<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Carmen Elena Villa Betancourt
Columnista

Carmen Elena Villa Betancourt

Publicado el 10 de junio de 2020

Corpus Christi en cuarentena

Los católicos creemos en la presencia real de Cristo en la hostia consagrada y la Iglesia por esta razón ha establecido un día para celebrar la fiesta del Corpus Christi, es decir, la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo. Y lo hace setenta días después de la Pascua. En algunos lugares se celebra el día jueves mientras que en otros esta conmemoración se traslada para el domingo siguiente. El día festivo en Colombia es el lunes siguiente por la famosa ley Emiliani.

Es común que, durante esta fiesta, el sacerdote lleve la hostia en procesión en una custodia. Así los fieles salen a las calles para testimoniar su fe en la presencia real de Jesús en la Eucaristía. El Señor mismo instituyó este sacramento cuando le dio el mandato a los apóstoles en la Última Cena: “Haced esto en conmemoración mía” (Lc. 22, 19) y hoy, dos milenios más tarde, miles de sacerdotes alrededor del mundo (aún en medio del confinamiento y sin la presencia de fieles) siguen consagrando diariamente las especies de pan y vino.

Esta antigua celebración tiene sus orígenes en el año 1264, ya que más de un siglo atrás (1046) el teólogo Berengario de Tours comenzó a difundir su teoría que negaba la presencia real de Cristo en la Eucaristía. Por ello el Papa Urbano IV instituyó la fiesta del Corpus Christi con la bula Transiturus de hoc mundo, en la que dijo: «Es útil y digno que, en especial para confundir y refutar la hostilidad de los herejes, se recuerde la presencia de Cristo en el Santísimo Sacramento».

Lo que motivó al Pontífice de aquel entonces a instituir esta celebración fue el milagro eucarístico, ocurrido en la localidad de Bolsena, hacia el norte de Italia. El padre Pedro de Praga dudaba de la presencia de Cristo en la Eucaristía y por ello realizó una peregrinación a Roma para pedir volver a tener fe en ello. A su regreso a Bolsena celebró misa y en el momento de la consagración, la hostia comenzó a sangrar y manchó el corporal. La noticia llegó a oídos del Pontífice quien se encontraba en la vecina localidad de Orvieto y pidió que le llevaran allí el corporal. En la catedral de Orvieto reposa todavía este pequeño lienzo manchado con la sangre de Cristo.

La fiesta fue muy acogida por la religiosidad popular y fue a partir de ese momento que se instituyó que el sacerdote alzara la hostia en el momento de la consagración. Santo Tomás de Aquino fue encargado de preparar los textos litúrgicos para esta fiesta. Él fue quien escribió textos que luego se han convertido en cantos célebres como Pane lingua, Lauda Sion, Pains Angelicus, Adoro te devote y Tantum Ergo.

Este año no habrá procesiones multitudinarias y miles de fieles tendrán que abstenerse de comulgar en esta fiesta dedicada específicamente a la presencia real de Cristo en la Eucaristía. Será un momento para estar conectados de otra manera, quizás viendo las ceremonias a través de los medios tecnológicos, meditando en textos que hablen de la Eucaristía o viendo videos sobre los milagros eucarísticos. Además del ocurrido en Bolsena, hay muchos otros milagros que han sido analizados por expertos, quienes no han encontrado ninguna explicación científica. Esta fiesta pues, nos recuerda que “Jesús se ha convertido en nuestro alimento espiritual para proclamar la soberana dignidad del hombre, para reivindicar sus derechos y sus justas exigencias, para transmitirle el secreto de la victoria definitiva sobre el mal y la comunión eterna con Dios”, dijo San Juan Pablo II cuando visitó la catedral de Orvieto en 1990.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas