<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El Vallano, paraíso de Envigado

En el Valle de Aburrá hay lugares naturales de inmensa belleza, esta vereda es uno de ellos.

  • El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
    El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
  • El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
    El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
  • El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
    El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
  • El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
    El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
  • El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
    El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
  • El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
    El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
  • El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
    El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
  • El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
    El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
  • El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
    El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
    El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
    El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
    El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
  • El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
    El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
    El Vallano, en Envigado, guarda ruidos de la naturaleza: el canto de los pájaros, árboles que se agitan con el viento y el correr del agua por el caudal de la quebrada La Ayurá. Foto: Edwin Bustamante
Galería de Imágenes
§SSI_6774f46ba98142588ee9965a65bce57e_SSI§