<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El Jardín Botánico tiene una agonía financiera

Reducción de los contratos con la Alcaldía generó un déficit de $2.800 millones en 2020

  • La historia de decadencia del Jardín Botánico comenzó en 2020. Según García, su directora, los ingresos de la entidad están divididos en dos bloques. El primero de ellos, y el más representativo, proviene de la contratación con la Alcaldía de Medellín, que representa un 65 % del total. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    La historia de decadencia del Jardín Botánico comenzó en 2020. Según García, su directora, los ingresos de la entidad están divididos en dos bloques. El primero de ellos, y el más representativo, proviene de la contratación con la Alcaldía de Medellín, que representa un 65 % del total. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • Para sostenerse, el Jardín Botánico le está apostando a matrimonios y reuniones privadas de pocas personas. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Para sostenerse, el Jardín Botánico le está apostando a matrimonios y reuniones privadas de pocas personas. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • El Jardín Botánico de Medellín es un espacio cultural y natural creado hace 48 años, pero con raíces en las postrimerías del siglo XIX. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    El Jardín Botánico de Medellín es un espacio cultural y natural creado hace 48 años, pero con raíces en las postrimerías del siglo XIX. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • El Jardín Botánico de Medellín Joaquín Antonio Uribe, es un jardín botánico de unas 13.2 hectáreas de extensión para el disfrute de la gente. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    El Jardín Botánico de Medellín Joaquín Antonio Uribe, es un jardín botánico de unas 13.2 hectáreas de extensión para el disfrute de la gente. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • Cuenta con un recinto para eventos llamado el Orquideorama, un lugar arquitectónico para la exposición de flores. Foto: Manuel Saldarriaga quintero.
    Cuenta con un recinto para eventos llamado el Orquideorama, un lugar arquitectónico para la exposición de flores. Foto: Manuel Saldarriaga quintero.
  • Posee un gran lago para la vista de los visitantes y el habita de algunas especies vegetales y animales. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Posee un gran lago para la vista de los visitantes y el habita de algunas especies vegetales y animales. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • Patos, iguanas, tortugas entre otros, están la vista de los visitantes. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Patos, iguanas, tortugas entre otros, están la vista de los visitantes. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • Patos, iguanas, tortugas entre otros, están la vista de los visitantes. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Patos, iguanas, tortugas entre otros, están la vista de los visitantes. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • Patos, iguanas, tortugas entre otros, están la vista de los visitantes. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Patos, iguanas, tortugas entre otros, están la vista de los visitantes. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • Los visitantes pueden registrar con sus cámara la belleza natural que existe allí: Foto: Manuel Saldarriaga quintero
    Los visitantes pueden registrar con sus cámara la belleza natural que existe allí: Foto: Manuel Saldarriaga quintero
  • La historia de decadencia del Jardín Botánico comenzó en 2020. Según García, su directora, los ingresos de la entidad están divididos en dos bloques. El primero de ellos, y el más representativo, proviene de la contratación con la Alcaldía de Medellín, que representa un 65 % del total. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    La historia de decadencia del Jardín Botánico comenzó en 2020. Según García, su directora, los ingresos de la entidad están divididos en dos bloques. El primero de ellos, y el más representativo, proviene de la contratación con la Alcaldía de Medellín, que representa un 65 % del total. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • Para sostenerse, el Jardín Botánico le está apostando a matrimonios y reuniones privadas de pocas personas. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Para sostenerse, el Jardín Botánico le está apostando a matrimonios y reuniones privadas de pocas personas. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • El Jardín Botánico de Medellín es un espacio cultural y natural creado hace 48 años, pero con raíces en las postrimerías del siglo XIX. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    El Jardín Botánico de Medellín es un espacio cultural y natural creado hace 48 años, pero con raíces en las postrimerías del siglo XIX. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • El Jardín Botánico de Medellín Joaquín Antonio Uribe es un jardín botánico de unas 13.2 hectáreas de extensión para el disfrute de la gente. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    El Jardín Botánico de Medellín Joaquín Antonio Uribe es un jardín botánico de unas 13.2 hectáreas de extensión para el disfrute de la gente. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • El Jardín Botánico de Medellín es un espacio cultural y natural creado hace 48 años, pero con raíces en las postrimerías del siglo XIX. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    El Jardín Botánico de Medellín es un espacio cultural y natural creado hace 48 años, pero con raíces en las postrimerías del siglo XIX. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • La historia de decadencia del Jardín Botánico comenzó en 2020. Según García, su directora, los ingresos de la entidad están divididos en dos bloques. El primero de ellos, y el más representativo, proviene de la contratación con la Alcaldía de Medellín, que representa un 65 % del total. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Para sostenerse, el Jardín Botánico le está apostando a matrimonios y reuniones privadas de pocas personas. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    El Jardín Botánico de Medellín es un espacio cultural y natural creado hace 48 años, pero con raíces en las postrimerías del siglo XIX. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    El Jardín Botánico de Medellín Joaquín Antonio Uribe, es un jardín botánico de unas 13.2 hectáreas de extensión para el disfrute de la gente. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Cuenta con un recinto para eventos llamado el Orquideorama, un lugar arquitectónico para la exposición de flores. Foto: Manuel Saldarriaga quintero.
  • Posee un gran lago para la vista de los visitantes y el habita de algunas especies vegetales y animales. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Patos, iguanas, tortugas entre otros, están la vista de los visitantes. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Patos, iguanas, tortugas entre otros, están la vista de los visitantes. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Patos, iguanas, tortugas entre otros, están la vista de los visitantes. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Los visitantes pueden registrar con sus cámara la belleza natural que existe allí: Foto: Manuel Saldarriaga quintero
  • La historia de decadencia del Jardín Botánico comenzó en 2020. Según García, su directora, los ingresos de la entidad están divididos en dos bloques. El primero de ellos, y el más representativo, proviene de la contratación con la Alcaldía de Medellín, que representa un 65 % del total. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Para sostenerse, el Jardín Botánico le está apostando a matrimonios y reuniones privadas de pocas personas. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    El Jardín Botánico de Medellín es un espacio cultural y natural creado hace 48 años, pero con raíces en las postrimerías del siglo XIX. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    El Jardín Botánico de Medellín Joaquín Antonio Uribe es un jardín botánico de unas 13.2 hectáreas de extensión para el disfrute de la gente. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    El Jardín Botánico de Medellín es un espacio cultural y natural creado hace 48 años, pero con raíces en las postrimerías del siglo XIX. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
Galería de Imágenes
§SSI_aca1db3733b141bb8154001b51744d8f_SSI§