<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
El País
Columnista

El País

Publicado el 22 de enero de 2022

O trabajador o inmigrante

Por Najat El Hachmi

redaccion@elcolombiano.com.co

Una vez se me ocurrió presentarme a delegada sindical. Mis compañeros eran de distintos orígenes, algunos inmigrantes, otros no. Me animaron a representarlos sin que para ellos tuvieran relevancia nuestros distintos lugares de nacimiento. Y no es que no hubiera fricciones por razones culturales o religiosas, es que este tipo de conflictos eran menos importantes que los que nos afectaban a todos como trabajadores. Sufríamos la misma precariedad, los mismos salarios bajos y la misma dureza en las tareas de las que nos ocupábamos. Lo cual no impedía que algunos “autóctonos” se dejaran seducir por el perverso relato que responsabilizaba a los inmigrantes de sus malas condiciones laborales. Como si el que viene de otro país llevara en los genes cierto grado de masoquismo y una inherente vocación de sacrificio que le hace disfrutar la discriminación y le guste cobrar menos por trabajar más. Lo lógico después del esfuerzo titánico que le ha supuesto el proceso migratorio.

Esta división de los trabajadores ha sido exacerbada y difundida más desde los discursos políticos que desde quienes conviven día a día, codo con codo. Con bulos y mentiras, algunos partidos han intentado explotar el malestar del precariado culpando al inmigrante de todos los males o bien, en la dirección opuesta, atribuyendo a los trabajadores el racismo. A los pobres se les ha sacado siempre mucho partido y el discurso dominante ha depositado siempre en ellos la incultura, el desconocimiento, la delincuencia, la maldad, el mal gusto y el machismo. Ahora también nos quieren convencer de que los pobres son más racistas que los ricos, en un nuevo ejemplo de clasismo.

Lo cierto es que, como el resto de trabajadores, los inmigrantes también aspiran a ganarse la vida en condiciones dignas, por algo se fueron de sus países. Si no pueden tener un papel más protagónico en las luchas sindicales es por la misma razón por la que yo acabé por no presentarme a delegada: por pura precariedad. Cuanto peores sean sus derechos, peores serán los del conjunto de los trabajadores. La consideración de ilegales, la dificultad en la obtención y renovación de permisos de trabajo o los salarios más bajos impiden que puedan sumarse a las movilizaciones del conjunto. Quienes están en la base saben que esto es así. Los que difunden bulos del tipo “los inmigrantes os quitan el trabajo” son quienes más se benefician de esta división  

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas