<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Paraíso de mariposas en medio de la ciudad

En El Volador, uno de los siete cerros tutelares de Medellín, encontramos un oasis al aire libre esperando abrir sus especies a la ciudad.

  • Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
    Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
  • Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
    Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
  • Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
    Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
  • Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
    Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
  • Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
    Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
  • Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
    Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
  • Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
    Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
  • Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
    Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
  • Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
    Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
  • Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
    Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
    Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
    Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
    Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
  • Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
    Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
    Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
    Quienes acuden a El Volador ven las setenta y cuatro especies de mariposas que llegan a polinizar el lugar en diferentes momentos y reverdecen este paraíso abierto en medio de la urbe de cemento. FOTO: Edwin Bustamante
# #
Galería de Imágenes
§SSI_be26c0574f8f423fa4c75e574f654405_SSI§