regiones de Colombia para ampliar su operación, que solo en Chile, espera crecer hasta los 250 millones de litros en 2020.

Pero al oír de Petersen las condiciones básicas para concretar esa inversión, Colombia no la tiene fácil: potencial agronómico, capacidad de procesamiento, infraestructura de transporte y una integración para tener una producción sana con potencial exportable.

Aún así, la productora chilena reconoce en nuestro país opciones, incluso para los que pequeños productores: "la eficiencia —puntualiza Petersen— es la religión en la industria láctea, no se requiere de grandes escalas, sino que los pequeños productores se asocien y haya cooperación, integración, en distintas parte de la cadena lechera"n