<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El humano llevó el plástico hasta la atmósfera de la Antártida y los Alpes

Nuevas investigaciones determinaron que hasta las zonas más puras del planeta, ya llegó el ser humano y contaminó. Estas son las implicaciones.

  • Los plásticos son un grave problema de contaminación atmosférica en todo el planeta. FOTO efe
    Los plásticos son un grave problema de contaminación atmosférica en todo el planeta. FOTO efe
Vanesa de la Cruz Pavas | Publicado el 28 de enero de 2022

El ser humano ha pisado la Luna, ha enviado robots a Marte, a Venus y hasta al planeta enano más alejado dentro del sistema solar, Plutón; ha alcanzado las profundidades más hondas del océano en el Abismo de Challenger, en la fosa de las Marianas; y ha subido hasta la montaña más alta del mundo (desde el nivel del mar), el monte Everest. Y todos los lugares a los que ha llegado, sea en mar, en aire, en espacio o en tierra, los ha contaminado.

Una nueva investigación de las universidades de Zaragoza, Complutense de Madrid y del País Vasco, ha determinado que en uno de los lugares más puros y alejados del planeta, los microplásticos y otros aerosoles de origen humano ya han alcanzado la atmósfera. Se trata de la Antártida, sobre todo sobre la isla Decepción.

Determinaron que esa contaminación plástica no proviene de la misma Antártida sino de otras partes, pero que viaja por la atmósfera y se deposita, se reparte. “Este plástico no es nuevo de este año. Es de lo que ya hemos vertido al medio ambiente durante varias décadas”, dice la autora principal Janice Brahney. Los resultados del trabajo fueron publicados en la revista científica Spectrochimica Acta Part A: Molecular and Biomolecular Spectroscopy.

Pero también otro estudio publicado el martes y realizado por el Laboratorio Federal Suizo de Ciencia y Tecnología de Materiales, encontró nanoplásticos, partículas aún más pequeñas, de entre uno y cien nanómetros, en las zonas más remotas de los Alpes.

Ya son pocas las zonas que se salvan del daño humano: hay basuras en el fondo más profundo del mar, en todos los océanos, hace dos semanas las encontraron en el aire que rodea al Pic du Midi, una montaña de 2.877 metros en el Pirineo francés y hasta en el interior de otros animales, como tortugas, ballenas y pingüinos.

Pero es relativamente reciente que se escuche que los han encontrado, con tanta frecuencia, en la atmósfera y con tanto impacto. De hecho, según el trabajo suizo, los nanoplásticos se han convertido en uno de los principales problemas de contaminación atmosférica del planeta porque solo Suiza recibe 43 billones de estas tóxicas partículas al año.

¿Cómo es esto posible? ¿Estamos respirando plásticos? Este hecho trae repercusiones para la misma atmósfera, para todos los ecosistemas y para la salud y bienestar de todas las especies animales y vegetales, incluida la humana.

¿Qué es la atmósfera?

La física de la Universidad Eafit, Elena Montilla Rosero, explica que es la capa gaseosa que envuelve la Tierra y que es la base de las ciencias climáticas, por lo que es tan importante. Dice que depende de su interacción con el Sol, los continentes y los océanos y que es relativamente delgada. Sara Veira Agudelo, experta en ciencias atmosféricas y docente de la Universidad de Antioquia, añade que está compuesta en su mayoría por nitrógeno y oxígeno, pero que en menor proporción tiene otros gases conocidos como los de efecto invernadero, como el vapor de agua, el dióxido de carbono, el ozono, el metano, entre otros. Cumplen un papel fundamental en el clima de la Tierra y son necesarios para tener una temperatura habitable. El problema está, explican, en que cuando hay mayor emisión de esos gases de efecto invernadero, (sea por deforestación, quema de combustibles fósiles, basuras, etc.), se impacta la circulación oceánica y atmosférica, la capacidad de procesar la radiación del Sol que tiene la atmósfera y, a grandes rasgos, aumenta la temperatura del planeta: calentamiento global.

¿Qué son y de dónde provienen los microplásticos?

Los microplásticos son las partículas de plástico menores a 5 milímetros de tamaño y los nanoplásticos son de entre uno y cien nanómetros. Son pequeños, imperceptibles casi y según Andrés Osorio, director del Centro de Excelencia en Ciencias Marinas – CEMarin y profesor de la Universidad Nacional de Colombia, tienen diversos orígenes: unos pueden ser causados por fábricas e industrias y los otros son los resultados del consumo humano. No son locales, no pasa solo en Colombia o en la Antártida, sino que tiene escala mundial: en los océanos solamente, por ejemplo, son ocho millones de toneladas de desechos plásticos los que van a parar allí. Y no es una problemática solo actual: la botella que alguien utilizó en 1980, aunque no se vea completa, no desapareció sino que se fragmentó en esos trozos demasiado pequeños e imperceptibles y están circulando por la atmósfera o por las corrientes oceánicas, infiltrándose en suelos, aguas y aires. Provienen de envoltorios de alimentos, neumáticos, botellas, bolsas plásticas y demás, que suelen desplazarse hasta la capa superior del agua, son agitadas por las olas y el viento y se capturan en el aire, llegando a la atmósfera.

¿Cómo hicieron las investigaciones?

En la Antártida estaban haciendo una caracterización de aerosoles atmosféricos. Además de microplásticos, encontraron otros aerosoles como el carbono negro, biológicos como bacterias y minerales, entre ellos nitrato de amonio, singenita y fertilizantes de nitrógeno, fósforo y potasio. Utilizaron filtros de aire de un captador instalado en la isla y muestras en el agua, la nieve y el suelo, además del aire y atraparon estos contaminantes que luego estudiaron. “Esto da muestras de la gravedad y el alcance de la contaminación ambiental a la que estamos asistiendo”, dice Jesús Anzano, coordinador del grupo de investigación de la Universidad de Zaragoza. Encontraron que no provenían de la Antártida directamente sino de zonas próximas. En el caso de Suiza, encontraron que cada año se acumulan en torno a 3.000 toneladas de nanoplásticos que se desplazan desde las zonas más remotas de los Alpes hasta las ciudades de menor altitud, como Ginebra, y que alrededor del 10 % de esas partículas alpinas analizadas en el estudio recorrieron más de 2.000 kilómetros.

El daño ambiental que representan

Una vez alcanzan la atmósfera, los microplásticos pueden permanecer allí, en el aire, hasta 6,5 días, tiempo que les es suficiente para atravesar todo el continente, esparcirse y, en este caso, llegar a la Antártida. Para la salud humana son un peligro: inhalar estas partículas puede irritar el tejido pulmonar y provocar enfermedades desde leves a graves. Para los animales, que además lo consumen, puede causar intoxicaciones y hasta muertes, aunque no hay mucho estudios que lo determinen: “Hay trabajos que indican que esto puede causar efectos toxicológicos y físicos de algunos de los órganos de los organismos vivos, pero son trabajos limitados que solo comenzaron hace una década, así que no hay mucha información”, concuerda Zapata. Y para la circulación oceánica y atmosférica, una dificultad. En el caso atmosférico, puede afectar los procesos de radiación solar y de control de temperatura y, en los océanos, estos plásticos podrían alterar los gradientes salinos, térmicos, de nivel del mar y demás que permiten que esta circulación funcione de forma correcta y que hacen que todo el ecosistema marino esté en equilibrio y, por consiguiente, los demás terrestres.

Vanesa de la Cruz Pavas

Periodista de la UPB. Amante de las historias y de las culturas. Estoy aprendiendo a escuchar y a escribir.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS