<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Premio al Festival de Poesía es un triunfo de la juventud
  • La juventud es la que consiguió para Medellín y su Festival de Poesía, el Premio Nobel Alternativo, según palabras de Fernando Rendón, director del certamen. Más de 150 mil personas acudieron a la fiesta este año.
    La juventud es la que consiguió para Medellín y su Festival de Poesía, el Premio Nobel Alternativo, según palabras de Fernando Rendón, director del certamen. Más de 150 mil personas acudieron a la fiesta este año.

  • El galardón es por ofrecer una alternativa pacífica contra la guerra.
  • El premio es al Correcto Modo de Vida, dice Fernando Rendón, el director.
  • Por el festival, Prometeo recibirá el Nobel Alternativo en diciembre.
Por
John Saldarriaga

E
l Premio Nobel Alternativo que entregarán a Prometeo en diciembre, por la realización del Festival de Poesía, lo ganó la juventud.

Así piensa Fernando Rendón, director del Festival, quien considera más loable haber obtenido un reconocimiento por la función social del certamen, pues el reconocimiento es conocido también como Premio al Correcto Modo de Vida, la antesala al Premio Nobel de la Paz.

"La poesía siempre está asociada a la paz de su tiempo, comentó. De ahí que sea más valioso este galardón que si hubiera sido un premio de promociones personales".

El origen del Festival tiene mucho que ver con lo dicho. Sucedió en 1991, cuando en Medellín se vivía la guerra del narcotráfico y no era raro que explotaran bombas que dejaran muertos a civiles o policías.

Era el tiempo en que la ciudad era catalogada como una de las más violentas del mundo.

"Nos enfrentamos a ello expresando con palabras el sueño de construir una vida mejor, recordó Rendón. La que vivíamos y que conocía el resto del mundo no era la realidad que queríamos vivir ni reflejar".

Durante los 16 años del certamen, poetas de diversas regiones y culturas colombianas han compartido su poesía y, con ésta, su modo de percibir el mundo.

También, público de regiones diferentes, además de la antioqueña, ha recibido las palabras y las ideas, porque el Festival no sólo se realiza en Medellín y en el Valle de Aburrá, sino en otras ciudades del país.

Otra de las cualidades es que la programación se disemina por barrios de condiciones de vida precaria, habitados, muchos de ellos, por víctimas del conflicto armado que han tenido que abandonar sus tierras huyendo de este: los desplazados.

Y en cuanto a poesía, el aporte del Festival puede evidenciarse en que "los poetas árabes, por ejemplo, han traído su voz a América Latina por medio de Colombia y del Festival", mencionó Rendón.

Voces diversas, no sólo de árabes y asiáticos sino también de europeos, africanos, caribeños, norteamericanos y de Oceanía...

El premio es compartido con el activista estadounidense Daniel Ellsberg y la india Ruth Manorama, según anunció la fundación Right Livelihood Award, que otorga esta distinción a la labor social.

La suma de 275.000 dólares será repartida entre los tres. Unos 220 millones de pesos recibirá Prometeo.

"Son recursos que nos ayudarán a conseguir más, como empréstitos en bancos. Y llegan en un momento en que estamos acosados por la Dian por adeudar impuestos", explicó Rendón, quien opina que vale más lo político y simbólico del reconocimiento, pues "es un premio a la alegría".

La integración de las culturas es paz
El director del Festival Internacional de Poesía de Medellín, Fernando Rendón, declaró que ese certamen convirtió a la ciudad en capital mundial de la poesía.

El festival fue considerado como "único" por el jurado del Nobel Alternativo, que destacó su contribución a construir la paz al otorgarle el premio entre más de 70 candidatos de 40 países.

Fernando Rendón anunció que recogerá el premio el próximo 8 de diciembre en una ceremonia especial en el Parlamento sueco.

Poetas han compartido su poesía en 60 lenguas De 800 personas que presenciaron el festival la primera vez, la cifra pasó a 150 mil, en 2006.

El Nobel Alternativo, fue otorgado en 1990 a otra entidad colombiana, la Asociación de Obreros Agrícolas del Carare.