<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

Estos son los beneficios de la religiosidad

Me parece evidente que la visión religiosa es mucho más precisa en cuanto a su descripción de la naturaleza humana, pero es además más útil a la hora de pensar en la virtud de las normas colectivas.

12 de septiembre de 2023
bookmark
  • Estos son los beneficios de la religiosidad

Por Javier Mejía Cubillos - mejiaj@stanford.edu

La religión en el mundo ha perdido ininterrumpidamente importancia desde comienzos del siglo XX. Yo soy un producto de eso. Al igual que la mayoría de las personas de mi edad en el hemisferio occidental, no me describo como creyente y no participo activamente de rituales religiosos. Además, y esto no sé qué tan representativo sea, tampoco tengo ninguna curiosidad particular por la idea de Dios. Hace muchos años, no pienso las preguntas grandes sobre la existencia de Dios, su unicidad, origen, o motivaciones. Siento que la ciencia hace una buena tarea ayudándonos a entender cada día más pedacitos de cómo funciona el mundo y nunca me ha interesado mucho analizar si eso es o no compatible con la idea de Dios en alguna de sus variedades. En ese sentido, ni siquiera me definiría como agnóstico o ateo.

Sin embargo, la religión como fenómeno social sí me parece bastante interesante. Entender sus orígenes como explicación del mundo y reflexionar sobre su utilidad me parece valioso. Me cuesta pensar que, por milenios, la humanidad gastara una fracción tan grande de sus recursos alimentando algo sin sentido. De hecho, siento que es todo lo contrario. Si se presta algo de atención, es claro que la mayoría de las religiones más exitosas de la historia ofrecen herramientas muy efectivas para comprender el comportamiento humano y para reflexionar sobre la moralidad individual.

Estoy pensando, en particular, en algunas de las reflexiones sobre cómo el ser humano navega los dilemas de lo correcto y lo incorrecto en la tradición del zoroastrismo. Dentro de esta tradición, en la que uno podría ubicar todas las religiones Abrahámicas —donde están la inmensa mayoría de variantes del judaísmo, el cristianismo, y el islam— existen nociones claras del bien y del mal, usualmente representadas en entidades o fuerzas específicas, cosas como los ángeles y los demonios, por ejemplo.

Y no solo es que se defina precisamente la existencia de estas fuerzas de lo bueno y lo malo; estas religiones, además, enfatizan cómo los seres humanos son unas criaturas expuestas permanentemente a dichas fuerzas y definen cómo el principal reto en la vida es diferenciar entre las acciones correctas en medio de circunstancias que pueden favorecer a las incorrectas.

Y quizá aquí convenga contrastar esto con las visiones de moralidad prevalentes en el mundo laico actual. En la opinión pública hoy, la reflexión moral suele darse con los lentes de una visión estática de víctimas y victimarios. Allí, las personas son buenas o malas y lo que la sociedad debe hacer es simplemente celebrar a las buenas y castigar perpetuamente a las malas. Esta es la visión que ha permitido la proliferación de los linchamientos públicos en años recientes, por ejemplo.

Noten que esto es diferente a la idea de seres humanos con conflictos internos que abundan en las religiones Abrahámicas. En aquellas religiones, proliferan las historias de personas que sistemáticamente hacen lo incorrecto, pero también de muchas que lo hacen solo una vez y se arrepienten, y de otra gran cantidad que ni siquiera termina de saber qué es lo correcto. Esta es una descripción más precisa de lo que es ser un humano y los dilemas morales permanentes a los que uno se enfrenta. Es además una visión que resalta la agencia individual. Aquí, las personas no son simplemente víctimas externas del mundo; por supuesto que el mundo las está empujando en muchas direcciones, pero cada persona suele ser vista como la responsable última de sus decisiones.

Desde esta perspectiva, me parece evidente que la visión religiosa es mucho más precisa en cuanto a su descripción de la naturaleza humana, pero es además más útil a la hora de pensar en la virtud de las normas colectivas que regulan el comportamiento individual. La idea del pecado y la redención responden a esto. El pecado, aunque inherente al ser humano, no es un atributo perpetuo del individuo. En todas las religiones Abrahámicas existen una serie de rituales, la inmensa mayoría de los cuales atañen arrepentimiento y reparación, que perdonan los pecados y abren la puerta para la reinserción integral a la sociedad de aquellas personas que han hecho cosas incorrectas.

Creo que reconocer esto es importante. Nos recuerda que la moral es bastante más parecida al estado físico que a la estatura. Ser alguien bueno tiene mucho más que ver con trabajar todos los días para ayudar a los demás y no lastimar a otros, que con nacer germinado por las virtudes de la bondad y la gentileza. Como sociedad, tenemos mucho que ganar de retomar esta visión.

Sigue leyendo

Te puede Interesar

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*