<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

El pasaje comercial del Centro de Medellín que es una pequeña Venezuela

Hay 18 locales que venden mecatos, licores, bebidas, harinas, mantequillas, camisetas de béisbol, envían paquetes y ponen giros. Son tiendas de la nostalgia.

  • Yennys Pinto tiene en su local fotos enmarcadas de su natal Carora, capital del municipio más grande del estado Lara. Mantiene estirada en la pared la bandera de su país. Pregunte por lo que no vea. FOTOS CAMILO SUÁREZ
    Yennys Pinto tiene en su local fotos enmarcadas de su natal Carora, capital del municipio más grande del estado Lara. Mantiene estirada en la pared la bandera de su país. Pregunte por lo que no vea. FOTOS CAMILO SUÁREZ
  • El pasaje comercial del Centro de Medellín que es una pequeña Venezuela
  • Ismary Colina le muestra a Arturo una camiseta de la selección venezolana de fútbol que es furor en las eliminatorias mundialistas para 2026. FOTO: CAMILO SUÁREZ
    Ismary Colina le muestra a Arturo una camiseta de la selección venezolana de fútbol que es furor en las eliminatorias mundialistas para 2026. FOTO: CAMILO SUÁREZ
25 de noviembre de 2023
bookmark

No hay recuerdo más poderoso que el de un sabor de la infancia. No se evoca tanto la colada de guayaba que preparaba la abuela, sino el tiempo en el que la vida era plena. Eso explica, en parte, porque la mantequilla Mavesa y la mayonesa Kraft son lo más vendido en los locales que ofrecen productos venezolanos en un pasaje de Medellín. “No conseguimos el mismo sabor, es que la mantequilla de acá no se derrite y la ensalada no sabe igual sin la mayonesa azul”, explica Ismary Colina, vendedora de Variedades Santo Cristo en el centro comercial Veracruz.

Lea también: Amnistía Internacional pidió a Colombia más ayuda para los migrantes venezolanos

Este es uno de los 18 locales que tienen repletas las vitrinas de galleticas Samba, leche en polvo La Campiña, bebida achocolatada Toddy, jamón Diablitos, Maltín Polar, el tabaco molido que usan los llaneros marca Chimo Chákaro, el ron Cacique añejo, ponche de crema Eliodoro González, anís Cartujo —un aguardiente dulzón— y hasta vino Pasita para acompañar las tortas navideñas. También hay productos de panadería, venta de camisetas de la selección venezolana de fútbol y de los clásicos rivales del béisbol local, Caracas y Magallanes, así como la opción de hacer giros y enviar paquetes a 130 ciudades.

$tempAlt.replaceAll('"','').trim()

“Vendemos pequeños placeres, lo que más extrañamos. La gente viene y todo se va a los sentimientos”, dice Ismary, oriunda de Puerto Cabello, de donde salió hace cinco años.

En esas llega Arturo, quien hace cinco años emigró de Maracay y hoy tiene el puesto de empanadas F&G cerca a la estación Prado del metro. Es mediodía, en la tarde juega la Selección contra Ecuador por las eliminatorias al Mundial de fútbol de 2026. La Vinotinto sueña clasificar por primera vez y por eso la mantequilla Mavesa pasa a un segundo plano en estos días futboleros.

—La camiseta vale 50, 70 con el short, le cuenta Ismary.

—Una M, responde Arturo.

—¿Qué recuerda Arturo cuando ve una vitrina llena de productos venezolanos?

—Mi niñez, porque cuando me vine para Colombia a los 19 años ya no se encontraba nada de esto. Empecé a sentir la escasez cuando tenía 14, cuando pruebo algo de esto me recuerda la época de la escuela en la que mi papá me compraba malta y galletas.

Vecina a Variedades Santo Cristo está Maryu Meléndez, quien hace tres meses atiende el local Venegiros. Lo que más vende es el Fororo, una harina para hacer colada a base de maíz tostado; y el Primor, otra harina, pero de arroz, con la que hacen sopa para bebés.

Le puede interesar: 2,8 millones de venezolanos residen en Colombia; medio millón no ha regularizado su estatus

Dice que el centro comercial Veracruz es ideal porque en los alrededores de esa zona, donde confluyen la plazuela Botero, el parque de Berrío y la estación del metro, trabaja mucho venezolano. “No creo que un local de estos tenga mucha clientela en otra parte de Medellín”, anota.

—¿Qué más le han encargado, qué piden para Navidad?

—Los macarrones. Los maracuchos (los que son de Maracaibo) hacen un plato que se llama macarronada en esta época, es una pasta rellena de carne y queso. Nos piden también el ponche de crema.

—¿De dónde traen todo?

Ismary Colina le muestra a Arturo una camiseta de la selección venezolana de fútbol que es furor en las eliminatorias mundialistas para 2026. FOTO: CAMILO SUÁREZ
Ismary Colina le muestra a Arturo una camiseta de la selección venezolana de fútbol que es furor en las eliminatorias mundialistas para 2026. FOTO: CAMILO SUÁREZ

—De Cúcuta, hay proveedores que traen todo. Todo este mercado empezó desde antes de la pandemia y se consume mucho porque nos recuerdan cuando el país estaba en su mejor momento, estos productos no podían faltar en ninguna casa, eran de la cesta básica de cualquier familia.

Siga leyendo: Colombia necesitará US$665 millones para atender a población migrante en 2023

Maryu también presta el servicio de envío de remesas. El interesado entrega pesos colombianos, hacen la conversión y consignan a la cuenta de los familiares allá para que paguen con tarjeta y eviten grandes fajos por la alta inflación que fue de 115% entre enero y julio de este año. La tasa que manejó ese día todo el centro comercial fue de 1,24. Los clientes ponen desde 5.000 pesos que equivaldrían en Venezuela a un dólar, con la comisión incluida. A comienzos de este año con un dólar se podía comprar un paquete de 400 gramos de espaguetis o una lata de cerveza de 222 ml.

En el centro comercial Veracruz también envían paquetes a 130 ciudades. Salen todos los sábados por tierra desde Medellín, Bogotá, Cali, Cúcuta o Barranquilla y el tiempo de entrega es de 10 a 15 días.

La mamá de Maryu se llama Yennys Pinto y atiende otro local de Venegiros un piso más arriba. Tiene templada en la pared la bandera tricolor con las ocho estrellas y adorna el local con fotos enmarcadas de Caracas, Valencia, Boca de Aroa y su natal Carora, capital del municipio más grande del estado Lara. La patria la llevo en mí, podría decir.

Explica el neurocientífico estadounidense Hadley Bergstrom que la comida provoca recuerdos porque el sabor se asocia al lugar donde se prepara, a la compañía, a la época. Se convierte en algo simbólico, casi que ritual. Cuenta que muchos de nuestros recuerdos como niños no son tanto por la sopa que preparaba la abuela, sino el devolverse al instante cuando la familia se sentaba en el comedor y el mundo se detenía, el sabor tiene un significado adicional a la cualidad sensorial.

Por eso no son solamente los empaques coloridos de la mantequilla Mavesa o la mayonesa Kraft. Ismary, Maryu y Yennys venden nostalgia.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*