<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Utopía conservadora del Brexit devora a sus hijos

  • Theresa May soportó tres derrotas en el Parlamento de su acuerdo del Brexit, pero la presión la llevó finalmente a la dimisión. FOTO reuters

    Theresa May soportó tres derrotas en el Parlamento de su acuerdo del Brexit, pero la presión la llevó finalmente a la dimisión.

    FOTO reuters

Por juan manuel flórez arias | Publicado el 25 de mayo de 2019
Infografía
Utopía conservadora del Brexit devora a sus hijos
en definitiva

Reino Unido despierta sin un rumbo fijo y aún dentro de la Unión Europea. El reto del próximo primer ministro será conciliar entre los que plantean una salida radical y quienes quieren reversarla.

Reino Unido se encuentra ante la encrucijada de haber obtenido la cabeza que llevaba meses pidiendo, la de la primera ministra británica Theresa May, sin que con eso haya dado ningún paso hacia la solución del problema que mantiene capturada su política desde hace tres años: cómo salir de la Unión Europea.

De hecho, para los expertos, la dimisión de May ayer –luego de tres rechazos del Parlamento a su acuerdo con la UE sobre las condiciones de salida– puso a los británicos de frente, sin culpables que lo maticen, ante la dificultad de hacer realidad la decisión que tomaron en el referendo de 2016 incitiados por los conservadores más radicales y que, en tres años, le ha costado el puesto a dos de sus primeros ministros: David Cameron y May.

Por ahora, la disputa por la elección del sucesor es un desfile de frases radicales. El más opcionado, el exministro de relaciones exteriores Boris Johnson dijo ayer que Reino Unido dejará la Unión Europea el 31 de octubre –la fecha definitiva hasta ahora– “con o sin acuerdo”, sin detallar cómo afrontaría las consecuencias económicas de un Brexit duro (ver Infográfico).

Las palabras de Johnson no distan mucho de las de la propia May al asumir en cargo en 2016, tras la renuncia de Cameron. Entonces, la mandataria acuñó un eslogan que terminó siendo usado en su contra:“Brexit es Brexit”.

Tres años después, sin embargo, Reino Unido se encuentra precisamente ante ese problema: ¿Qué es el Brexit? De acuerdo con Rafael Piñeros, profesor de relaciones internacionales de la Universidad Externado, los conservadores de Gran Bretaña se embarcaron en una cruzada inédita –la primera salida de un miembro de la Unión Europea– que nunca llegaron a entender.

Bajo la sombra de la dama

Los paralelismos con la exmandataria Margaret Thatcher acompañaron a Theresa May, la segunda mujer en presidir Reino Unido, durante toda su gestión. De hecho, ambas salieron del poder de la misma forma: con una renuncia luego de sobrevivir a un intento de destitución desde su propio partido.

La diferencia, sin embargo, la determina el legado. Thatcher, llamada la “Dama de Hierro”, dejó el poder estando tan sola como May, pero con la victoria militar de la guerra de las Malvinas y la económica de la privatización del Estado. May, en cambio, se va dejando una estela de intentos fallidos.

Para Piñeros, la conservadora no tuvo en cuenta el principio fundamental cualquier enfrentamiento: asegurarse de tener un solo enemigo. A sus adversarios del Partido Laborista le sumó suspicacias en su propio partido, cuyos miembros más radicales consideraron que el resultado de su negociación con la UE traicionó el espíritu de lo votado en el referendo.

El punto más crítico del pacto alcanzado por May con Bruselas en noviembre de 2018 es el que busca resolver el problema de la frontera de Irlanda del Norte (que se iría con Reino Unido) y la República de Irlanda (que se quedaría en la UE). La solución, llamada Backstop, consiste en la permanencia indefinida de Irlanda del Norte dentro de las reglas arancelarias de la comunidad europea.

El fuego amigo conservador hacia su primera ministra fue tal, que la lista de posibles sucesores está compuesta en gran medida por antiguos miembros del círculo de May que rompieron con ella en algún punto: el exsecretario de Estado para la Salida de la Unión Europea, Dominic Raab, la exlíder conservadora en el Parlamento, Andrea Leadsom y el propio Johnson.

Pese a estas dimisiones, May persistió. Apostó su carrera política a una causa que en principio no fue suya –pues respaldó la opción de permanecer en la Unión Europea en 2016–, y en el proceso sufrió la mayor derrota de un primer ministro en el Parlamento en enero de este año, durante la primera votación del acuerdo del Brexit.

Incluso entonces, siguió proyectando la imagen de una mujer dura y sonriente, capaz de entrar bailando a una cumbre donde tenía las de perder, como hizo en el Congreso Conservador de 2018.

Solo al final se rompió. En las últimas frases de su discurso de renuncia este viernes, mientras anunciaba el fin del cargo que fue el “honor” de su vida, la voz de la sucesora de la “Dama de Hierro” perdió la fuerza y su rostro delató el inicio del llanto. Entonces, May terminó de hablar, dio media vuelta y desapareció por la puerta de su residencia oficial por última vez.

El futuro

Como explica Denis MacShane, exdiputado del Partido Laborista, la cuestión europea ha sido un factor detonante en la salida de al menos los últimos cuatro primeros ministros conservadores. “Cualquiera que sea el sucesor de May, cargará con ese legado”, afirma.

Por esta razón, MacShare considera que los discursos antieuropeos de los próximos días, hasta que el pleno del Partido concluya el proceso de elección a finales de julio, no serán un indicador del tono real que tenga el nuevo huésped de la puerta número 10 de Downing Street en Londres.

Incluso Johnson, quien se viste de radical “puede tomar un cambio de 180 grados cuando llegue al cargo. Si no lo hace, la crisis seguirá y él tendrá un mandato tan exitoso como el de May”.

La lista de aspirantes a suceder a May es tan extensa como la incertidumbre en la que se sume Reino Unido mientras el Brexit, la utopía de orgullo nacional en la que creyeron los conservadores, sigue –como Saturno– devorando a sus hijos

Contexto de la Noticia

CRONOLOGÍA Hitos de la ruta que planteó may para la salida del reino unido de la Unión europea

23 de junio de 2016
En unas elecciones muy parejas, el 52 % de los ciudadanos votó a favor de salir de la Unión Europea. Con esto, el entonces primer ministro conservador, David Cameron, dimitió al cargo.

13 de julio de 2016
Theresa May se convirtió en la primer ministra del Reino Unido y la segunda mujer en ocupar ese cargo después de Margaret Thatcher. Prometió que el Brexit sería “un éxito”.

25 de noviembre de 2018
En Bruselas, Reino Unido y los 27 estados miembros firmaron el acuerdo de salida y una declaración política sobre su futura relación. May advirtió que era el “único acuerdo posible”.

15 Enero de 2019
Primer rechazo en la Cámara de los Comunes al acuerdo del Brexit. En los días12 y 29 de marzo el parlamento rechazó nuevamente el documento negociador por May.

17 de mayo de 2019
El Partido Laborista (opositor) se retira de las negociaciones para aceptar el acuerdo. Tras esa presión, el día 21 de ese mes, May anunció que convocaría a una nueva votación.

Paréntesis Colombia busca conservar lazos

La relación comercial del país con Reino Unido es escasa. Las exportaciones colombianas a Gran Bretaña representan solo el 1,01 % del total, mientras las importaciones llegan al 1,15 %. No obstante, Colombia tiene interés en conservar los vínculos comerciales vigentes. Esto explicaría, de acuerdo con Juan David Barbosa, experto en comercio internacional, la reciente firma del tratado de libre comercio entre ambos países el pasado 15 de mayo. El pacto, que deberá surtir el trámite regular de cualquier tratado comercial, busca mantener las tarifas arancelarias para los productos colombianos vigentes con la Unión Europea una vez Reino Unido deje de ser parte de esta.

Los 4 escenarios tras la dimisión de theresa may

Aprobación del acuerdo alcanzado por theresa may y la unión europea
De acuerdo con el diario The Guardian, el pacto con las condiciones para la salida de Reino Unido por la Unión Europea, pese a sumar tres rechazos en el Parlamento británico por la oposición de laboristas y conservadores más radicales, aún no debe ser descartado. El propio Boris Johnson, posible sucesor de May, votó a favor del acuerdo la última vez. En caso de ser aprobado antes de la fecha límite, el 31 de octubre, Gran Bretaña saldría de la unión europea e iniciaría un periodo de transición de dos años tras el cual, solo Irlanda del Norte se mantendría en las reglas arancelarias europeas, hasta la firma de un nuevo acuerdo comercial.

Cierre de las negociaciones y un brexit sin acuerdo
Uno de los candidatos a suceder a May, el exalcalde de Londres Boris Johnson ha asegurado que de ser elegido primer ministro retirará a Gran Bretaña de la UE en octubre “con o sin acuerdo”. Este escenario es complicado según la investigación de la agencia Instituto for Goberment publicada esta semana que apunta a que sería “casi imposible” para el Legislativo detener a un primer ministro que se empeñe en una ruptura abrupta. Así, según el Banco Central de Inglaterra, el PIB del país se reduciría en 8 % los siguientes 5 años, un retroceso más grande que la crisis económica de 2008.

Que el nuevo primer ministro convoque a elecciones generales
Otra de las opciones, promovida por el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, es que el conservador que ocupe el cargo de May convoque elecciones generales para que los ciudadanos decidan si quieren un nuevo rumbo. Como señala Denis MacShane, exdiputado británico del Partido Laborista, aunque esta petición era esperable, “es poco probable que en este momento los conservadores se arriesguen a medirse con los laboristas”. Para el analista, la única vía por la que se daría este ese escenario sería si se presenta una profunda división en el Partido Conservador que permita el adelanto de elecciones.

Un segundo referendo que busque reversar el resultado de 2016
Un escenario que nadie reivindica, pero está presente. Como explica Juan David Barbosa, profesor de la U. Javeriana y experto en comercio internacional, una eventual victoria de los Laboristas en elecciones anticipadas abriría posibilidades hasta ahora remotas. El diario británico The Guardian apunta que pondría en duda la salida de Reino Unido de la Unión Europea, en especial por la presión del Partido Nacional Escocés y de los Demócratas Liberales, ambos anti Brexit, por la convocatoria de unas nuevas votaciones en la que los ciudadanos ratifiquen si, tres años después, aún quieren dejar la UE.

Juan Manuel Flórez Arias

Periodista del Área Internacional, formado en la Universidad de Antioquia. Interesado en acercar con las palabras las historias lejanas en la geografía.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS