<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Ramiro Velásquez Gómez
Columnista

Ramiro Velásquez Gómez

Publicado el 07 de agosto de 2015

Qué pena tan poca Ciencia

Resulta difícil de creer pero invierten más en ciencia países africanos como Senegal, Malí y Etiopía que Colombia, que invierte lo mismo que Burundi y Namibia.

Sí, nosotros que nos creemos más que los africanos.

Demasiado contradictorio el discurso eterno de nuestros gobernantes: se necesita crecimiento económico, pero se reduce la inversión en ciencia y tecnología. Para 2016, ¡una vez más!, el gobierno anunció un recorte del 20 % en el presupuesto para Colciencias.

Tiene razón Dolly Montoya, vicerrectora de Investigación de la Universidad Nacional al decir que “no se puede pensar en desarrollo si no se invierte en ciencia y tecnología, pues es justamente con estos aspectos que se resuelven los problemas de la sociedad”.

Hace unas semanas nos decía el subdirector de Colciencias, Alejandro Olaya, que Colombia destina 0,2 % del PIB a ciencia y tecnología, cuando el promedio de América Latina es 1,5 y los países de la OCDE andan por el 2,4 %.

Y agregaba: al considerar la innovación, la inversión nacional pasa al 0,5 %. Otro dato preocupante: se invierte más en innovación que en ciencia, cuando la generación de conocimiento básico es esencial para innovar: nos limitamos a copiar lo que otros hacen.

“La principal problemática de no invertir en ciencias básicas es que se debilita el eslabón de la cadena que genera nuevas ideas y conocimiento. Esto hace que el país siga siendo apenas un consumidor de tecnología”. Contundente la vicerrectora.

La situación mejoraría, según Olaya, pues en el Plan de Desarrollo se consignó llegar al 1 % de inversión a 2018 (con 24 años de rezago tras la famosa Misión de Sabios que eso propuso en 1994).

Bueno, se descachó: el primer año del Plan de Desarrollo también tendrá un faltante enorme: no se podrá cumplir. Analistas hablan de 24 billones menos para 2016.

Y no se puede recurrir a los dineros de regalías, pues con muy pocas excepciones se están invirtiendo en innovación social y tecnológica, no en generación de conocimiento.

Los países asiáticos que tanto se citan, y a los que nos queremos acercar, aumentaron 9 % la inversión en investigación en la década pasada. Corea destina hoy el 4 % y Singapur el 2,1 %.

Se prefiere cerrarse al conocimiento para perpetuar el atraso y la pobreza. Pasarán los años y así seguiremos, como murió García Márquez, miembro de la Misión, esperando ese 1 % que todos los gobiernos negaron.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

N. DJOKOVIC Y R. FEDERER
En Wimbledon, protagonizaron una de las finales más emocionantes de la historia: 4.57 horas. Ganó “Nole”.

$titulo

SANTIAGO JARAMILLO BOTERO
Una cosa son sus payasadas y otra los mensajes amenazantes a un concejal de Medellín en ejercicio.