<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
David Santos Gómez
Columnista

David Santos Gómez

Publicado el 21 de mayo de 2019

La inesperada carta de Cristina

Hace ocho días, en este mismo espacio, hablábamos de las posibilidades de una candidatura presidencial de Cristina Fernández de Kirchner en Argentina. De la insistencia de sus seguidores para que se lanzara contra Mauricio Macri en octubre y del pavor que crece entre aquellos que la consideran un retroceso político. Pues bueno, ante todo pronóstico, el pasado sábado Cristina dio un mazazo de opinión al anunciar su candidatura... a vicepresidenta.

Muy temprano en la mañana publicó en su cuenta de twitter un video en el que contaba de qué forma Argentina necesitaba más unidad que caudillos y más propuestas que nombres, por lo que había decidido ser la fórmula vicepresidencial de Alberto Fernández, antiguo jefe de gabinete de Néstor Kirchner. Alberto y Cristina como dueto: Fernández y Fernández.

Nadie lo vio venir. Ni analistas, ni gobierno, ni oposición. Ni siquiera el peronismo que aseguraba que la candidata era ella. Nadie esperaba que una mujer a la que se le critica por su ego y su soberbia dijera que las riendas del proyecto las debía llevar otro. Otro, además, que fue en el pasado crítico feroz de su gobierno.

Alberto Fernández sale de las entrañas del primer kirchnerismo, pero es lejano de la presidencia de Cristina, con la que peleó. Es visto como un moderado de izquierda y como un hombre que puede sumar a un electorado que se rehúsa a votarla a ella, pero que está dispuesto a buscar alternativas. Un hombre de consensos que se hará fuerte con el respaldo en las urnas que ofrece la expresidenta, mientras ella guarda prudente distancia.

Es obvio que distancia no significa que Cristina juegue un papel secundario. Incluso, lo difícil será balancear una boleta en la que la candidata a vice opaca al que pretende ser presidente. Eso se sopesará después. Por ahora, la fórmula emociona a la oposición.

En la otra esquina Macri está preocupado. Algunos le recomiendan retirarse para que el oficialismo busque otro nombre. Él se rehúsa y repite que “Argentina no quiere volver atrás”.

La calle, sin embargo, late a otro ritmo. Quizá la gente no quiera el pasado, pero es evidente que odia el presente y, con nostalgia, se pregunta si no estaba mejor hace un par de años. Un razonamiento inevitable y suficiente para que Fernández y Fernández triunfen, más aún si Cristina dirige la obra tras bambalinas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

ANTIOQUIA LE CANTA A COLOMBIA

Ofreció de nuevo un maravilloso espectáculo y renovó la buena salud de la música autóctona colombiana.

$titulo

ASESINATO DE HINCHA

Yeison Arley Garzón, de 28 años, hincha de Millonarios, fue asesinado en Bogotá por hinchas del América.