<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Aldo Civico
Columnista

Aldo Civico

Publicado el 13 de marzo de 2021

Alfredo, el político adulto

El almuerzo con el concejal Alfredo Ramos empezó con mi confesión. Admití que durante varios años no había tenido un buen concepto de él, principalmente por los problemas judiciales de su papá, el exgobernador. Esta percepción intercalada con la imagen que le han creado las redes sociales, y algunos medios, de ser un “hijo de papi”, me impidió acercarme a él. También le dije que cuando empecé a ver la coherencia con la cual está enfrentando las irregularidades de esta administración (mientras que algunos de los miembros de su misma bancada están aliados con las fechorías de la administración de Quintero), me di cuenta que me había equivocado.

En la crisis que Medellín vive, Ramos encontró su voz auténtica. “Durante mi campaña para la alcaldía fui demasiado correcto políticamente”, admite el concejal, haciendo autocrítica y contando que decidió entrar al Concejo porque sabía que la elección de Daniel Quintero era una mala noticia para la ciudad. Cuenta que el hoy alcalde de Medellín, cuando era todavía viceministro de Juan Manuel Santos, se le acercó durante un evento en el Suroeste y le dijo que quería ayudar en la campaña presidencial de Luis Alfredo Ramos. Al hoy concejal le pareció el ofrecimiento inoportuno, de un hombre sin escrúpulos. Alfredo Ramos era consciente que había que ejercer un control político cerrado desde el primer día.

Apalancando el olfato para las trampas que desarrolló durante los años trabajando como directivo de ventas, Alfredo Ramos fue el primero en activar la alarma por las prácticas clientelistas de Quintero y su corte. En abril de 2020, arrancó denunciando irregularidades en las adecuaciones a la antigua Clínica Saludcoop la 80 y la práctica de esta administración de escoger a dedo, sin estudio de mercado, contratistas bogotanos sin ninguna experiencia en Medellín. Denunció además que hubo un encarecimiento del contrato del 5 por ciento. Finalmente, la ciudadanía también se enteró que nunca hubo una sola cama UCI en la Clínica de la 80. En abril, el concejal del Centro Democrático denunció irregularidades y extracostos en la adquisición de los más de 200 mil paquetes alimentarios con contratación directa por la Secretaría de Educación (donde su compañero de bancada Albert Corredor tiene cuotas e intereses importantes) que se distribuyeron a la población vulnerable durante la pandemia. El contratista fue Colombia Avanza, la misma organización del clan Suárez-Mira, hoy envuelta en el escándalo de Buen Comienzo y que apoyó a Quintero durante la campaña electoral, como lo han documentado ampliamente investigaciones periodísticas. La Contraloría, por mezclar peras con manzanas, terminó sin tomar en serio las denuncias de Alfredo Ramos.

En nuestra conversación, el concejal admite que durante su juventud se comportó como un hijo de papi, pero al cumplir 30 años empezó a hacerse preguntas distintas, alimentadas por lecturas que lo ayudaron a evolucionar. El paso por el Senado le hizo entender que servir en lo público es servir a un propósito superior con rigor ético y con la capacidad de poner límites y decir no. Hoy para Alfredo Ramos, político adulto, el propósito superior es Medellín

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas