Un seguro para el futuro

  • ilustración sstock
    ilustración sstock
Por daniel rivera | Publicado el 14 de febrero de 2019
1,84

billones de pesos se retiraron de los fondos privados el año pasado por desempleo.

10%

aproximadamente, aumentó el retiro de cesantías en 2018 frente al periodo anterior.

en definitiva

Las cesantías no pueden convertirse en plata de bolsillo. El reto es encaminarlas correctamente como una cobertura para los periodos en los que se pueda estar desempleado.

La poca planeación de los usuarios a la hora de darle un uso a las cesantías ha desvirtuado su verdadera función.

Estas fueron creadas para usarse como un auxilio de desempleo en caso de quedar cesante por terminación de contrato, pero como explica el economista Mauricio Colorado, algunas veces los empleados tramitan el retiro de cesantías para atender obligaciones con entidades bancarias o para simple diversión, “esto es todo un error porque las personas, cuando se quedan desempleadas, se quedan sin nada, no ven ni un peso y empiezan a pasar por apuros. Las cesantías hay que tenerlas como un seguro para echar mano en momentos de desempleo”.

Según datos de la Asociación Colombiana de Administradores de Fondos de Pensiones y de Cesantías, Asofondos, en Colombia el año pasado los fondos privados registraron 7,5 millones de afiliados, aumentando en casi 5 % el número que había en 2017. Todas estas personas ahorraron 10,75 billones de pesos, pero pese a este éxito en cifras, el retiro de dinero fue de alrededor de 5,5 billones, un aumento de casi el 10 % en comparación con el año inmediatamente anterior.

Las cifras llaman la atención de los expertos, por lo que el mismo Asofondos decidió aconsejar: “Insistimos en priorizar el uso de las cesantías para que los trabajadores se protejan frente a contingencias como el desempleo que, como hemos visto en cifras recientes del DANE, ha venido afectando, en especial, a los más jóvenes y a las mujeres. De ahí la importancia de conservar este ahorro el mayor tiempo posible para cubrirse en ese tipo de coyunturas”. Y es que, según las últimas cifras entregadas, el desempleo ronda por el 9,7 %, muy cerca ya a los dos dígitos.

Colorado asegura que las cesantías fueron creadas para atender a los empleados en caso de ser despedidos o renunciar a un empleo, “por esto el mejor consejo que uno le puede dar a alguien es que guarde las cesantías, que si necesita pagar matrículas o incluso comprar vivienda, busque buenos créditos en el mercado, pero que guarde el dinero aportado por el empleador, pues esto le permitirá mantenerse a flote mientras consigue un nuevo trabajo”.

Sin embargo, este consejo es desoído, pues las cifras de Asofondos muestran que los colombianos echan más mano de este dinero para comprar o mejorar la vivienda. En 2018, los afiliados a fondos privados retiraron 2,95 billones de pesos para vivienda (10,9 % más que en 2017). En el segundo puesto de prioridad estuvo el desempleo, pues 1,84 billones de pesos se retiraron para alivianar la carga económica después de finalizar un contrato. Finalmente, 540.000 millones de pesos se usaron para pagar educación.

Protección al cesante

Además del uso de las cesantías para los momentos de desempleo, es bueno recordar que el ingreso a un fondo permite que los empleados continúen afiliados al sistema de salud y otros beneficios.

Según Asofondos, “los trabajadores cuentan con el Mecanismo de Protección al Cesante, el cual busca retomar el espíritu inicial de las cesantías como ahorro o blindaje frente al riesgo de desempleo, permitiendo a las personas que pierdan su trabajo, mitigar los efectos de esta situación, al mantenerles el acceso a salud, el ahorro para su pensión, el subsidio familiar y el acceso a servicios de intermediación y capacitación laboral”.

Esto último se obtiene por medio de una autorización con la que el empleado, voluntariamente, acepta que un porcentaje o todo el saldo disponible de sus cesantías vayan a parar al mecanismo de protección al cesante. Dicha decisión se puede echar para atrás en cualquier momento, sin embargo, para no perder el rumbo en tiempos difíciles, es mejor utilizar estas cesantías en la protección del futuro.

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección