<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Invitado
Columnista

Invitado

Publicado el 10 de julio de 2019

DOMINANCIA EN EL SECTOR MÓVIL EN COLOMBIA

Por Marcelo Cataldo*
@marcelocataldo

1) La decisión que está en manos de la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) no es solo una cuestión de competencia entre privados; es una cuestión de país que compete a más de 40 millones de colombianos que se conectan a las autopistas digitales. Las cifras del país no son alentadoras: según la OCDE, Colombia es el segundo país de la organización con mayor nivel de concentración en el mercado móvil (sólo superado por México); esto impacta la competitividad del país en el sector, ubicándolo en la posición 52 entre 63 países.

Los más afectados por esta situación son los usuarios. La limitación de ofertas y los precios no competitivos dificultan el acceso a la conectividad móvil. Según cifras del Ministerio de las TIC, sólo 2 de cada 10 colombianos tienen acceso a internet móvil. En penetración de 4G, el país alcanza el 34 % de la población (países como Brasil, con 209 millones de habitantes, alcanzan una penetración del 60 %).

2) El sector de las telecomunicaciones en Colombia lleva más de cinco años a la espera de una decisión definitiva por parte del Gobierno sobre la dominancia de uno de los competidores en el mercado de voz y datos. Desde el año 2013, cuando el internet móvil comenzó su penetración definitiva en Colombia, los operadores en conjunto le han insistido a tres gobiernos diferentes que la dominancia de voz, declarada en 2009, se trasladaría a los datos, sin que haya habido una respuesta clara por parte de la CRC.

3) Las empresas privadas invertimos para mejorar la calidad de vida de los colombianos. Sin embargo, los aportes que realizamos, sin importar los montos, no nos exoneran del control que en materia de competencia ejerce la CRC. Por tanto, sugerir que las inversiones implican tratos diferenciales, iría en contra el espíritu de la competencia y el beneficio de los usuarios.

4) “Los competidores quieren ganar mercado por regulación”: Falso. El argumento publicado por el dominante no solo es falaz, sino que además desconoce los esfuerzos que han realizado operadores como Tigo para conectar a más colombianos. Tigo dobló la capacidad de 4G en solo 4 años y llegó a 30 nuevas ciudades con autopistas digitales fijas, invirtiendo en el país un promedio anual de 1 billón de pesos desde 2014. Lo que buscan operadores como Tigo son condiciones justas de mercado para seguir trabajando en su propósito de conectar cada vez a más colombianos.

Sin embargo, a pesar de nuestros esfuerzos, si no tenemos condiciones equitativas para seguir invirtiendo, los colombianos se verán empujados a tener una sola opción, no sólo en el mercado móvil sino también, en muy corto tiempo, en el mercado fijo.

5) Es falso que “El mercado móvil en Colombia es saludable y competitivo”. Se le ha manifestado al Presidente de la República que “el mercado no es dinámico, por la falta de competencia en el sector, generada por la alta participación de un operador en los servicios que, con su capacidad de determinar el mercado, influye en su bajo nivel de crecimiento. El operador dominante de voz, extiende su influencia hacia el mercado de datos, fijo y digital, de allí la urgente intervención que se requiere”.

6) Al revisar los informes de gestión, publicados en la web de los operadores competidores de Claro, están las grandes inversiones que se han hecho en el país. Después de los sectores minero energético y de la construcción, el sector telco es el que más ha invertido en Colombia en la última década.

7) La declaratoria de dominancia no es un castigo. En Colombia, es una medida de corrección del mercado. En 2009, se realizó una declaratoria en voz y las inversiones del dominante crecieron en esta década, lo que demuestra los beneficios de la medida. En distintas comunicaciones, Claro ha insistido en que la declaratoria “frenaría las inversiones”, hecho que no se produjo. Por el contrario, la declaratoria ayudaría a cumplir con uno de los propósitos del Gobierno: cerrar la brecha digital.

8) La CRC le solicitó un concepto a la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) respecto a un proyecto de resolución sobre el tema de dominancia. La sugerencia de la SIC fue clara: es necesario definir y soportar con la suficiente claridad el mercado en el que se necesitan las medidas y determinar los alcances que puedan tener.

9) Por cuenta de la dominancia, el despliegue de 5G se retrasaría. Este despliegue depende en gran medida de las condiciones para la inversión que tengan las empresas privadas. Somos el único país de la región que no ha asignado la banda de 700 Mhz y la penetración de 4G no supera el 45 %.

10) Existen riesgos de un monopolio en Colombia. La falta de decisión respecto de la dominancia en el mercado de servicios móviles y el comportamiento constante de concentración generaría un monopolio, beneficiando al dominante. Colombia, en caso de que no se tomen las medidas que corresponden, podría convertirse en el primer país de la región y de la OCDE que tendría un solo operador de telecomunicaciones.

* Presidente de Tigo.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

N. DJOKOVIC Y R. FEDERER
En Wimbledon, protagonizaron una de las finales más emocionantes de la historia: 4.57 horas. Ganó “Nole”.

$titulo

SANTIAGO JARAMILLO BOTERO
Una cosa son sus payasadas y otra los mensajes amenazantes a un concejal de Medellín en ejercicio.