<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 22 de julio de 2019

¡Otro que “nos está matando”!

Por José David Chalarca S.

Universidad de Antioquia
Programa de Periodismo, semestre 3
josechalarca1@hotmail.com

Me dirigía junto a algunos compañeros al conversatorio “Clásicos del horror de autores varios”, organizado entre Comfama y el Metro de Medellín, para escuchar sobre los cuentos de Edgar Allan Poe, de la colección Palabras Rodantes. En el camino, por el cruce de la Avenida Oriental con la calle Ayacucho, vi una señora que sostenía un cigarrillo en su boca, mientras decía al aire libre: ¡Nos están matando!

Me quedé pensando sobre ello. Aunque no escuché todo lo que dijo, eso fue lo que se me vino a la mente. Luego, recordé un artículo que leí hace poco de la Organización Mundial de la Salud sobre que el tabaco mata cada año a más de 8 millones de personas.

Según el Ministerio de Salud, en Colombia el tabaco cobra la vida de 88 personas por día. En promedio, cada 20 minutos muere un colombiano por enfermedades asociadas al tabaquismo.

Es verdad, estamos muriendo. Sin embargo, no propiamente porque alguien más lo haga por nosotros, somos nuestros propios verdugos. Los cigarrillos son las balas y nosotros apretamos el gatillo. Como si no hubiera ya suficiente con las muertes que deja a diario el conflicto. Si hay muertes que se pueden evitar, son estas.

En Colombia, el 21 de julio de 2009 entró en vigor la Ley 1335 de 2009 (Ley Antitabaco), encargada de garantizar el derecho a la salud, de niños, niñas y adolescentes. Además, ha ayudado a prevenir las muertes que ocasiona este vicio. Desde que se implementó, el consumo del cigarrillo disminuyó 5,9 % entre el año 2010 y 2017.

Gracias a esta ley, se prohibió la venta de productos de tabaco a menores, se reguló su consumo, y se eliminó la publicidad y promoción de los cigarrillos.

El balance de los últimos años, ha sido positivo; dejando al país fuera de la lista de los más consumidores de cigarrillo de Latinoamérica que encabezan Bolivia y Chile.

Sin embargo, aún persiste la problemática de ‘menudeo’, fomentada principalmente por tiendas de barrio, vendedores informales, comerciantes de bares, clubes, discotecas y restaurantes. Aún falta regular este tipo de venta que facilita el acceso de cigarrillos a niños, niñas y adolescentes.

Es necesario buscar nuevas medidas para evitar que se incumpla el artículo 3 de la ley 1335 de 2009, que habla de prohibir la venta de cigarrillos con presentaciones que contengan menos de diez unidades.

*Taller de Opinión es un proyecto de
El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

CAMPEONES CLÁSICO

Ayer fue la premiación de los campeones de todas las categorías del Clásico EL COLOMBIANO.

$titulo

CHARCOS MORTALES

Apropiaciones de aguas, incumplimiento de normas o alicoramiento, generan ahogamientos y tragedias.