<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Presidente Santos juega en Cuba su última carta para salvar la Cumbre
  • Presidente Santos juega en Cuba su última carta para salvar la Cumbre | El presidente J.M Santos y su Canciller María Angela Holguín viajarán mañana a Cuba para intentar con Raúl Castro y con el presidente de Venezuela Hugo Chávez, una salida a la crisis. FOTO SIG
    Presidente Santos juega en Cuba su última carta para salvar la Cumbre | El presidente J.M Santos y su Canciller María Angela Holguín viajarán mañana a Cuba para intentar con Raúl Castro y con el presidente de Venezuela Hugo Chávez, una salida a la crisis. FOTO SIG
Por DANIEL ROJAS ARBOLEDA | Publicado el 05 de marzo de 2012

El presidente Juan Manuel Santos sabe que tras el nuevo veto de Estados Unidos a Cuba, la Cumbre de las Américas está en peligro. Por eso asumió el manejo directo del tema. Ayer realizó teleconferencias con los presidentes de México, Chile y Perú. Y mañana viajará a Cuba para buscar un acuerdo con Raúl Castro y con el presidente de Venezuela Hugo Chávez.

La Cumbre quedó atrapada en un juego de poderes, luego de que el eje chavista, representado en los países del Alba (Ecuador, Bolivia, Venezuela, Nicaragua, Cuba, Antigua y Barbuda; San Vicente y Granadinas, y Dominica) pusiera como condición para asegurar su presencia en Cartagena que Cuba asistiera, hecho que fue rechazado, inicialmente, por Estados Unidos y ahora también por México, que considera que existen otros espacios para escuchar a La Habana.

Santos asume la labor que venía realizando la canciller María Ángela Holguín , quien lo acompañará en su viaje, llevando el asunto a otro nivel.

"Ésto ya es un problema entre Jefes de Estado, y Colombia no ha sido capaz de encontrar un punto medio entre los intereses de E.U. y el Alba", señaló Darío Acevedo , analista político de la Universidad Nacional.

Agregó que la situación del Presidente Santos como anfitrión del evento es delicada, pues se encuentra en una "cuerda floja", en la que se juega las relaciones con la potencia del norte y vecinos inmediatos importantes.

E.U. reiteró ayer su posición de no asistir si la isla se hace presente, a través de su portavoz para Latinoamérica del Departamento de Estado, William Ostick , quien aseveró que "el proceso de la Cumbre sólo está abierto a países democráticos".

Frente a las posibles implicaciones de la inclinación del Gobierno colombiano por uno u otro país, el experto en geopolítica de Eafit Juan David Escobar dijo a EL COLOMBIANO que el presidente de E.U., Barack Obama, entenderá la necesidad de Santos de visitar Cuba, y señaló que el líder estadounidense se encuentra también en un delicado lío diplomático.

"Obama necesita los votos de los latinos en Florida, por lo que debe venir a la Cumbre, pero resultaría fatal para su campaña tener que compartir mesa con Castro", afirmó el analista.

Acevedo señaló que la actitud de los gobernantes del Alba no está lo suficientemente unificada como para asumir una posición sólida contra una posible inclinación de Santos hacia E.U. "No tienen forma de asumir una actitud de rechazo a la conferencia si asiste E.U., ya que en su última reunión no tuvieron una posición unánime frente al tema", indicó

México lanzó ayer un salvavidas diplomático a Colombia, al plantear una posición intermedia. "Buscamos que todos los foros en los que se pueda hablar sean incluyentes. Sin embargo, hay otros foros con los que contamos para dialogar con Cuba, como la recientemente creada Celac y el Grupo de Río", explicó la subsecretaria mexicana de Exteriores, Lourdes Aranda.

Falso acercamiento
Desde el inicio Estados Unidos ha mantenido su posición de rechazo a la asistencia de Cuba, que no modificó por los recientes cambios económicos y sociales implementados por el Gobierno de Raúl Castro . "Esa posición norteamericana nunca ha cambiado", dice Acevedo.

"E.U. sigue esperando señales de democratización y mayor libertad en Cuba, pero ese país sigue siendo el mismo de hace cincuenta años, por lo que el país del norte no encuentra motivos para cambiar su posición", indicó.

Frente a la posible solución que el presidente Santos encuentre en Cuba, Juan David Escobar arriesga su hipótesis:" Visitar a Chávez en Cuba es un gesto de amistad que intentará cobrarle pidiéndole que le ayude a que Cuba se abstenga de ir a la cumbre".