<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
La SIP premia labor académica de Prensa Escuela
  • FOTO CORTESÍA SECRETARÍA DE LA JUVENTUD
    FOTO CORTESÍA SECRETARÍA DE LA JUVENTUD
POR: JOHN SALDARRIAGA | Publicado el 10 de agosto de 2014

Un gran regalo para celebrar los 20 años recibió el programa que une a El Colombiano con los estudiantes: el Premio a la Excelencia Periodística de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP.

Clara Elena Tamayo Palacio, coordinadora de este programa, explica que se trata de una iniciativa mediante la cual se vincula la prensa y, en general, la información, con el ámbito escolar.

Con apoyo de estudiantes de las Facultades de Comunicación y Educación de las Universidades Pontificia Bolivariana y San Buenaventura, brindan capacitación a los maestros de preescolar, primaria y bachillerato para que utilicen la información periodística como material didáctico en sus clases.

También apoyan a los encargados de los medios de comunicación escolares, para la redacción y edición de los textos, además de ser guías en la producción fotográfica.

Su recorrido
El programa de Prensa Escuela no es nuevo. El primer periódico que impulsó una iniciativa semejante fue el New York Times, en el decenio de 1930.

En 1993, funcionarios del Ministerio de Educación y de Andiarios, le propusieron a El Colombiano que acogieran esta iniciativa, que tantos aportes daba a la educación.

La directora de El Colombiano en ese entonces era Ana Mercedes Gómez Martínez, quien entendía que la educación debía ser uno de los pilares de este medio, fue así como dio luz verde a la creación de este programa, que hoy hace parte de las iniciativas de responsabilidad social.

La primera coordinadora del programa fue la periodista Clara Lía Velásquez, quien falleció a finales del año anterior. Otro coordinador fue el periodista Luis Alfonso Yepes.

La periodista Paola Cardona, quien participó en el proyecto como capacitadora, cuenta que estaba ligado a El Colombianito. De esta publicación, dirigida a los niños, los menores tomaban informaciones que usaban en el aula.

Impulso a la labor
Clara Elena Tamayo Palacio llegó a Prensa Escuela en 2005. Después de revisar lo que había, ella dio fuerza a la capacitación de profesores para que se convirtieran en mediadores entre la prensa y la educación.

En estos veinte años, las facultades de Educación y Comunicación Social de la UPB y de la San Buenaventura se han unido al proceso. Alumnos de estas instituciones educativas son capacitadores de los maestros mediante talleres que realizan en los centros de formación vinculados.

Géneros periodísticos, radio, páginas web, así como edición de periódicos impresos, son algunos de los temas que reciben profesores y alumnos de los colegios, para apoyar la realización de medios escolares.

En la UPB, dos profesores —uno por cada facultad— tienen descarga laboral de ocho horas semanales para que se dediquen a este programa. En la Universidad San Buenaventura, un docente recibe el mismo tratamiento.

"La información periodística puede usarse incluso en los grados de preescolar, siempre y cuando el educador sea un mediador efectivo entre el documento y los niños", expresa Clara Elena.

En total son once planteles educativos vinculados con el programa.

Para el paquete de Prensa Escuela, los ejemplares recibidos en devolución son enviados a 150 instituciones educativas de 38 municipios antioqueños.

Es así como este premio reconoce esa labor de formar y transformar la sociedad a través de la vinculación de las instituciones educativas y sus contenidos curriculares con los medios de comunicación.

Programas como Prensa Escuela se proponen apoyar el quehacer educativo y sensibilizar a los estudiantes frente a las diversas situaciones de la vida diaria.

No queda duda que los medios están llamados a convertirse en agentes dinamizadores del aprendizaje, sensibilizando a la comunidad educativa hacia el uso de la prensa para que desarrollen habilidades de comunicación en el contexto escolar y se formen individuos y ciudadanos con criterio propio frente a la realidad que los rodea.