<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

Con el secuestro en auge no hay potencia mundial de la vida

El secuestro mostró horrores que como sociedad no podemos dejar que se repitan. Es un imperativo de sociedad no volver a caer en la indiferencia ante este renaciente flagelo.

21 de septiembre de 2023
bookmark
  • Con el secuestro en auge no hay potencia mundial de la vida

Por Mauricio Perfetti Del Corral - mauricioperfetti@gmail.com

Hace algunas semanas Jorge Restrepo, uno de los 10 economistas colombianos más reconocidos según Forbes escribió el siguiente tweet: “uno de los grandes éxitos de Colombia en materia de seguridad para las personas fue la reducción del secuestro extorsivo a su mínima expresión. Ese logro lo perdimos”. El autor sustentó la afirmación con una gráfica que señala categóricamente que a junio de 2023 el número de secuestros anual se situó a niveles similares a los de comienzos de la década anterior.

Dicho tweet y cifra coinciden con la publicación de un segundo estudio acerca del secuestro en Colombia (Gallego, Gloria; 2023), ambos permiten deducir un hecho innegable: el auge entre 2022 y 2023 del secuestro extorsivo no es coherente con el planteamiento del gobierno: Colombia, potencia mundial de la vida. Los análisis de la profesora Gallego y su equipo de investigación, y los relatos que los acompañan, hacen visible la deshumanización, la infamia y el trato cruel que significó el secuestro y “la severidad del daño causado... hay una realidad llena de violencia y desprecio” y es ahí precisamente donde radica la contradicción con dicha pretensión del gobierno.

El estudio mencionado hace una caracterización del secuestro que ratifica la importancia de no volver a esta práctica. Las víctimas no fueron solamente familias adineradas pues pescadores, trabajadores de finca, religiosos, campesinos, empleados, soldados y policías, también sufrieron del secuestro, así como ganaderos o hacendados, empresarios industriales o comerciales. Muchas personas fueron varias veces secuestradas o perseguidas sistemáticamente antes del secuestro; unas regresaron, otras murieron en cautiverio (muchas a manos de sus captores) y otras aún continúan desaparecidas. El secuestro conlleva, según Gallego, daños y pérdidas irreparables a la libertad, la vida, la integridad y la humanidad; además, deteriora la salud mental de las víctimas y sus familias. Así mismo, conlleva al fin de proyectos productivos, pérdida de empleos e ingresos, paraliza la inversión y los proyectos que favorecen el desarrollo municipal y el de las regiones. Algo que no puede perderse de vista, según el mencionado estudio, es la relación del paramilitarismo y el narcotráfico, tanto en el marco del conflicto como del secuestro. Tema relevante para el maltrecho proceso de paz total que intenta llevar a cabo el gobierno,

Una conclusión fundamental de dicho estudio es que nada justifica el secuestro, ni en el “discurso de la justicia social ni tampoco en nombre de la defensa del orden establecido”. El secuestro mostró horrores que como sociedad no podemos dejar que se repitan. Historias como la del soldado Julio Jaramillo o de la familia Vélez White (de ahí surge el título del segundo estudio “Fue como un naufragio”) o de la misma familia de la investigadora Gallego no pueden volver a ocurrir; las cifras recientes, sin embargo, muestran lo contrario. Es un imperativo de sociedad no volver a caer en la indiferencia ante este renaciente flagelo. Si el gobierno quiere que Colombia sea potencia mundial de la vida tiene que, también, detener el auge terrible y desolador del secuestro.

Sigue leyendo

Te puede Interesar

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*