<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Piratería, un flagelo que recorre a A.L.
Por DIANA CAROLINA JIMÉNEZ | Publicado el 03 de julio de 2013
Los robos de carga y los actos criminales en las vías terrestres de América Latina representan un problema de seguridad tan significativo que solo las pérdidas económicas superan, en cifras conservadoras, los 30 mil millones dólares anuales. El problema también afecta en gran medida, y a largo plazo, la competitividad y la imagen de la región.

En un informe revelado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) se destaca, además, que México y Brasil figuran entre los países con más altos índices de inseguridad en el transporte terrestre.

"Sin embargo, es un fenómeno que está presente en todos los países de la región y por lo tanto es urgente tomar medidas eficaces y coordinadas regionalmente para enfrentar el problema", según el estudio elaborado por el experto de la División de Recursos Naturales e Infraestructura de la Cepal, Gabriel Pérez Salas.

En Colombia, la denominada piratería terrestre no arroja datos tan caóticos como en los años noventa, pero continúa siendo un grave problema de seguridad. Ana Cristina Sierra, investigadora de la Cámara de Transporte de Fasecolda, señala en la edición de mayo de la revista de la asociación gremial, que la piratería terrestre causa la interrupción de la cadena de abastecimiento de bienes en el país y que hasta el 60 por ciento de los siniestros de Transporte de Carga se derivan de esta actividad delictiva.

Sin embargo, no es sencillo aunar criterios porque la Policía Nacional enumera 318 casos de piratería terrestre durante 2012, el 7,7 por ciento menos que en 2011, dato muy inferior al de las aseguradoras porque una sola de ellas llega a registrar 500 casos de hurto o falta de entrega en un solo año.

Atendiendo a los datos de Policía, a través de la Dijín, el ranking de bienes hurtados por la piratería terrestre en Colombia lo encabezan los vehículos. Les siguen los aparatos electrónicos, electrodomésticos y textiles. Los lugares más afectados por estos delitos están bastante repartidos por todo el país.

Coordinación regional
El informe de la Cepal señala que la falta de seguridad en las cadenas logísticas afecta, además, la imagen de los países, reduce los ingresos tributarios, desalienta el emprendimiento y la inversión privada, lo que encarece también los precios de los bienes.

"Todos estos elementos reducen el crecimiento económico y el desarrollo social", enfatizó Pérez Salas al comentar el informe.

El experto dijo que para corregir el problema los países deberían seguir varias recomendaciones, como generar conocimiento sobre el asunto, implementar cambios legales coordinados regionalmente, invertir en infraestructura y promover la facilitación, establecer seguros de cobertura regional y fomentar la colaboración para alcanzar una cadena logística más segura y competitiva para todos.

Según la Cepal, la única forma de reducir los riesgos sobre la cadena logística sin afectar la competitividad de la economía es la adopción de un enfoque sistémico de seguridad integral y no soluciones parciales.

El estudio señaló que los terminales de carga, las zonas cercanas a los puertos, las infraestructuras logísticas de transferencia y las áreas de consolidación de carga son los puntos más vulnerables a los robos en América Latina.