<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Juan David Ramírez Correa
Columnista

Juan David Ramírez Correa

Publicado el 04 de octubre de 2022

La desconfianza que UNE

Novelón completo el de la venta de las acciones que EPM tiene en Tigo UNE. Novelón que deja latente una sensación de desconfianza mayúscula frente a una administración que obliga a tener los ojos bien abiertos.

La poca claridad de la alcaldía sobre la destinación de los recursos que podrían entrar a las finanzas públicas hace pensar que estarán al garete del amaño político. A Daniel Quintero se le ha pedido destinación específica para esos dineros. Que exista una especie de blindaje puesto al servicio al desarrollo. Pero no, hasta hoy, poca claridad frente a la petición. Al contrario, cada justificación sobre el a dónde irán los recursos conduce a un mismo punto: Dudas.

Dudas que dejan entrever una suerte de billetera burocrática, clientelista y populista esperando por esos dineros. ¿Un cheque en blanco? Eso sería vergonzoso.

Desde la administración han sido porfiados. Dicen que todo lo que pasa es obra y gracia del Centro Democrático y de los intereses de un montón de bandidos que hacen parte del imaginario del alcalde. Eso es apelar a la fórmula de la narrativa que construyó el alcalde y que hoy tiene cansados a miles de ciudadanos, los mismos que marcharon copiosamente hace ocho días en una muestra de rechazo no solo al gobierno nacional, sino también a la figura de Quintero.

$ 2,8 billones en juego. Es cierto. Claro, hay riesgos administrativos frente a la posibilidad de no poder hacer líquidos dichos recursos por el hecho de no liberar la cláusula para enajenar dichas acciones. Cláusula que, por lo demás, vence en 2024. Ese argumento es el que están moviendo desde el oficialismo en una actitud de desespero de padre y señor mío. Incluso el alcalde es el que más apela a eso. Basta con levantarse el domingo pasado y leer un tweet que publicó a las 9:30 a. m. “Feliz domingo para todos menos para los que le quieren regalar 3 billones de la plata de la gente a Tigo”.

¿Eso es sensato en un mandatario? No.

Entonces, hay que asumir el tema con responsabilidad, razonabilidad y transparencia. Son muchas las voces que han dicho, ¡ojo, ojo, ojo, ojo! Menciono simplemente la voz de Felipe Vélez, exsecretario de Planeación del municipio, quien lidera un colectivo llamado Medellín Vuelve a Brillar: “Física y pura desconfianza”. Eso es contundente. “Ojalá haya una forma de extender la cláusula de protección del patrimonio para que sea la próxima administración la que decida”. Eso es sensato, propositivo y salido de cualquier politiquería y cálculo como los de hoy.

Nadie va a discutir que se busque un buen negocio, pero esto va más allá de ser un asunto financiero y de patrimonio público. Se trata de ejercer control real, control sobre una administración que genera desconfianza en muchos, porque, como se ven las cosas, podemos estar ad portas de un muy mal negocio.

Qué paradójico... hoy la desconfianza es la que une para proteger a UNE 

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas