<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Francisco de Roux
Columnista

Francisco de Roux

Publicado el 03 de julio de 2017

El evangelio en palabras de hoy

Dijo Jesús a sus apóstoles: «El que quiere a su padre o a su madre más que a mí no es digno de mí; y el que no coge su cruz y me sigue no es digno de mí. El que encuentre su vida la perderá, y el que pierda su vida por mí la encontrará. El que los recibe a ustedes me recibe a mí, y el que me recibe recibe al que me ha enviado; el que recibe a un profeta porque es profeta tendrá paga de profeta; y el que recibe a un justo porque es justo tendrá paga de justo. El que dé a beber, aunque no sea más que un vaso de agua fresca, a un pobre, solo porque es mi discípulo no perderá su paga, se lo aseguro».

Este texto duro y desafiante invita a una paráfrasis, en palabras de hoy.

Dijo Jesús: “El que ponga primero a su familia, a sus jefes políticos, o a sus amigos con plata, nada tiene que ver conmigo. Porque mis compañeros son quienes ponen primero al ser humano en la compasión por los excluidos y en el perdón a los destruidos por sus propios errores.

El que dedique su vida a conseguir riquezas, poder, o prestigio, la perderá. Y el que se entregue a satisfacerse a sí mismo también la perderá.

El que no se decida a amar gratuitamente a los demás, no es digno de mí. Y el que no practique este amor hasta incluir a los enemigos, no tiene nada conmigo.

El que se encierre en su zona de confort para idolatrarse en placeres los pocos años que dura la vida, la arruinará; y el que la arriesgue por los demás, la ganará.

El que se arriesgue a recibir a un profeta perseguido porque lucha la verdad y la reconciliación, recibirá la recompensa de profeta. Pues bienaventurados son los misericordiosos, y los que son perseguidos porque trabajan por la justicia.

Y el que tenga la audacia de escuchar la inspiración del misterio en el silencio y ponerla en práctica, y respete la dignidad de toda persona por igual, tendrá la plenitud verdadera.

No se equivoquen creyéndose más que los pobre, los desplazado, los enfermo, y los que son víctimas de sus propias barbaries. No sea que les caiga la ira de quien los amó primero y les dio la vida, pero no pudo contar con ustedes: “Váyanse malditos, al fuego eterno porque tuve hambre y no me dieron de comer, estaba desnudo y no me vistieron, en la cárcel y me despreciaron, llegué huyendo a su ciudad y no me recibieron”. Pues ese ser despedazado era yo, y ustedes, estúpidamente, no entendieron.

Esta es la cruz audaz y humana de quienes son dignos de mí. Difícil para todas y todos. Si no se arriesgan a tomarla, no se proclamen cristianos y católicos porque nadie entenderá qué están proclamando.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

INDUMIL

Con gran ingenio, la Industria Militar vuelca esfuerzos a producir equipos para atender la crisis.

$titulo

CIUDADANO AGRESOR

Sospechoso de tener coronavirus escupió a 8 policías que lo conducían al hospital, en Sabaneta.