<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Juan Gómez Martínez
Columnista

Juan Gómez Martínez

Publicado el 10 de marzo de 2022

Como advertencia

Es como una advertencia que nos hacen, al ver lo que sucede en Ucrania, por lo que pasa con Rusia y sus ambiciones. Estas se resumen en Crimea. Península declarada por Rusia en 2014 como parte de su territorio. Es que, desde el punto de vista geopolítico, es de gran importancia para el invasor de Ucrania. Su salida principal al mar y su gran riqueza en combustibles y en agricultura son un gran atractivo para el imperialismo ruso.

Se preguntarán por qué lo que sucede con Ucrania es una advertencia para nosotros. Sencillamente, es lo que puede pasar con el candidato, exguerrillero, Gustavo Petro si llegare a ganar las elecciones presidenciales.

Ese candidato, que recibe grandes cantidades de dinero en efectivo por debajo de la mesa, es amigo de nuestro peor vecino Maduro, es amigo y practicante del comunismo extremo, no le importa la patria para nada, alimentó —y lo había anunciado cuando perdió las elecciones del 2018— las revueltas violentas que causaron grandes daños el año pasado en varias ciudades del país.

Pues... ese sujeto es capaz de hacer, o permitir, cualquier cosa contra Colombia con tal de congraciarse con Putin, el invasor de Ucrania.

Estoy elucubrando, pero se me ocurrió pensar que Maduro debe ansiar salir al Pacífico y tener contacto con los puertos de los países orientales y comunistas.

Imagínense que a Petro se le despierte el deseo de darle salida al Pacífico a su amigo y dictador ignorante, Nicolás Maduro. Que le ofrezca una faja de Colombia para que calme sus ambiciones de llegar a ese mar y que reciba el apoyo de su mutuo y admirado gobernante Putin, con los argumentos empleados en Ucrania, como son las armas, tanques, aviones y soldados bien entrenados para invadir otros países.

Un comunista con poder siente que puede hacer cualquier cosa así sea contra su patria. El grupo del candidato lo hizo cuando asaltó el Palacio de Justicia en Bogotá, mataron a los más altos magistrados, acabaron con la Justicia colombiana y hoy sufrimos las consecuencias de ese acto violento.

Los colombianos tenemos el reto de elegir un excelente Congreso para tener, por lo menos, uno de los poderes que pueda controlar un Ejecutivo desbordado. Que los buenos congresistas elegidos puedan hacer las reformas que clama con urgencia el pueblo colombiano, que ese Congreso sea, de verdad, admirable. Que a nadie se le ocurra la abstención, que es el peor pecado que pueda cometer un buen ciudadano. Abstenerse de ejercer el derecho al voto es abrirles el camino a los corruptos, a los ineptos y a los capaces de cometer cualquier acto contra la patria.

El compromiso del domingo, para los buenos colombianos, es salir a votar, votar por los mejores y pensando en que quienes lleguen con nuestro voto al poder legislativo se convertirán en los mejores parlamentarios para construir un futuro mejor para todos nosotros. Y que se conviertan en una verdadera barrera para atajar las ambiciones de quienes han demostrado que la patria no les importa 

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas