<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Beatriz de Majo
Columnista

Beatriz de Majo

Publicado el 19 de enero de 2022

Una lupa sobre Ucrania y Taiwán

El mundo sigue con preocupación la refriega que está en curso entre Estados Unidos y Rusia a consecuencia de la agresividad de Moscú en Ucrania, un espacio geográfico que configura un área de influencia vital para el régimen ruso.

En Pekín los altos jerarcas del gobierno no le quitan el ojo de encima al desencuentro porque este pone de relieve elementos dicientes para interpretar a cabalidad la política externa de Estados Unidos y la estrategia manejada por Joe Biden en un momento en el que el poderío norteamericano está siendo cuestionado ante la opinión mundial. Pero, sobre todo, porque resulta ser una manera de interpretar las actuaciones que la primera potencia mundial pudiera eventualmente repetir en torno a otra área de actuación candente y de mayor importancia aún para los chinos: Taiwán.

En el caso de Ucrania, Biden siente a su país desafiado en su poderío. En este episodio de nueva Guerra Fría, el mandatario americano ha sabido rodearse de sus socios europeos y de la Otan para mostrar los colmillos. Verse obligado a hacerle frente a una alianza de este porte juega una importante carta para contener la agresividad militar de Putin. Su capacidad de negociación ha sido, en efecto, limitada.

En el caso de Taiwán, las cartas de Washington están siendo diferentes. Las constantes incursiones chinas en el espacio aéreo del estrecho marítimo que separa a China de la isla no dejan frío al adversario norteamericano, pero sus actuaciones están siendo menos frontales y bastante más estratégicas. En los dos últimos años esta zona ha sido el escenario de ejercicios militares chinos encaminados a intimidar al gobierno de Taipei. La respuesta norteamericana se ha orientado más bien a establecer estrechos lazos económicos con la isla, al tiempo que ha invitado a su gobernante, hace apenas un mes, a la reunión Cumbre sobre la Democracia, a pesar de que Estados Unidos comparte el postulado político de “una sola China”.

El desconcierto de los estrategas chinos es, pues, comprensible. Todo hace pensar que la disposición de Washington a actuar por las armas si llegara a haber una agresión militar de China a Taiwán sería mayor que en el caso hipotético de que Rusia fuera más lejos con las armas en Ucrania. Si la reunificación de China y Taiwán intentara hacerse por el lado de la fuerza, cuesta creer que Norteamérica y sus aliados jugarían una carta blanda, como pareciera ser el caso con Moscú hasta el presente. Y las opciones americanas son unas cuantas, pasando incluso por la de destruir las instalaciones industriales de la primera fabricante mundial de circuitos integrados, que, a la vez, es la principal proveedora china de estos elementos.

Todo este juego de poderes de la escena internacional está siendo examinado con lupa en los edificios de la Plaza de Tiananmén, pero otros elementos internos también juegan un papel vital en la escogencia entre las alternativas de acción frente a Taiwán.

El terreno que pisa el mandatario Xi es resbaloso. En la persecución de esa preeminencia global que es ya obsesión para la primera figura china, el líder debe moverse con extrema prudencia. No se le pasa por alto al timonel de la gran nación el impacto que tendría en su popularidad iniciar un movimiento militar en contra de la isla cuando parte la ciudadanía china se percate de que verá partir a sus hijos a la guerra.

Ello sería devastador para su más caro proyecto, que es el de permanecer al frente de los destinos de su país.

Tampoco el Partido Comunista lo acompañaría si viera en peligro su rol determinante sobre el conglomerado chino 

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas