<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Juan Gómez Martínez
Columnista

Juan Gómez Martínez

Publicado el 20 de febrero de 2020

SIN DUDA, UN ASESINATO

Las altas cortes –en particular la Constitucional– fijaron el plazo de hasta cuántas semanas de gestación se podía practicar el aborto sin que se convirtiera en un asesinato. Supongo que de esas semanas en adelante ya se puede considerar homicidio.

Al niño, ya con nombre, Juan Sebastián, lo mataron. Siete meses de vida en el vientre de su madre, de siete meses muchos han nacido en forma natural y muchos otros por cesárea para salvar la vida de la madre o de la criatura que está mal colocada o tiene algún problema salvable con la cesárea. A Juan Sebastián lo mataron en el vientre de la madre, supongo que los que lo mataron, aun conservaban cierto sentido de la vida. Verlo llorando por fuera del vientre después de la cesárea era demasiado acusador para los que le pusieron una inyección en el corazón para no verlo vivo.

Pasadas las catorce o veintiuna semanas de embarazo –no recuerdo cuántas– según las altas cortes, no se puede matar a la criatura en el vientre de la madre o después de una cesárea. Este crimen se hizo a las 28 semanas. ¿Será otro crimen impune?

Todavía se discute cuándo empieza la vida. No tengo idea de eso, pero una experiencia que viví me hace pensar que la vida empieza en el momento de la concepción. Considero que hay vida cuando hay movimientos autónomos. Movimientos que no dependen de otros. Una piedra no se mueve si no hay participación de algo extraño, la piedra no es un ser vivo. Un vegetal tiene movimiento interno, la savia sube, el tronco crece, las ramas se desarrollan, aunque el árbol no se puede desplazar, sí tiene movimiento y es un ser vivo.

El hombre es un ser racional y eso lo diferencia de los animales que son irracionales, pero tienen vida, se mueven solos, tienen autonomía para moverse. Son seres vivos.

Hace muchos años tuve la oportunidad de visitar el laboratorio de biología en la Universidad de Antioquia. Un científico hacía experimentos para la reproducción de la sabaleta. Este es un pez que vive en muchos de los ríos colombianos. El científico nos mostró en un platillo un huevo de sabaleta que había extraído del animal hembra. Nos hizo ver ese huevo por el microscopio. Una pequeña esfera inerte, inmóvil. Le extrajo el semen a un macho y lo regó sobre el huevo en el platillo. Nos hizo nuevamente mirar por el microscopio. ¡Había vida, el interior del huevo se movía! Unos segundos después de fecundarlo, nos mostraba que era un ser vivo, tenía movimientos autónomos, no dependía de nadie ni de nada para moverse. Definitivamente la vida empieza en el momento de la concepción.

A los seres humanos los están asesinando, sea que tengan unos días de vida, unas semanas o meses. Lo más grave, es que es con autorización de la justicia. El caso de Juan Sebastián sobrepasó los términos dados por la justicia, sin duda es un asesinato. La justicia debe proceder.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

CONCURSOS LITERARIOS

Varias editoriales tuvieron la iniciativa de invitar a premios de cuento. Creatividad en medio de la crisis.

$titulo

ADULTO MAYOR INDISCIPLINADO

Un señor de 79 años violó en tres ocasiones la cuarentena en Venecia, Antioquia. Fue detenido.